Un mito en el banquillo: así vivió Casillas su suplencia

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Toulouse, Francia. dpa) – Se lamentó en las ocasiones falladas, sufrió durante largo rato y explotó como un hincha más con el gol de Gerard Piqué en el minuto 87: Iker Casillas vivió hoy con emoción su suplencia con la selección española de fútbol.

Mito del fútbol mundial, el portero vio desde el banquillo el 1-0 con el que España derrotó en Toulouse a la República Checa en el debut de la defensora del título en la Eurocopa de Francia. Hace cuatro años fue él quien levantó la copa de campeón, hoy su papel fue totalmente secundario.

Casillas, de 35 años y que ganó en su carrera prácticamente todos los títulos que un futbolista puede alzar, celebró el gol con euforia y cuando el árbitro pito el final fue a abrazar a Piqué.

“Iker ha tenido un comportamiento estupendo en el banquillo”, destacó después del encuentro el seleccionador español, Vicente del Bosque, el que tomó la decisión de sentar al todavía capitán. “Se ha comportado como un jugador más y ha estado apoyando en todo momento al equipo”.

El episodio de hoy fue posiblemente el principio del fin en la selección para el actual portero del Porto, que entregó los guantes de la titularidad a David de Gea, diez años menor, por decisión de Del Bosque.

El debate sobre quién iba a ser el portero elegido por el entrenador ocupó páginas y páginas en la prensa española en los últimos meses. Incluso la televisión que tiene los derechos para emitir la Eurocopa en España destinó una de sus cámaras a hacer un seguimiento constante de los movimientos de Casillas en Toulouse.

CASILLAS FUE SUPLENTE

El último gran torneo de selecciones en el que Casillas fue suplente fue el de la Eurocopa de Holanda y Bélgica 2000. Hace 16 años, cuando Roger Federer aún no había ganado un Grand Slam de tenis, las Torres Gemelas aún lucían en Manhattan y Lionel Messi era un niño de apenas 13 años.

Casillas jugó los Mundiales de 2002, 2006, 2010 y 2014 y las Eurocopas de 2004, 2008 y 2012, siempre como titular indiscutible a las órdenes de cuatro seleccionadores diferentes.

Únicamente se perdió dos encuentros en esos siete torneos, dos partidos de la fase de grupos en los que España ya tenía atada la clasificación a las rondas eliminatorias. Santiago Cañizares le sustituyó en la tercera jornada de la primera fase del Mundial de Alemania 2006 ante Arabia Saudí y dos años después fue Pepe Reina el que defendió las redes ante Grecia.

Casillas, que con 167 partidos es el español con más internacionalidades de la historia, pisó el césped del estadio de Toulouse para poner a punto a De Gea.
Era él, ganador de un Mundial, dos Eurocopas, tres Ligas de Campeones y cuatro Ligas españolas, entre otros títulos, el que hacía de “sparring” de De Gea.

Viendo la imagen con perspectiva histórica, sin ceñirse a la actualidad, era tan extraña como las sensaciones de uno de los jugadores.

“Después de tantos años jugando juntos es raro no tener a Casillas detrás”, señaló tras el encuentro Sergio Ramos, central de España y del Real Madrid.

Crédito: EFE

Crédito: Marca