Urbanización Santa Fe a merced del hampa y fallas en los servicios

La Asociación de Vecinos Santa Fe indicó que ocurre al menos, un plagio a la semana

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – A principios este mes, una septuagenaria fue hallada muerta dentro de su apartamento en la urbanización Santa Fe del municipio Baruta, estado Miranda. Se presume que la anciana fue sometida y asfixiada por delincuentes que ingresaron a su vivienda para robarla. Con este hecho, se han contabilizado ocho robos de este tipo en la zona en lo que va de año.

“En la mayoría de los robos a apartamentos las víctimas han sido despojadas de joyas, dólares y otros objetos de valor”, dijo para Últimas Noticias Andreína González, vecina y víctima del hampa en el sector.

Pero los delitos no se quedan ahí, también arrecian los hurtos a las piezas de vehículos, mientras que los secuestro siguen en aumento.

La Asociación de Vecinos Santa Fe indicó que ocurre al menos, un plagio a la semana, generalmente entre 5:00 am y 7:00 am o 6:00 pm a 9:00 pm. Según los vecinos los plagiarios solicitan altas cantidades de dinero en dolares para liberara a las víctimas.

Hasta ahora la comunidad en trabajos en conjuntos con el cuerpo se seguridad del municipio, han implementado varias medidas de seguridad, pero sin éxito. La última medida fue la instalación de cámaras de seguridad en la zona, las cuales están conectadas al centro de emergencia de Polibaruta. Igualmente se aprobó en asamblea de seguridad patrullaje en las adyacencias de los colegios de la zona, donde se han reportado varios atracos a estudiantes.

SERVICIO DE AGUA

El  agua potable es otro “dolor de cabeza” para estos baruteños. Las familias deben cancelar hasta 24 mil bolívares en camiones cisternas, que debe rendirles hasta 20 días que no reciben el servicio en la zona.

Al problema del agua se unen los apagones semanales a los cuales son sometidos los vecinos. Aseguraron que se han quedado sin luz hasta dos horas al día, generando daños en electrodomésticos.