Atentados en Europa, “síntoma” de las pérdidas económicas de los yihadistas

Publicada por: Redacción Sumarium el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Toronto, Canadá. EFE).- Atentados en Europa, como el cometido en Las Ramblas de Barcelona en agosto, son el “síntoma” de la pérdida de las fuentes de ingreso de los grupos yihadistas, según la académica canadiense Aisha Ahmad que lleva años investigando el lado financiero de estos grupos.

Ahmad, profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de Toronto, acaba de publicar “Jihad & Co. Black Markets and Islamist Power”, un libro en el que argumenta que el éxito de los grupos yihadistas, desde Afganistán hasta Libia pasando por Somalia, se basa en razones económicas.

Y son también razones económicas las que explican atentados en Europa como el que sufrió Barcelona en agosto.

“Lo que vemos en el Reino Unido, en España, en Francia con estos horribles ataques es el síntoma de que estos grupos están perdiendo sus fuentes de ingresos”, dijo Ahmad durante una entrevista con Efe.

“Es la manifestación de estos grupos reaccionando, dándose cuenta que ya no pueden sostener el llamado califato. ¿Y qué se pueden permitir? Pueden incitar y promover este tipo de ataques violentos”, continuó.

La académica canadiense añadió que grupos islamistas como Daesh (también conocido como Estado Islámico) “se dan cuenta que no pueden cometer proyectos yihadistas espectaculares y necesitan mantener una apariencia de relevancia. Lo que estamos experimentando en estos momentos es esa respuesta. Es lo que hacen cuando no tienen dinero”.

“No tienen ni siquiera los recursos para enviar a gente. Pero lo que pueden hacer es encontrar terroristas domésticos. Individuos que nunca han estado en Siria o Irak pero que pueden creerse una ideología tóxica y pueden ser motivados a cometer actos violentos”, agregó.

Ahmad, cuya familia procede de Peshawar, en Pakistán, y desde pequeña presenció el tráfico de armas en su hogar, lleva años investigando y estudiando los grupos islamistas y sus fuentes de financiación.

Su investigación la ha llevado a algunos de los puntos más peligrosos del planeta en Pakistán, Afganistán y Somalia para entrevistar a señores de la guerra, empresarios, muyahidín y servicios de inteligencia.

“A través de mi investigación, he descubierto que el dinero que financia el levantamiento de los grupos yihadistas no proviene de fuentes extranjeras, como muchos creen. Por supuesto, Pakistán financia a los talibanes o ricos individuos de los estados del Golfo han enviado dinero de forma privada a Irak“, explicó a Efe.

“Pero no es suficiente, ni explica su éxito. Son los empresarios locales, que tienen razones racionales y económicas, no ideológicas, para alinearse, en estas guerras civiles, con los islamistas en vez de otros grupos. Y ese dinero es la razón por lo que los yihadistas tienen éxito”, añadió.

Ahmad explica que en zonas en conflicto como Afganistán, el caos creado por la guerra permite, por ejemplo, que los empresarios locales vendan productos que antes eran ilegales.

Pero para transportar mercancías, los empresarios tienen que pagar múltiples impuestos a los grupos que controlan los distintos territorios, provocando una pérdida de ingresos.

“Aquí es donde la ideología islámica les proporciona una ventaja financiera, al ofrecer a los empresarios una simplificación del proceso. Los yihadistas ofrecen eliminar los sucesivos impuestos y trabas, a cambio de su apoyo”, dijo Ahmad.

Como le explicó un líder empresarial en la capital somalí de Mogadischo, “por cada 100 dólares que tenía que pagar a los señores de la guerra, podía pagar 35 dólares a los islamistas para que eliminasen a los señores de la guerra“.

El pragmatismo del interés económico ha hecho que los grupos yihadistas del África subsahariana se hayan aliado con los carteles de la droga de Latinoamérica para transportar cocaína a Europa.

“Los carteles de la droga en Latinoamérica no tienen ninguna relación ideológica con los yihadistas”, señaló, “pero han proporcionado las conexiones, los recursos y el suministro de drogas que está alimentando a Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQIM) a través de la región del desierto del Sáhara”.

Ahmad declaró que la droga procedente de Latinoamérica es transportada “a través del narcoEstado de Guinea Bissau hacia Mali, por el desierto del Sáhara hacia Argelia y Libia para desde allí, atravesando el Mediterráneo, llegar a los mercados en Europa”.

“Estos grupos no tienen vínculos ideológicos. Pero Al Qaeda en el Magreb Islámico se ha convertido en pieza clave en el tráfico de drogas. Dependen de ellos”, concluyó.