NYT: El día que le escribí a ‘Carlos El Chacal’ y reabrieron un caso de asesinato

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- El periodista Adam Golman escribió un artículo para el periódico The New York Times en el que reseña la peculiar historia detrás del asesinato de un agregado militar israelí que fue asignado a la embajada de ese país en Washington y cómo ante todo pronóstico, mantuvo una comunicación con el terrorista venezolano, Ilich Ramírez Sánchez, que obligó a las autoridades norteamericanas a reabrir el caso.

A continuación puede leer un extracto del artículo:

Le escribí a ‘Carlos El Chacal’ y el caso de asesinato de un israelí fue revivido

Adam Golman

La primera vez que escuché sobre el Coronel Yosef Alon, un diplomático israelí, fue mientras trabajaba como reportero en Nueva York hace casi una década. El Coronel Alon recibió un disparo fatal en julio de 1973 mientras salía de un vehículo en su casa ubicada en Chevy Chase, luego de una fiesta a la que había asistido en compañía de su esposa. El FBI nunca resolvió el caso.

En aquel momento, yo tenía curiosidad por saber por qué el FBI nunca encontró a los asesinos del Coronel Alon. El caso sin resolver era extraordinario: ningún oficial israelí había sido asesinado antes en los Estados Unidos. Fue la mayor investigación que el FBI había conducido hasta la fecha.

Eventualmente publiqué un extenso artículo en 2007 sobre la investigación del FBI sobre la muerte del Coronel Alon, un agregado militar asignado a la Embajada de Israel en Washington. Mi publicación revelaba que la CIA pensaba que el ataque podría haber sido llevado a cabo por terroristas palestinos.

Actuando por una corazonada, le envié una copia del artículo a un hombre que quizás podría saber algo del asesinato: Ilich Ramírez Sánchez, el terrorista venezolano y musulmán mejor conocido como Carlos El Chacal. Él no fue difícil de encontrar. Estaba recluido en una prisión francesa, cumpliendo una cadena perpetua por la muerte de dos agentes de seguridad franceses en 1975.

Para mi sorpresa, el señor Ramírez escribió al año siguiente. Dijo tener información sobre el asesinato. “El contacto con los voluntarios que ejecutaron la operación en Washington se perdió hace mucho tiempo”, escribió. Teniendo en cuenta la distancia, agregó que podía “revelar la forma inusual en el que la Operación Alon se llevó a cabo”…


Para leer el artículo completo, puede hacer click aquí…