La “supervivencia” de los venezolanos entre la violencia y la escasez

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Las manifestaciones en la calle y los saqueos responden al rechazo de la gente al no encontrar productos de la cesta básica y a la escasez de alimentos en supermercados, bodegas y abastos, tanto públicos como privados, en un país donde hace pocos años cada quien compraba libremente sin quejarse.

Frente a esta necesidad de no poder adquirir por la vía de la compra lo que se requiere para el consumo y uso personal, los saqueos o los intentos de saqueos han sido la respuesta de muchos venezolanos ante la escasez que vive el país.

Rubén Saud, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Producción de Cumaná, señaló que muchos comercios en la ciudad permanecieron cerrados hasta que “el Gobierno les garantice seguridad”, reseñó el diario La Verdad.

“Lamentablemente las autoridades fueron muy permisivas con esa gente (los motorizados) que iniciaron el caos con ataques a los transportistas y negocios”, manifestó Saud.

A CONTUNUACIÓN EL TEXTO PUBLICADO POR EL MEDIO:

En Cumaná se respira miedo, intranquilidad, escasez y muerte. La población amaneció alerta a la violencia que un grupo de motorizados encabezó y se extendió como pólvora a la gente con saqueos a camiones y cerca de 100 negocios de la capital sucrense. Los hechos “vandálicos” registrados el martes afectó la distribución de alimentos y bienes en un municipio que lucía en el pasado ser el primero en comercialización del pescado barato, desaparecido tras la aplicación de la Ley de Pesca.

Ayer, la presencia militar llegó con refuerzos de una unidad de Puerto La Cruz, Anzoátegui. Se apostaron en las avenidas principales y zonas comerciales. Pero, pese a la vigilancia castrense el ruido de las motos se mantenía en algunos sectores, desobedeciendo la prohibición de circulación que ordenó David Velásquez, alcalde del municipio, y del llamado a la “calma” que recalcó el gobernador del estado, Luis Acuña, en horas de la noche, luego de varias horas de “violencia”.

Los establecimientos “chinos” así como “grandes y pequeños” supermercados criollos permanecieron cerrados hasta que “el Gobierno les garantice seguridad”, precisó Rubén Saud, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Producción de Cumaná. “Lamentablemente las autoridades fueron muy permisivas con esa gente (los motorizados) que iniciaron el caos con ataques a los transportistas y negocios”.

En las edificaciones bancarias, a 24 horas de los sucesos y el fallecimiento de tres personas, los usuarios se aglomeraron a retirar efectivo. “En los cajeros automáticos hay colas bastantes grandes. La gente está tratando de sacar el máximo de dinero para resguardarse porque no hay muchos sitios donde comprar”, destacó Saud en conversación telefónica con La Verdad. “Muchas panaderías, mercados, ferreterías, herrerías, talleres fueron saqueados. Donde pudieron sacar algo, lo sacaron”.

Los disturbios arrasaron con el comercio de ocho zonas. La diputada de la Asamblea Nacional, Milagros Paz adelantó la cifra 60 negocios. La Cámara de Comercio sumó más, estimó 100. Paz lamentó el fallecimiento de un hombre y más de 25 heridos a primeras horas, pero ayer el luto en los hogares aumentó tras conocerse los detalles. El portal El Pitazo publicó que fueron tres víctimas por impacto de balas: Cruz Eduardo Rodríguez (35) y Cristóbal José Castañeda Castillo (41) y Carlos José Colón Castañeda (42).

Preocupación

Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras, se reunió con la Comisión de Energía de la AN para analizar la situación de la crisis eléctrica y las consecuencias en las empresas, sobre todo las de alimentos. “Seguimos insistiendo que es imposible desarrollar un país sin la posibilidad de tener un verdadero servicio eléctrico que permita realmente producir bienes y servicios en Venezuela”.

A propósito de las protestas por comida que se intensifican en junio, Martínez dijo que la manifestación “debe ser canalizada de otra manera, hay mecanismos en la Constitución para poder canalizar esa protesta y no es en la puerta de los negocios, destruyendo los negocios porque un negocio saqueado el día de hoy es el cierre de una ventana de libertad para el consumidor poder elegir mañana”.

En los Andes

Las protestas por la escasez de alimentos se reparten por toda Venezuela. En Mérida se desató la furia en la población de Lagunillas que arremetió contra sede del PSUV y PDVAL. El Nacional publicó que se confirmó el fallecimiento de un joven de 17 años de edad que resultó herido en la cabeza por un disparo durante las protestas.

Desde el lunes las protestas en Trujillo se intensifican. El martes saquearon la sede de Mercal en Pampanito, que distribuye alimentos a cinco municipios. La escasez de comida llega al punto de que dos supermercados en Valera cerraron sus puertas al no tener alimentos para ofrecer.

En Lara

Un grupo de personas saqueó ayer un camión que transportaba huevos en la autopista Barquisimeto- Acarigua, específicamente en la entrada de la población de Sarare, estado Lara. La autopista estuvo trancada por la situación, reseñó El Impulso. Las personas se subieron al camión para cargar con las cajas y se retiraban del sitio a pie o en moto.




Categoría: Venezuela | Claves: Violencia Escasez Cumaná