“Todo tiene que ver con una mujer…”, dijo el Presidente de Chipre

Los pilotos actuaron en consecuencia al no poder comprobar si era cierta o no la presencia de los explosivos.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Nicosia/El Cairo, EFE) – Las negociaciones entre el secuestrador del avión de Egyptair desviado al aeropuerto chipriota de Larnaca y la policía continúan, en un secuestro en el que en principio se descartó el móvil terrorista, pero que mantiene incertidumbres.

Según confirmaron a Efe fuentes policiales, el secuestrador del avión exige la puesta en libertad de varias mujeres encarceladas en Egipto, pero las fuentes no quisieron ofrecer más detalles.

El presidente chipriota, Nikos Anastasiadis, señaló que no hay indicios que apunten a un acto terrorista, en una comparecencia ante la prensa con el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schultz, de visita oficial en Nicosia.

Preguntado si el móvil podría estar relacionado con una mujer, Anastasiadis respondió: “todo tiene que ver siempre con una mujer…”.

Según los medios chipriotas el egipcio se llama Seif Eldin Mustafá y no Ibrahim Samaha como se había informado anteriormente.

Anteriormente el portavoz del Gobierno egipcio, Hosam al Qawish, había aclarado ya que Samaha es un simple pasajero y pidió disculpas por esta vinculación errónea.

Mientras tanto, se encuentra en el aeropuerto la exesposa del supuesto secuestrador, a la que había escrito una carta que está siendo analizada tras arrojarla desde el avión a la pista.

Según indican los medios locales, la carta de cuatro páginas escrita en árabe está siendo traducida.

El Ministerio de Aviación Civil precisó previamente que a bordo del Airbus A320 que había partido de Alejandría rumbo a El Cairo viajaban 55 pasajeros y 7 miembros de la tripulación.

En un comunicado, el ministerio señaló que entre los pasajeros había 21 extranjeros: ocho estadounidenses, cuatro holandeses, cuatro británicos, dos belgas, un francés, un sirio y un italiano.

Al menos cuatro de los siete tripulantes han podido abandonar la aeronave, según se pudo comprobar en las imágenes en directo que ofrece la televisión pública chipriota RIK.

Tres bajaron por la escalerilla y un cuarto se descolgó desde la ventana del copiloto.

El ministro egipcio de Aviación Civil, Sharif Fathi Atiya, no quiso precisar la nacionalidad de esos tres pasajeros durante una rueda de prensa en la que actualizó la cifra de secuestrados, siete en lugar de once, y en la que precisó que el número de pasajeros del vuelo era de 55 y no de 81.

Atiya subrayó que “las negociaciones prosiguen para determinar las demandas del secuestrador“.

El ministro explicó que uno de los pasajeros amenazó con que llevaba un cinturón de explosivos y pidió que el avión fuera desviado a Turquía o Chipre, pese a que su destino era El Cairo.

Los pilotos actuaron en consecuencia al no poder comprobar si era cierta o no la presencia de los explosivos, algo que Atiya indicó que todavía no se ha podido determinar.

El avión, un Airbus 320, despegó a 06.30 hora local (04.30 GMT) del aeropuerto de Alejandría y veinte minutos después el comandante, Omar Yamal, comunicó la emergencia.

El A320 aterrizó en Larnaca a las 07.50 hora local (05.50), precisó el ministro egipcio de Aviación Civil, que reveló que van a fletar un avión a Larnaca para recoger a los pasajeros y regresar a Egipto.