Se hicieron pasar por feligreses para robar en la Basílica de Maracaibo

Feligreses y personal administrativo de la Basílica persiguieron a los ladrones hasta capturalos y engtregarlos a las autoridades.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

La imagen muestra los ventiladores industriales de la Básilica. Crédito: Arturo Bravo.

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) Tres delincuentes que se hicieron pasar por feligreses, entraron a la Basílica de la Virgen de Chiquinquirá, y se robaron un ventilador industrial, en Maracibo estado Zulia.

Según la publicación de Verisión Final, el hecho delictivo ocurrió el la noche del domingo, tras culminar la juramentación de los 83 nuevos servidores de María y la procesión que los 18 de cada mes realiza la réplica de La Chinita por El Saladillo.

Fue a las 8:30 de la noche cuando aún las puertas del templo permanecían abiertas al público y al menos cuatro visitantes se encontraban en su interior.

Según testigos, el trío de ladrones ingresó al lugar y uno de ellos buscó conversación con la mamá de uno de los nuevos servidores de María, quien esperaba al jovencito.

El delincuente entretuvo a la mujer, preguntándole sí la corona de la Virgen era de oro, mientras sus dos compinches cargaban en sus hombros con un pesado ventilador de 30 kilos y 61 centímetros de alto. Los dos antisociales salieron por una de las puertas situada en el ala norte de la Basílica, que da acceso al Patio Central donde está La Gruta de La Virgen y el Hospital Chiquinquirá, sin que ninguna autoridad policial se percatará del hecho.

Tras confirmar que habían robado el pesado aparato, el tercer delincuente salió corriendo y también le robó un teléfono inteligente a otro visitante.

Uno de los servidores de María que se encontraba en la plazoleta de la Basílica se percató que dos sujetos se llevaban el ventilador y alertó a sus compañeros. Hecho que activó a unas 30 personas, entre servidores marianos, feligreses y personal administrativo de la Basílica, persiguieron a los ladrones.

Al verse descubiertos, los sujetos dejaron abandonado el aparto y trataron de huir del lugar. Sin embargo, el grupo los persiguió y les dio captura a la altura de la avenida Libertador. Ambos ladrones fueron sometidos y entregados a funcionarios del Cuerpo de Policía Bolivariano del Estado Zulia (Cpbez).

Los trabajadores denunciaron que en lo que va de año, la delincuencia  tiene azotada a la Basílica, personal que labora y visitantes.