Tendrá que seducir al Psoe y a la oposición para gobernar

La situación a que se enfrenta Pedro Sánchez es compleja, ya que con solo 90 escaños de los 350 que tiene el Congreso tendrá que mostrar mucha habilidad política para conseguir los apoyos suficientes, tanto a su izquierda como a su derecha.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Madrid, España. EFE) – Pedro Sánchez es el líder del partido socialista español (PSOE) que con diálogo y cintura política aspira a presidir el Gobierno, pese a encabezar el segundo grupo político del Congreso y ser cuestionado en su propio partido.

Este economista madrileño de 43 años aceptó hoy el encargo del rey Felipe VI para presentar su investidura a presidente del Gobierno ante el Parlamento.

Tras su encuentro con el monarca afirmó que estaba dispuesto a asumir la “responsabilidad” de propiciar un cambio político en España, aunque el PSOE en las últimas elecciones consiguió su peor resultado desde la restauración de la democracia en 1977.

MIRAR A LA DERECHA Y A LA IZQUIERDA

La situación a que se enfrenta este antiguo jugador de baloncesto es complejo, ya que con solo 90 escaños de los 350 que tiene el Congreso tendrá que mostrar mucha habilidad política para conseguir los apoyos suficientes, tanto a su izquierda como a su derecha.

El político socialista tendrá que intentar pactar con el izquierdista Podemos y los liberales de Ciudadanos, formaciones que le disputaron parte del espacio político en las elecciones del 20 de diciembre y que le tacharon de representante de la “vieja política”.

Pero también tiene que ganarse la confianza de algunos dirigentes regionales de su partido, muchos de ellos contrarios a pactar con Podemos, por considerar que esta formación persigue acabar con el PSOE y pone en peligro la unidad de España por defender consultas para la autodeterminación de territorios.

Sánchez resistió, además, las presiones para que apoyara un ejecutivo de gran coalición, formado por el gubernamental PP (centroderecha y vencedor de las elecciones con 123 escaños), PSOE y Ciudadanos, y hoy dijo sentirse “fuerte” en su partido para encarar un debate de investidura.

Llegó a la dirección socialista en 2014 con un discurso de renovación y apertura y, tal como prometió entonces, ahora plantea someter a la aprobación de la militancia socialista un eventual acuerdo de gobierno, como ejemplo de esa apertura del partido.

SUS INICIOS

Militante socialista desde los 21 años, Pedro Sánchez comenzó su carrera política como concejal en el Ayuntamiento de Madrid (2003-2009) y después pasó al Congreso de los Diputados, donde ya en 2015 ejerció como jefe de la oposición, dando la réplica al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el debate sobre el estado de la nación que se celebra cada año.

El líder socialista cuenta con experiencia en el extranjero, ya que trabajó dos años en Bruselas en el cambio de milenio como asesor del grupo socialista en el Parlamento Europeo y después como jefe de gabinete del Alto Representante de Naciones Unidas en Bosnia para el Proceso de Reconstrucción, el español Carlos Westendorp.

Desde que fue elegido secretario general del PSOE se planteó como objetivo darse a conocer a los ciudadanos y no ha dudado en participar en programas televisivos de entretenimiento, donde ha mostrado su imagen de hombre joven y atlético, con una sonrisa franca, sin olvidar tampoco su faceta familiar.

En todas las ocasiones en que Pedro Sánchez tiene oportunidad de hablar de sí mismo ocupan un espacio destacado su esposa, Begoña Fernández, y sus dos hijas, Ainhoa y Carlota.