Hablan los niños cuya madre quiso envenenarlos

Los vecinos que auxiliaron a los niños los llevaron al Hospital Chiquinquirá, donde se les practicó un lavado estomacal.

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela) – Los pequeños hermanos Rosales, de 12 y 9 años, y a quienes su madre quiso envenenar con un mata-ratas en Maracaibo, creen que la mujer estuvo influenciada por la “depresión” que siente al no verlos para cometer el acto.

Lea también: a la cárcel la mujer que envenenó a sus hijos
Lea también: envenenó a sus hijos y luego intentó suicidarse

“Creo que ella hizo eso por depresión, porque nosotros vivimos con nuestro padre y no con ella (pero) ya estoy bien, me siento perfecto y con ganas de salir por allí a jugar”, dijo el niño, de 12 años, al diario zuliano La Verdad.

Su hermana, de 9 años, lo apoyó.

“Salí corriendo a avisarle a los vecinos que mi mamá nos había envenenado”

El niño relató que su madre, Yelitza Peña, sirvió 3 vasos con jugo de manzanas y les dijo que tenía un sabor raro porque había agregado un desparasitante, pero cuando acudió a la cocina y vio sobres de mata-ratas, tras sentir mareos y constatar que su hermana estaba desmayada, entendió que en el jugo no había lo que le habían dicho.

“Salí corriendo a avisarle a los vecinos que mi mamá nos había envenenado y que le avisaran a mi padre. Ellos fueron hasta mi casa y nos auxiliaron”, añadió.

Luego Peña, al ver que el veneno no le afectaba, tomó un cuchillo, se cortó las venas y se acostó en su cama a esperar “que llegara la muerte”, dijo el niño.

Los vecinos que auxiliaron a los niños los llevaron al Hospital Chiquinquirá, donde se les practicó un lavado estomacal.

Por su parte a Peña le fue dictada privativa de libertad, según se informa en una nota de prensa del Ministerio Público.

Categoría: Venezuela | Claves: sucesos Yelitza Peña