El gobierno de Maduro, empantanado en la crisis

La oposición asegura que Maduro no pasa de este año, pero el presidente promete estar dentro de tres años celebrando la conclusión de su gobierno con un país más socialista.

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Reuters

(Caracas, Venezuela. AFP).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cumple este martes la mitad de sus seis años de gobierno, en una jornada en la que la oposición se movilizó en todo el país para presionar por un referendo revocatorio de su mandato.

Bajo el lema “nadie detendrá el cambio”, la dirigencia opositora celebra un foro público en el este de Caracas, y habilitó 1.500 puntos de información en todo el país para reclamar al Consejo Nacional Electoral (CNE), al que acusan de aliado del gobierno socialista, que despeje el camino hacia el revocatorio.

El referendo legalmente puede ser solicitado una vez que el mandatario cumpla la mitad de su gobierno, pero para activar el proceso de recolección de cuatro millones de firmas requeridas para la convocatoria de la consulta, el CNE pide primero 200.000.




ENMIENDA CONSTITUCIONAL

Multiplicando su ofensiva contra Maduro, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que controla el Parlamento por primera vez en 17 años de hegemonía chavista, también prevé presentar esta semana en la Asamblea Nacional una enmienda constitucional para acortar el mandato presidencial.

“La activación de las salidas democráticas y la convocatoria del pueblo a cabildo son para revocar el deterioro de la calidad de vida e incluso el desprecio público. Queremos un cambio,queremos hacerlo con los votos del pueblo, en paz y por la paz”, afirmó el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba.

Mientras tanto, en su tercer aniversario de gobierno, Maduro encabezará al mediodía una gran marcha de seguidores para conmemorar el inicio en 1810 de la lucha por la independencia del dominio español. “La patria no se rinde”, reza la convocatoria.

“Hoy decimos nuevamente no al imperialismo (…) y el Pueblo en la calle reafirmará su fuerza Revolucionaria”, destacó el presidente socialista en su cuenta de Twitter.

EMPANTANADOS EN LA CRISIS

Tres años después de la investidura de Maduro, en relevo del líder Hugo Chávez, fallecido en marzo de 2013, Venezuela está sumida en una profunda crisis institucional y una dura situación económica, que el mandatario atribuye al derrumbe de los precios del petróleo y a una “guerra económica de la derecha” para desestabilizar a su gobierno.

“El gobierno no ha sabido cómo enfrentar esta crisis. Ya sea la guerra económica, el imperio, los marcianos, a la final el resultado es el mismo. Tiene tres años siendo incapaz de atender el problema. La situación empeora y empeora”, declaró a la prensa el economista Luis Vicente León, presidente de Datanálisis.

La oposición culpa al modelo socialista y a la corrupción de la que acusa al gobierno de las angustias del país petrolero, que tiene la inflación más alta del mundo (180,9% en 2015) y una escasez de alimentos y medicinas que provoca largas filas en los supermercados y en las farmacias.

“Queremos un cambio de modelo para superar esta crisis, exigimos al CNE que nos entregue las planillas recolectar las firmas. Este mismo año los venezolanos tenemos que decidir si queremos seguir en esta crisis o mirar hacia el futuro”, dijo en el llamado foro público el diputado Miguel Pizarro.

Pero analistas constitucionalistas como José Ignacio Hernández advierten que las intenciones de la oposición chocarán con el poderoso Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), al que el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, llama “bufete jurídico” del gobierno.

El TSJ declaró inconstitucional una ley de amnistía para opositores presos, una reforma con la que el Parlamento intentaba recuperar el control del Banco Central, y eliminó facultades de control del Legislativo sobre los poderes Judicial y Electoral, entre otros fallos que dieron al traste con decisiones tomadas por la MUD desde que asumió el mando de la Asamblea el 5 de enero.

AMENAZAS

El mandatario ha advertido que evaluará una propuesta de acortar el periodo del Parlamento si éste insiste en la enmienda para abreviar su gobierno.

“Hay dos caminos: o se llega a un acuerdo y se abren las puertas institucionales o se persiste en aniquilar la Asamblea. Ahí vamos a tener una conflictividad política que al no encontrar canales institucionales para una solución pacífica, junto a una conflictividad social, nos coloca en un escenario bastante comprometido”, aseguró a la AFP Hernández.

La oposición asegura que Maduro no pasa de este año, pero el presidente promete estar dentro de tres años celebrando la conclusión de su gobierno con un país más socialista.