Tras cierre de frontera, casi cesó la salida de alimentos a Colombia por el Zulia

La "bachaquera" sostuvo que al disminuir la oferta de productos, aumenta los precios de los insumos que tiene disponibles.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – A raíz del aumento de alcabalas como medida para combatir el “bachaqueo” y “el paramilitarismo” en los estados fronterizos con Colombia, ha bajado “la productividad” de la venta ilegal de productos venezolanos, según reseñó el diario La Verdad.

Según indica el medio, productos regulados por el gobierno venezolano, considerados de primera necesidad en el país, como café, margarina, harina precocida, pasta, salsa de tomate y leche ya no se encuentran en una semana en La Raya, un pequeño comercio comercial ubicado pasando la frontera en Paraguachón, en el estado Zulia.

Una “bachaquera”, Mariela Palmar, le expresó al rotativo que “la cosa esta dura en el río Limón, nos están quitando todo, esta semana no hemos podido traer mercancía” y que las mesas donde exhiben los productos no lucen “atractivas”.

“Lo que queda por ahí para vender es jabón el polvo, desodorantes y cereal de niños, porque esa mercancía es vieja. De comida hoy (martes) me quedan dos kilos de leche pero ya no están a 1.200, ahora cuestan 1.400 bolívares”, dijo.

SIGUE EL CONTRABANDO DE COMBUSTIBLE

Pese a la extensión de los puntos de control desde Puerto Cabello hasta Paraguachón, no han podido parar el contrabando de combustible.

Este producto ha aumentado su precio. Cada envase de 25 litros era vendido en 1.300 bolívares en Paraguachón. Además, se visualiza que tanto niños como jóvenes han sido incorporados a la venta de este rubro en el mercado negro, pues se ven al ras de la carretera Troncal del Caribe.

“Los que están en la carretera lo que hacen es vender unos pocos litros de gasolina a los carros que van de regreso a Maracaibo con el tanque vacío, para que no se queden varados a mitad de camino”, relató una comensal en un pequeño restaurante de camino.

17 TROCHAS POR DONDE SE FUGA EL COMBUSTIBLE

Una fuente militar reveló al medio regional que desde el caserío de Guarero, donde esta ubicada la aduana subalterna del Seniat, hasta Paraguachón, efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana ha descubierto 17 trochas por donde trafican la gasolina y los alimentos subsidiados por Venezuela.

Asimismo, precisó que hacen “esfuerzos para combatir el contrabando, incluso podríamos cerrar las 17 trochas, pero por la sequía en estas tierras abrirían una nueva trocha en un día”.