Una mujer es “la pesadilla” de los yihadistas del Dáesh

Querida y temida, Wahida se prepara ahora para enfilar el camino hacia Mosul y participar en una campaña para purgar la urbe de yihadistas que podría arrancar a lo largo de octubre

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El diario El Mundo publicó un reportaje que detalla la vida de Wahida Mohamed el Gumaili, alias Um Hanadi, viuda y líder de una brigada iraqui.

Wahida, 39 años y dos veces viuda, se ha forjado la reputación de “despiadada y cruel”. Desde hace dos años, en Irak, libra una batalla contra las huestes del Dáesh (autodenominado Estado Islámico). “Dirijo una brigada de combatientes conocida como la milicia de Um Hanadi. La creé yo misma para plantar cara al terrorismo del Dáesh”, afirmó.

La cuadrilla, integrada por 125 hombres, fue uno de los batallones que hace dos semanas arrebató a los yihadistas Shirqat, el pueblo natal de Wahida. “Desde entonces vivo en la parte liberada de Shirqat”, explica la cabecilla del comando.

“Decidí sumar mi escuadrón a las milicias porque son más fuertes que el Estado iraquí. Son los únicos capaces de proporcionarme protección y material…Mi primer marido murió en 2007 a manos de los terroristas de Al Qaeda en Irak. Perdí a mi segundo esposo, Abu Shaima, a principios de este año. Era también combatiente. Le mataron los asesinos del Dáesh”.

En los últimos dos meses ha perdido a seis miembros de su familia: su padre y cuatro hermanos. Afirma que los combatientes del Dáesh dicen hablar en nombre de Dios y el islam, pero están muy lejos de sus preceptos. Wahida tiene dos hijas, de 20 y 22 años, a las que ha adiestrado en el manejo de armas para que sigan su ejemplo cuando sus menesteres domésticos se lo permitan.

Wahida Mohamed dice estar “orgullosa” de matar a los terroristas con sus propias manos. “Quien no lucha por su tierra no merece ser iraquí”, replica. “Decapito a los yihadistas y cocino sus cabezas para humillarles”, confirma la guerrillera. “Es el destino que se merecen por matar inocentes, expulsar de sus viviendas a cientos de familias y destruir textos sagrados suníes y chiíes. Es lo que hacemos y lo que vamos a seguir haciendo. No dejaremos de profanar sus cadáveres. Son un enemigo feroz que ataca en cualquier rincón del planeta y que debe ser extirpado”.

Para los terroristas, resulta muy problemático que una mujer degüelle las cabezas de sus camaradas, que alguien del sexo femenino sea capaz de ofenderles de tal modo. Confiada en la victoria, la cabecilla de la brigada de Um Hanadi reconoce que lidiar con un ejército de varones no resulta misión fácil. Querida y temida, Wahida se prepara ahora para enfilar el camino hacia Mosul y participar en una campaña para purgar la urbe de yihadistas que podría arrancar a lo largo de octubre.

Para leer el reportaje original haga click AQUÍ




Categoría: Mundo | Claves: Daesh Irak Um Hanadi Wahida Mohamed