Superfoods, el libro que explica qué comer y qué no

La autora de "Zumos verdes" regresa con un libro que consta básicamente de dos partes.

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Carla Zaplana

(España, Madrid. dpa) -. Hay alimentos que en pequeñas cantidades aportan vitaminas, minerales, enzimas digestivas y otros micronutrientes que son clave para la salud: son los superalimentos o “Superfoods”, como se titula el nuevo libro de Carla Zaplana dedicado a presentarlos y explicar sus propiedades.

La autora de “Zumos verdes” regresa con un libro que consta básicamente de dos partes, una primera con la presentación de estos alimentos, algunos muy exóticos pero otros cercanos, y una segunda con recetas para experimentar. Todo centrado además en ingredientes vegetales y, dentro de lo posible, crudos.

“Siempre digo que el cuerpo puede ser como un coche. De qué nos sirve un Ferrari con asientos de piel y la mejor gasolina del mundo si no tenemos una llave para encender el motor. Estos micronutrientes son los que nos ayudan a que nuestro coche o nuestro esqueleto funcione” explica a dpa la autora, especialista en nutrición y diética por la Universidad Ramon Llull de Barcelona.

En medio de nuevas tendencias alimentarias no siempre coincidentes en cuanto a propuestas, como la llamada dieta paleolítica (que propone volver a los productos consumidos por el ser humano en la época de las cavernas), el veganismo o el crudivorismo, Zaplana subraya que lo que todas tienen en común es la propuesta de comer productos mínimamente procesados, “lo más natural posible”.

Algunas de las recetas del libro pueden resultar complicadas de reproducir a la hora de encontrar productos como algas dulse o frutos como la lúcuma o el camu-camu, pero en otros casos se trata de elementos cercanos como el aguacate o la miel cruda y el propóleo.

Zaplana subraya que la intención del libro es precisamente intentar introducir estos nuevos alimentos, que “poco a poco vamos a ir viendo más en los supermercados”. “Y también fijarnos en que los superalimentos no son sólo aquellos que vienen de Mongolia o de Perú, sino que en todas partes tenemos superalimentos como son las hojas verdes, los brotes y germinados, el polen de abeja, la miel, las setas”.

La “coach” de salud, que vive actualmente en California, cree que el avance de la alimentación sana es una tendencia imparable y global. “Esto se ve en las calles, en los comercios que producen productos ecológicos, alternativos, restaurantes con opciones más vegetales o más veganas, y en las conversaciones de las personas”.

Para que no se limite a las personas informadas o a aquellas con mayor poder adquisitivo, la autora cree que es fundamental informar de “lo malos que son los alimentos procesados, los azúcares refinados y todas las harinas refinadas, y educar a la gente que consumir esto lo que hace es enfermarlos”.

“No hace falta entrar en estos ‘superfoods’, se puede potenciar el consumo de semillas, frutos secos, semillas de girasol, o las legumbres y cereales no refinados. Todos estos son alimentos que deberían consumirse más y no espaguetis con salsas con cremas y llenas de productos derivados”, señala.

Puede parecer muy práctico y barato comprar una hamburguesa por 1,5 euros, “pero a la larga sale mucho más caro invertir sólo 1,5 euros en una hamburguesa que seis en una ensalada”.

EN SU LISTA DE ALIMENTOS QUE ABRÍA QUE ERRADICAR ESTÁN:

Además de los procesados, los lácteos. “Son muy acidificantes y provocan muchos problemas de respiración, en las articulaciones, alteran nuestro sistema hormonal”.

También los azúcares refinados. “El azúcar blanco es superadictivo. No sólo puede provocar sobrepeso y obesidad infantil, sino que crea una adicción muy superior a la de la cocaína”, señala recordando un experimento hecho en un laboratorio de Francia con ratones, en el que los animales se volvían mucho más locos por el azúcar que por la droga.

Gran parte de lo que recomienda Zaplana recuerda a la dieta mediterránea tradicional en los países del sur de Europa, basada en frutas, legumbres, cereales, pescado, huevos y pocas cantidades de carne. Pero ¿cuánto de esta dieta es lo que realmente se conserva?

“¿Cuántas veces al día una persona come hoy carne? Hay pechuga de pavo con el bocata por la mañana, solomillo para comer y pescado para la cena, es decir que esta persona come proteína de origen animal en todas sus comidas. Esto no era así antes, estamos abusando de ello”, subraya.

Habría que potenciar mucho más el consumo de productos vegetales y también “otra cosa que va más allá de la alimentación pero que me gusta mucho, que es compartir las comidas. El hecho de estar comiendo en comunidad, compartiendo la mesa con alguien, también te nutre”.

Categoría: Mundo | Claves: Carla Zaplana Madrid Superfoods