Tres obreros murieron al desplomarse un silo en en una hidroeléctrica brasileña

La Policía militar del estado de Pará abrió una investigación para determinar las causas de la caída del silo

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Río de Janeiro, Brasil. EFE) Tres obreros murieron y otros tres quedaron heridos por el desplome de un silo para el almacenaje de cemento en el terreno en el que se construye la hidroeléctrica de Belo Monte, una faraónica obra en la Amazonía brasileña, informaron hoy los responsables por la presa.

El accidente ocurrió hacia las 2.00 hora local (5.00 GMT) de este sábado en el área en que se almacena el material de la construcción cuando un camión descargaba cemento en los silos industriales, según un comunicado del Consorcio Constructor de Belo Monte (CCBM).

Tres obreros que trabajaban en el lugar fueron rescatados con heridas, el más grave de los cuales con fracturas en un hombro, y otros tres, inicialmente declarados como desaparecidos, fueron hallados sin vida tras casi 15 horas de búsquedas de los bomberos en los escombros a que quedó reducida la torre de hormigón.

Las víctimas, que trabajaban como ayudantes de producción, fueron identificados como Denivaldo Soares Aguiar, José da Conceição Ferreira da Silva y Pedro Henrique dos Santos Silva.

Los heridos, dos sin gravedad y ya dados de alta, fueron socorridos por el equipo médico de la propia constructora y trasladados al Hospital Municipal de la ciudad de Altamira.

La Policía militar del estado de Pará abrió una investigación para determinar las causas de la caída del silo, que tenía capacidad para 500 toneladas de cemento.

La constructora informó en su comunicado que colaborará en la investigación “con todos los esfuerzos posibles”.

La construcción de Belo Monte, una polémica presa erguida en medio de la mayor selva tropical del mundo, ha sido paralizada en varias oportunidades por huelgas de obreros insatisfechos con las condiciones de trabajo y por protestas de manifestantes que se oponen a la obra.

La que será la tercera mayor hidroeléctrica del mundo comenzó a ser construida en marzo del 2011 en Altamira, ciudad en el estado de Pará, pese a la resistencia de indios, agricultores, pescadores y ecologistas, que están preocupados por el impacto del proyecto en la Amazonía.

La obra, con un costo calculado de unos 10.600 millones de dólares, exigió el desplazamiento de entre 16.000 y 25.000 personas, según diversos cálculos.

Belo Monte, erguida sobre el río Xingú, un afluente del Amazonas, y que inundará 506 kilómetros cuadrados de selva, tendrá una capacidad de generación media de 4.571 megavatios hora y alcanzará un tope de 11.233 megavatios en las épocas de crecida del río.

Categoría: América Latina | Claves: Brasil