Sobrevivientes brasileños de la tragedia del Chapecoense siguen “estables”

"Yo no voy a olvidarme de todos ustedes", dijo el técnico en un video divulgado la víspera, sobre los rescatistas que lo encontraron tras el siniestro

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Bogotá, Colombia. AFP).- En situación “estable” se mantienen los cuatro brasileños que sobrevivieron al accidente aéreo en el que murieron 71 personas en Colombia, cuando el club Chapecoense viajaba a disputar la final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional, informó este sábado la clínica donde están hospitalizados.

“Hemos hecho una discusión de cada uno de ellos con nuestro grupo de especialistas del Hospital San Vicente Fundación”, en Rionegro, en compañía de una delegación médica brasileña, dijo Ferney Rodríguez, médico del centro de salud en rueda de prensa.

El galeno sostuvo que el arquero Jackson Follmann, cuya pierna derecha fue amputada el martes, fue extubado, habla y está en compañía de su familia.

“Es completamente consciente, habla ampliamente con nosotros, con su familia, ya sabe la situación de amputación de su pierna derecha”, afirmó Rodríguez.

“Nos ha sorprendido gratamente la actitud que ha tomado (…) entiende que perdió la pierna pero no la vida. Es supremamente optimista”, indicó.

El defensor Alan Ruschel, quien se mantiene sedado y el viernes fue extubado, está “en condición crítica, pero estable”, según el parte.

“Quiero contarles que Alan está evolucionando bien, ya ni siquiera día a día sino minuto a minuto (…) Estamos contentos con la evolución de los cuatro que, en un verdadero milagro, lograron salvarse en esta tragedia”, dijo su padre, Flavio Ruschel, en rueda de prensa.

En tanto, el zaguero Hélio Nieto y el periodista Rafael Henzel siguen sedados y en estado crítico.

De Henzel “continuamos pendientes de su evolución pulmonar”, aseveró el especialista de la Clínica Fundación San Vicente, donde por pedido del gobierno de Brasil están internados los cuatro sobrevivientes brasileños.

“Cada victoria, cada conquista que nuestros parientes están consiguiendo son momentos de euforia, de alegría”, dijo su primo Roger Valmorbida.

Además de los cuatro brasileños, en Rionegro permanece hospitalizada Ximena Suárez, la azafata boliviana del avión chárter que el lunes en la noche se accidentó en una zona montañosa a unos 50 kilómetros de Medellín al parecer por falta de combustible, según la principal hipótesis de las autoridades.

La asistente de vuelo estará recluida “unos 10 días”, según informó el viernes el gobierno de Bolivia.

El otro sobreviviente, el tripulante boliviano Erwin Tumiri, recibió el alta médica el viernes y viajó en un vuelo comercial a La Paz, donde le realizarán más controles médicos.

“Yo no voy a olvidarme de todos ustedes”, dijo el técnico en un video divulgado la víspera, sobre los rescatistas que lo encontraron tras el siniestro.