UE y Mercosur buscarán desbloquear negociación para acuerdo comercial

Los cancilleres del bloque sudamericano sostendrán un encuentro al margen de la cumbre UE-Celac con la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrom, en una cita que podría arrojar luz sobre una hoja de ruta para las empantanadas negociaciones para liberar el comercio transatlántico.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Montevideo, Uruguay. AFP).- La Unión Europea (UE) y el Mercosur buscarán el jueves en Bruselas, en su primera reunión ministerial en más de dos años, un camino para destrabar las negociaciones hacia un tratado de libre comercio que ha enfrentado obstáculos por más de una década.

Los cancilleres del bloque sudamericano sostendrán un encuentro al margen de la cumbre UE-Celac con la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrom, en una cita que podría arrojar luz sobre una hoja de ruta para las empantanadas negociaciones para liberar el comercio transatlántico.

Brasil quiere firmar este año el TLC con la Unión Europea, un objetivo ambicioso que Uruguay y Paraguay acompañan.
Las tratativas comenzaron hace más de 10 años con una pausa de seis hasta 2010. Desde entonces, Europa entró en una crisis económica y la dinámica comercial a la interna del Mercosur se vio afectada por medidas unilaterales de los socios.

Ahora, para uno de los actores clave de estas conversaciones, el Brasil de Dilma Rousseff, una potencia agropecuaria y un gigantesco mercado importador para la UE, la situación económica cambió para peor. Y la tesitura de Brasilia es avanzar hacia acuerdos comerciales que le permitan mejorar sus exportaciones en un contexto de continua retracción.

El conversado acuerdo con el Mercosur se divide en tres grandes capítulos: diálogo político, cooperación y el más difícil, porque supone renuncias arancelarias, es el que atañe a comercio e inversión.

Brasil quiere firmar este año el TLC con la Unión Europea, un objetivo ambicioso que Uruguay -también afectado por una continua caída de exportaciones- y Paraguay -golpeado por medidas brasileñas en la frontera- acompañan.

¿Juntos o separados?

La gran duda es si el bloque sureño compuesto por Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela (que no participa del proyecto de acuerdo) logrará presentar un frente unido para proponer a sus socios europeos una oferta arancelaria conjunta.

“El camino elegido por todos los miembros del Mercosur es el de las negociaciones únicas conjuntas, para presentar una oferta única que sea en beneficio del desarrollo de nuestros países”, dijo a fines de mayo el canciller argentino Héctor Timmerman acompañado de su par brasileño, Mauro Vieira, y del ministro brasileño de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, Armando Monteiro.

La afirmación fue realizada luego de semanas de fuerte campaña por parte de Brasilia y Montevideo, que anunciaron un entendimiento para tratar de flexibilizar el Mercosur y permitir que los socios busquen acuerdos comerciales de parte a parte, sin que sea necesaria la autorización de los demás.

Esta estrategia incluiría por otra parte la posibilidad de que con la UE se negociara “a dos velocidades”, es decir, que Argentina presentara su oferta posteriormente. Así lo dieron a entender tanto el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, como el propio ministro brasileño Monteiro.

“Tenemos un mandato (…) para negociar con el Mercosur. Estamos convencidos de que la mejor solución para ambas partes sería un acuerdo birregional Mercosur-UE”, explicaron por su lado fuentes diplomáticas europeas a la AFP.

Así las cosas, la reunión del jueves podría arrojar luz sobre el camino que tomarán las discusiones.

“Lo que saldrá (de la reunión) será un acuerdo político, no de detalle, sobre cómo seguir”, dijo un diplomático del Mercosur a la AFP.

El desafío es importante para los dos bloques.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), las ventas del Mercosur a la UE representan un 50% del total enviado por la región América Latina y el Caribe a Europa. De ese total, 80% de las exportaciones provienen de Brasil.

Al otro lado del océano, el Mercosur absorbe 46% de las exportaciones europeas a la región.

Entre 2004 y 2013 la balanza comercial de la UE con el Mercosur pasó de ser deficitaria a registrar un superávit de casi 10.000 millones de euros, según cifras oficiales europeas.

Tal vez, el mejor resumen de expectativas de esta reunión del jueves lo dio la propia comisaria europea de Comercio cuando en abril, en entrevista con la AFP, señaló: las negociaciones “estuvieron en un callejón sin salida durante un cierto tiempo. Estamos viendo si podemos salir”.