Inflación y escasez de repuestos le dificultan a los venezolanos movilizarse

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium). Toda una travesía de nunca acabar se ha convertido mantener a raya los vehículos y autobuses esenciales para el venezolano. De manera que la crisis económica ha disminuido la importación de repuestos automotrices, lo que de manera evidente trae consigo sobreprecios y carencia del servicio de transporte, reseñó EL Universal.

En el mercado no se encuentran los repuestos y de ser así, marcan precios descomunales, lo que no permite la compra de los mismos. Por una parte, los carros privados se ven paralizados por sus propietarios y por otro, los transportes públicos se ven mermados en las calles de Venezuela.

Fernando Rosete, dueño de una reconstructora de motores, asegura que la venta de repuestos ha tenido una venta acelerada en los precios y hay un repliegue en la venta de los productos que ofrece porque las personas no pueden comprar con el sueldo que poseen en la actualidad.

Rosete aseguró que los respuestos de mayor escasez “son los provenientes de los Estados Unidos”.

Las partes de los vehículos de fabricación americana son reemplazados con productos subfabricados en China, que no son de la misma calidad, entonces tienes una desproporción entre lo que vendes y lo que recibes en garantía.

El empresario también subrayó que compró un alternador y que tuvo que recurrir a tres proveedores diferentes, cosa que aumenta el costo del producto y destacó que lo que le pudo haber costado 180.000 mil, le debitó 650.000 mil. En este mismo hilo, indicó que las ventas de su negocio han decaído en un 30 % en lo que va del año 2017.

Por otro lado, habló de los productos que más se venden, “los productos que más se venden son las bases para motores que cuestan alrededor de Bs 250 mil, lo que empezando el año costaba Bs 45 mil. Las piezas que se reconstruyen están por lo menos en Bs 90 mil, anteriormente estaban en Bs 2.500”, destacó en referencia a los precios de los productos.

Entre las fallas que ve el negociante es que a los autobuses se le colocan repuestos usados mientras se consiguen nuevos, de la misma manera detalló que si no se consiguen en Venezuela, se consiguen en Colombia.

Por último aprovechó para sugerir al Gobierno Nacional que deje de subsidiar el pasaje a las personas de la tercera edad y que cese el pasaje estudiantil en la unidades de transporte público, para mejorar la situación que vive el sector hoy día.