TSJ deja sin efecto investigación por corrupción contra Rafael Ramírez

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Reuters) – El máximo tribunal de justicia de Venezuela dejó sin efecto el jueves una investigación del parlamento que denunció la malversación de unos 11.000 millones de dólares en la petrolera estatal PDVSA, a través de manejos irregulares entre 2004 y 2014.

Lea también: Rafael Ramírez pide al TSJ que anule las investigaciones de la AN en su contra

La comisión de contraloría de la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, acusó una rampante corrupción durante la década en la que Rafael Ramírez, actual representante de Venezuela ante Naciones Unidas, ejerció la presidencia de Petróleos de Venezuela.

Ramírez, quien ha negado los cargos en su contra, había solicitado al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) amparo contra la pesquisa, que se enfocó en 11 casos que van desde un escándalo bancario en Andorra, al presunto sobreprecio en la compra de equipos petroleros.

“Admite la solicitud de nulidad interpuesta”, se lee en el sumario de la decisión publicada en el portal del tribunal.

Si bien la sentencia completa no estaba disponible el jueves, Ramírez confirmó a Reuters el contenido de la misma.

Los diputados que dirigieron la investigación habían dicho que perseguirían cargos penales para Ramírez, así como para los otros directivos de PDVSA supuestamente involucrados en las irregularidades, como el actual presidente de la estatal, Eulogio Del Pino.

PDVSA ha estado envuelta en varios escándalos de corrupción en los últimos años.

Esta semana Suiza entregó a Estados Unidos unos 51 millones de dólares en activos congelados, ligados con una investigación estadounidense sobre un esquema de corrupción de unos 1.000 millones de dólares en la petrolera estatal venezolana.

Y el año pasado, la autoridad financiera de Andorra intervino la Banca Privada de Andorra (BPA) a raíz de una denuncia también de Estados Unidos por presuntas malas prácticas, que involucran el lavado de unos 4.200 millones de dólares de fondos de Venezuela.