Twitter, los “bots” y el obsesionado uso político del chavismo

Analistas independientes consultados por The Associated Press dicen que el gobierno se beneficia del uso de cuentas falsas en las redes sociales.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. AP) — Los índices de aprobación del presidente venezolano Nicolás Maduro apenas arañan el 30%, pero su popularidad en Twitter es comparable a la del papa Francisco. Al menos eso es lo que parece.

El líder del gobierno socialista usualmente acude a los medios sociales en busca de apoyo, como lo hizo cuando usó hashtags anti-estadounidenses como #ObamaRepealTheExecutiveOrder o #ObamaYankeeGoHome, para denunciar las sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos a funcionarios de su Administración.

“El mundo entero le está diciendo a Obama que elimine las sanciones”, dijo entonces la ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez.

Lea también: Altos cargos chavistas se apoderan de la pantalla de VTV

Pero una mirada más de cerca al fenómeno sugiere que el gobierno está inflando artificialmente su alcance en los medios sociales. Analistas independientes consultados por The Associated Press dicen que el gobierno se beneficia del uso de cuentas falsas en las redes sociales.

Se trata de cuentas automatizadas conocidos como “bots”, una abreviatura de robots, un fenómeno mundial que Twitter no ha podido controlar. Los programadores pueden crear estas cuentas ficticias en masa pero Twitter sólo puede eliminarlas una por una. En el pasado, Maduro se quejó de que Twitter había cerrado las cuentas de más de 6.000 seguidores suyos. La compañía declinó hacer comentarios al respecto para esta historia.

Pero una mirada más de cerca al fenómeno sugiere que el gobierno está inflando artificialmente su alcance en los medios sociales.

Entre otros poderosos e influyentes líderes, que se cree que emplean los “bots” en violación a las políticas de Twitter, se encuentran los líderes de Rusia, México y Turquía, así como los partidarios del grupo Estado Islámico.

El atractivo de Twitter es obvio para el gobierno de Venezuela. La plataforma constituye un espacio fundamental para el intercambio de información independiente y de puntos de vista, en un país en el que los medios de comunicación que han sido críticos del gobierno han ido desapareciendo, fenómeno que los grupos de libertad de prensa creen que es el resultado de una campaña que combina las sanciones con la intimidación.

Los habitantes de esta nación petrolera, que hacen parte de una sociedad súper polarizada, están obsesionados con la red social. Venezuela, de hecho, es uno de los países más activos en Twitter. Su plataforma es ampliamente utilizada para discutir las noticias políticas más que cualquier otro país de América Latina, según el Pew Research Center, un instituto de investigación.

“Twitter es una de las pocas ventanas que tienen los disidentes”, dijo Carolina Acosta-Alzuru, una académica de los medios de comunicación de la Universidad de Georgia, oriunda de Venezuela. “Esa es otra esfera donde el gobierno está tratando de controlar el discurso. De eso se trata el juego de los ‘hashtags’- que te dé una falsa sensación de la mayoría”.

De una u otra manera, el gobierno parece estar teniendo éxito.

Lean también: El chavismo te quiere en Twitter

Mientras que la oposición es más popular que el partido de gobierno, las principales tendencias en Twitter día a día suelen propuestas por el gobierno mientras que sus oponentes están en un distante segundo lugar.

En 2011, Hugo Chávez recabó apoyo para su nueva cuenta de Twitter comprometiéndose a entregar una casa al que fuera su seguidor número cuatro millones, que finalmente fue ganada por un estudiante universitario.

Hoy en día, el Partido Socialista ofrece bajar una aplicación que le permite a sus seguidores retuitear automáticamente cada tuit enviado por Maduro. El mandatario es la tercera figura pública más retuiteada en el mundo, detrás del papa Francisco y el rey de Arabia Saudita, según la firma de relaciones públicas Burston Marsteller.

En un programa computacional escrito a petición de The Associated Press para rastrear a los ‘bots’, investigadores de la Universidad Estatal de Utah encontraron sus elementos típicos en cientos de cuentas de Twitter que replicaron los comentarios del gobierno: mensajes que rebotan con una velocidad tal que es imposible que hayan sido tecleados; mensajes repetidos y tuits que salen uno tras otro, con segundos de diferencia.

“Se puede decir que hay una alianza de ‘bots’ en la que muchas cuentas de Twitter retuitean los mensajes del gobierno”, dijo Kyumin Lee, profesor de la Universidad Estatal de Utah. “No es que (la gente) simplemente vuelva publicar el mismo contenido, exacto. Este no es un comportamiento humano, normal”.

Entre los usuarios de las cuentas que replican estos mensajes de Maduro hay un grupo de cuentas bautizadas con los nombres de cada estado de Venezuela.

Las cuentas sospechosas también pueden rastrearse cuando envían tuits que no tienen sentido con un hashtag promovido por el gobierno. Decenas de presuntos robots cibernéticos repitieron varias veces por hora la etiqueta #ObamaYankeeGoHome en julio, meses después de que esa tendencia había terminado.

Funcionarios del Ministerio de Comunicaciones se abstuvieron de formular declaraciones para este despacho.

El Movimiento Revolucionario Tupamaro marxista, aliado al gobierno, dice que el estado domina Twitter porque tiene el respaldo del público. Ares Di Fazio, portavoz del Movimiento Revolucionario Tupamaro, dijo que “la oposición trata de no deprimirse diciendo que somos robots. Pero la verdad es que somos humanos”