Tintori, en la lucha por un canal humanitario en Venezuela

"Tenemos mucho dolor, mucha tristeza, pero nuestra esperanza es más fuerte que el dolor, nuestro compromiso por una mejor Venezuela se desborda".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Madrid, España. EFE.- Lilian Tintori, esposa del opositor venezolano encarcelado Leopoldo López Mendoza, pidió hoy la apertura “urgente” de un canal humanitario y la liberación de presos políticos para solucionar la “profunda crisis” que afecta a Venezuela.

“No hay comida, no hay medicinas, hay hambre, hay miedo, falta luz, falta agua. Pero la peor de todas es la crisis de valores democráticos. No hay: los destrozaron”, denunció Tintori en un foro organizado en Madrid por el diario español La Razón.

La activista venezolana recordó que el primer Gobierno extranjero en unirse a su lucha fue el español, pero que hoy todo el continente europeo sabe lo que está pasando enVenezuela: “los venezolanos no estamos solos“.

“Tenemos mucho dolor, mucha tristeza, pero nuestra esperanza es más fuerte que el dolor, nuestro compromiso por una mejor Venezuela se desborda, y hoy es un compromiso con nuestros derechos fundamentales, con la democracia”, añadió.

El diálogo debe ser la herramienta que una a los venezolanos y que ayude a “lograr un país mejor y reconciliación”, según Tintori, aunque advirtió de que “la democracia no se negocia, y los derechos menos”.

Por su parte, Leopoldo López Gil, padre del político venezolano, añadió que es necesario llegar a acuerdos.

“Estamos obligados a sentarnos. Si es necesario bajar al infierno, bajaremos al infierno. Y estoy seguro de que vamos a oler demasiado azufre antes de llegar a un acuerdo”, afirmó López.

Se mostró además preocupado por la posibilidad de que el partido español Podemos (izquierda), tercera fuerza en el Parlamento español, pueda llegar a gobernar tras las próximas elecciones legislativas que se celebran en España el 26 de junio.

Hoy mismo, este partido se abstuvo en una votación del Parlamento Europeo sobre una resolución en la que se pedía, entre otras cosas, la liberación de todos los presos políticos en Venezuela.

La “enfermedad que se empieza a difundir en España”, dijo López en relación a Podemos, “no es un debate entre ideologías”, sino una lucha entre el populismo y la democracia, y añadió que un cambio en el Gobierno español podría traer, “además del caos, la hecatombe”.

Es tiempo de actuar y no dejar que esos cantos de sirena suban el volumen tan estridente y que no nos dejen escucharnos a nosotros mismos”, pidió.

En el acto estuvieron presentes representantes del Gobierno español (PP, centroderecha), y del PSOE (socialistas), así como el líder de Ciudadanos (liberales), que recientemente viajó a Venezuela.