El G7 apuesta por la eficiencia como clave de una futura política energética

Los resultados de la reunión de los titulares de Energía serán trasladados a la cumbre de jefes de estado y de gobierno del G7 que se celebrará en junio en el castillo de Elmau, en Baviera.

El G7 apuesta por la eficiencia como clave de una futura política energéticaEl comisario europeo de Energía y Protección del Clima, el español Miguel Arias Cañete, asiste a la reunión de los ministros de Energía del G7. Crédito: EFE
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Alemania. EFE) – Los responsables de Energía de los países del G7 apostaron hoy por la eficiencia energética como la clave central de una estrategia futura que garantice el suministro eléctrico, rebaje costos y ayude a reducir las emisiones de C02, haciendo un aporte así a la protección del clima.

“Subrayamos que un aumento de la eficiencia energética es decisivo para asegurar el suministro eléctrico y contribuirá a la competitividad de nuestra economías”, subrayaron en una resolución conjunta aprobada hoy en Hamburgo (norte de Alemania).

La cita de Hamburgo, organizada en el marco de la presidencia de turno del G7 que desempeña Alemania, estuvo marcada por la cumbre del clima que se celebrará a fin de año en París y sólo abordó de forma tangencial crisis de actualidad, como la ucraniana.

Los representantes del grupo de las potencias industrializadas (EEUU, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Japón y Canadá), del que ha quedado excluido Rusia, volvieron a mostrar su preocupación por el riesgo que representa el conflicto ucraniano para el suministro energético en la región y exigieron que no se utilice la energía “como una arma de coacción política ni como una amenaza”.

El anfitrión del encuentro, el ministro alemán de Economía y Energía, Sigmar Gabriel, se mostró satisfecho por haber ido más allá de una crisis “puntual”.

Lo que necesitamos es una estrategia para asegurar el suministro energético mundial”, manifestó al presentar la resolución final del encuentro.

Según ese documento, el aumento de la eficiencia debe considerarse como el “generador de energía número uno” y como el camino más económico para cubrir la demanda.

“Nos comprometemos a usar el enorme potencial no utilizado para aumentar la eficiencia energética”, recalcan en la resolución, por la que se felicitó el comisario europeo de Energía, Miguel Arias Cañete.

Gabriel subrayó los esfuerzos que se están realizando en todos los países del G7, que muestran el enorme potencial que existe y que no se utilizó durante muchos tiempo.

Su primer ejemplo fue Japón que, tras apagar temporalmente los reactores nucleares tras la catástrofe de Fukushima, tuvo en el aumento de la eficiencia energética una de las claves para asegurar el suministro.

“La UE también le está dando a la eficiencia energética un papel fundamental y en Estados Unidos también están pasando cosas, aunque algunos crean que allí sólo se dedican a buscar nuevos yacimientos de gas y de petróleo”, dijo.

En ese contexto, el secretario de Energía de EEUU, Ernest Monitz, destacó que las medidas de eficiencia energética durante el Gobierno de Barak Obama han permitido ahorrar millones de toneladas de emisiones de C02.

Parte de la estrategia pasa por la creación de las llamadas “redes inteligentes”, que permiten optimizar la distribución de acuerdo con las necesidades de suministro.

“Para un aumento de la eficiencia energética necesitamos mejorar nuestra infraestructura y no sólo se trata de crear redes más largas, sino también redes inteligentes. Eso implica digitalización y eso trae el peligro de los ciberataques”, advirtió Gabriel.

Los países del G7 apostaron además por la diversificación de la matriz energética, una reducción paulatina de la dependencia de fuentes fósiles de energía e inversiones en el desarrollo de tecnologías innovadoras para la producción de energía.

“Subrayamos que la ciencia muestra que se necesita una reducción importante de las emisiones de los gases responsables del efecto invernadero y resaltamos la necesidad de un cambio en la política energética para separar las emisiones de carbono del crecimiento económico”, destacaron.

Gabriel reseñó el avance de las energías renovables en Alemania como un ejemplo de lo que se puede lograr a través de la innovación.

“Hay cosas que hoy son realidad y que hace diez años parecían ciencia ficción”, apuntó para referirse a los parques eólicos marítimos, que ahora forman parte clave de la matriz energética alemana.

En el documento final los ministros acordaron un diálogo permanente para seguir reduciendo los costes de esos parques.

Los resultados de la reunión de los titulares de Energía serán trasladados a la cumbre de jefes de estado y de gobierno del G7 que se celebrará en junio en el castillo de Elmau, en Baviera, cita precedida por un encuentro de los ministros de Finanzas a finales de este mes.

Categoría: Mundo