Trabajadores del sector eléctrico amplían huelga de hambre

“Quisimos transformar la negociación de conciliatoria a pliego conflictivo, pero el Ministerio del Trabajo rechazó el pliego"

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Reinaldo Díaz, miembro del secretariado ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Industria Eléctrica de Venezuela (Fetraelec), dijo que los empleados del sector eléctrico se declararon en huelga de hambre para exigir la renovación del contrato colectivo que está vencido desde hace cinco años.

Según reseña una nota de prensa de la MUD, los trabajadores tomaron la decisión antes de ir a un paro nacional para presionar la firma del contrato que está en negociaciones desde hace un año y 10 meses.

“Se le entregó una propuesta sobre las cláusulas económicas al presidente Maduro el pasado 26 de febrero, y todavía no tenemos respuesta. Y mientras las negociaciones están congeladas, los trabajadores de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) continúan con un salario de hambre, con sus utilidades empeñadas para poder comprar medicinas, para medio comer, para pagar las deudas en los colegios de sus hijos”, manifestó el vocero.

Dijo que las cláusulas incluyen tabulador salarial, aumento del salario, utilidades, vacaciones, HCM, plan de jubilación, ticket de alimentación y ticket de juguetes, entre otras figuras que ampararán a unos 40 mil trabajadores activos y a 10 mil jubilados.

“Quisimos transformar la negociación de conciliatoria a pliego conflictivo, pero el Ministerio del Trabajo rechazó el pliego. Además de eso, Corpoelec está muy militarizada: el general que dirige el área de talento humano, por órdenes del propio ministro Luis de Motta Domínguez, publicó una prohibición de las asambleas de trabajadores, de las concentraciones a las puertas de empresa, para evitar que reclamemos nuestros derechos laborales”, expresó Díaz.

“En vista de esta situación inhumana hemos asumido una huelga de hambre – que ya se inició en Carabobo – y que desde este martes la vamos a continuar ya con dirigentes nacionales sindicales de diferentes estados del país. Mi llamado es a la dirigencia obrera a organizar la huelga de hambre y su vigilia permanente”, urgió.

Díaz explicó que actualmente el tabulador salarial “se construye con base en 12 niveles, donde el primer nivel es 1,5 veces el salario mínimo nacional” pero no de ajusta desde el
2015, pese a que han habido tres aumentos del salario mínimo en el país.

En consecuencia a esta situación, aseguró que “en el tabulador de los operadores, 10 niveles se encuentran igual que el salario mínimo nacional”, y trabajadores con 30-35 años de servicio, que tienen la responsabilidad de la generación del servicio eléctrico a la comunidad, ganan salario mínimo.

“Si son rápidos es para acusarlos de saboteadores cuando ocurre algún accidente en alguna planta”, reclamó.

Llamó al presidente Nicolás Maduro “para que, de una vez por todas, dé la cara y le responda a los trabajadores del sector eléctrico con la firma de esta convención colectiva”.

Entre tanto, sostuvo que seguirán “agotando todo lo que podemos para no comprometer el servicio”, pese a que “en la lucha por la convención colectiva en las Inspectorías del Trabajo se han presentado calificaciones de despido contra trabajadores de Aragua, Carabobo y Lara”. También denunció agresiones por parte de representantes patronales; así como la detención de empleados de la empresa Termozulia; y su propia experiencia en la sede de Corpoelec, en Chacao, donde asegura funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) intentaron amedrentarlo.