Así describen al atacante de Orlando

Luego de la masacre, comenzó a surgir una imagen del asesino como una persona tranquila y devota, que en los últimos años exhibió una vena cargada de odio y violencia

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Orlando, Estados Unidos – Reuters).- La foto de Omar Mateen en el anuario de la escuela secundaria difícilmente se destaca: un muchacho con una dentadura prominente, sonrisa con hoyuelos y un bigote incipiente bajo una mata de pelo negro. Su transformación desde un jugador de fútbol americano en la escuela a ser el autor del peor tiroteo masivo en Estados Unidos plantea interrogantes sobre si no se captaron señales de la profundidad de sus aparentes simpatías con los extremistas musulmanes.

En la madrugada del domingo, Mateen irrumpió en una discoteca gay en Orlando, Florida, con una pistola y un rifle semiautomático AR-15, con los que asesinó a 50 personas antes de que la policía lo matara. Otras 53 personas resultaron heridas, muchas de gravedad.

Su ex mujer, Sitora Yusufiy, lo describió como “bipolar”, y emocionalmente perturbado con un temperamento violento. Dijo que había sido golpeada y maltratada físicamente por Mateen durante arranques en los que él “expresaba odio hacia todo”. Ella fue “rescatada” por familiares sólo cuatro meses después de un tormentoso matrimonio que comenzó en el 2009 y terminó en divorcio.

La mujer dijo que Mateen aspiraba a ser un oficial de la policía y que había trabajado como funcionario de prisiones en un centro de detención para delincuentes juveniles en Fort Pierce, Florida. Una vez trató de ser admitido a una academia de policía.

En Fort Pierce, en la costa sureste de Florida, a 195 kilómetros de donde se produjo la masacre, el imán de la mezquita a la que Mateen asistió durante casi 10 años, lo describió como un fiel normal que era tranquilo y rara vez interactuaba con la congregación.

“Casi no tenía ningún amigo”, dijo a Reuters Syed Shafeeq Rahman, que dirige el Centro Islámico de Fort Pierce. “Él venía con su hijo pequeño en la noche para orar y después se iba”, agregó.

Rahman dijo que Mateen nunca se acercó a él para expresar alguna preocupación acerca de los homosexuales. Por lo general rezaba en la mezquita un par de veces a la semana, sobre todo en las noches y por última vez el viernes, pero no exhibió señales de radicalismo, según otros fieles entrevistados por Reuters.

Hijo de padres afganos, Mateen nació en Nueva York pero pasó la mayor parte de su vida en Florida. Asistió a la Escuela Secundaria Martin County en Stuart, una pequeña ciudad a 20 minutos en auto de Fort Pierce, donde vivía en la actualidad.

Un compañero lo describió como un típico adolescente que jugaba al fútbol americano. Reuters pudo ver una foto de Mateen en un anuario escolar.

Samuel King, un joven un año mayor que el atacante, dijo que ambos se mantuvieron contacto con frecuencia después de la graduación de Mateen en 2004. King trabajaba de mesero en el restaurante Ruby Tuesday’s, en el mismo centro comercial en que Mateen tenía un empleo en la tienda GNC. King, quien es abiertamente gay, dijo que el Mateen que conoció hasta el 2009 no parecía homofóbico.

“Lo que más me impresiona es que la mayoría de los que trabajábamos en Ruby Tuesday’s cuando yo estaba ahí éramos gay. Claramente él no era homofóbico, al menos no entonces. No mostraba odio hacia ninguno de nosotros”, dijo y agregó que algo debió haber cambiado desde la última vez que lo vio.

ANTECENDENTES

El padre de Mateen, Mir Seddique, dijo a NBC News que la masacre no estaba vinculada con la religión. Y mencionó que hace unos meses su hijo se había enojado cuando vio a dos hombres besarse en Miami.

El FBI entrevistó dos veces a Mateen por supuestos lazos con militantes islámicos. La primera investigación fue en 2013, cuando el joven hizo comentarios a compañeros de trabajo que indicaban cierta simpatía por los extremistas.

Si bien Mateen fue investigado y entrevistado dos veces, el FBI “no pudo verificar la sustancia de sus comentarios”, dijo el agente especial Ron Hopper en una conferencia de prensa en Orlando. Hopper añadió que Mateen no estaba siendo investigado o supervisado al momento del ataque el domingo.

El agente también señaló que durante la masacre el atacante manifestó lealtad al grupo radical Estado Islámico, el cual proclamó un califato en parte del territorio de Siria e Irak en los últimos años. No obstante, Hopper agregó que no estaba claro el nivel de compromiso de Mateen con la agrupación extremista.

Un informe de la cadena MSNBC dijo el lunes, citando a funcionarios federales, que Mateen realizó dos viajes a Arabia Saudita, primero en 2011 y luego en 2012.




Categoría: Mundo | Claves: Masacre de Orlando