Trump advierte a las empresas: “No se irán de EEUU sin consecuencias”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Washington, Estados Unidos. dpa).- Donald Trump escenificó hoy en Indiana el rescate de más de 1.000 empleos que iban a haberse ido a México y convirtió su visita a la planta de un fabricante de aire acondicionado en una seria advertencia: “Las empresas no volverán a irse de Estados Unidos sin consecuencias”.

El ahora presidente electo hizo del proteccionismo una de las grandes banderas de su campaña y se ganó el apoyo en cinturones industriales que antes votaron demócrata con su promesa de combatir la deslocalización para salvaguardar empleos en Estados Unidos.

En la ciudad de Indianápolis, donde el fabricante de aire acondicionado Carrier tiene la planta cuyos puestos de trabajo quería trasladar a México, Trump tomó el acuerdo al que llegó con la compañía para reivindicarse como presidente que cumple.

“Quiero que todas las demás compañías sepan que vamos a hacer grandes cosas por los negocios, no hay ya razones para que se vayan“, dijo, apuntando a una reducción de impuestos empresariales y a una reducción de las regulaciones. Las consecuencias para las que se marchen serán altas tasas en la frontera.

Trump convirtió a Carrier durante la campaña electoral en símbolo de los efectos negativos de los tratados de libre comercio y atrajo así a trabajadores industriales que responsabilizan a la globalización del desempleo. Hoy volvió a arremeter contra el NAFTA, en el que están Canadá y México y del que ha asegurado que sacará a su país si esos dos socios no se avienen a renegociarlo.

“El NAFTA es un total y completo desastre”, dijo, “es una autopista de una sola vía hacia México”. Fue entonces cuando retomó el tema de la construcción del muro en la frontera con el país vecino, al que no se había vuelto a referir en las últimas semanas, despertando la especulación de que hubiera abandonado la idea.

“Confiad en mí, vamos a construir el muro”, manifestó hoy Trump, “y una de las cosas que no pasarán más serán las drogas”.

De la visita de Trump a la planta de Carrier, a la que acudió acompañado por el vicepresidente electo, Mike Pence, que es gobernador de Indiana desde 2013, se esperaban detalles del acuerdo que tanto la empresa como el republicano anunciaron el martes por la noche a través de Twitter.

Hay incógnitas, sin embargo, que siguen sin haberse despejado tras esa puesta en escena. Los empleos que se salvan de perderse a favor de México son 1.100, según el propio Trump y Greg Hayes, el CEO de la empresa dueña de Carrier, United Technologies. En esa planta de Carrier quedan otros 300 empleos más y en otra planta del mismo estado, otros 400. De estos no se dijo nada.

Pence manifestó que Carrier invertirá más de 16 millones de dólares en la planta y luego Trump se mostró convencido de que serán más. Hasta ahí, todos los detalles. Es decir, nada de cuáles son las contrapartidas por parte de la administración.

Medios estadounidenses sugieren una relación entre el mantenimiento de los puestos de trabajo y el hecho de que United Technologies, la empresa dueña de Carrier, sea contratista del Gobierno federal al frente del cual estará Trump desde el 20 de enero. Según “The New York Times”, la compañía obtiene de él el 10 por ciento de los 56.000 millones de ganancias anuales. Su mayor cliente es el Pentágono.




Categoría: Mundo | Claves: Donald Trump