Declaran estado de emergencia en Carolina del Norte tras morir manifestante en disturbio

La Alcaldía de Charlotte (Carolina del Norte) aseguró a través de la red social Twitter que los agentes desplegados en la manifestación no efectuaron disparos de bala, por lo que el suceso fue entre civiles.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: AFP

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El gobernador de Carolina del Norte declaró este miércoles el estado de emergencia tras registrarse la segunda noche de enfrentamientos en Charlotte en protesta por la muerte de un hombre negro a manos de la policía.

“He declarado el estado de emergencia e iniciado esfuerzos para desplegar la Guardia Nacional y la Patrulla de Caminos para asistir a la policía local en Charlotte”, escribió el gobernador Pat McCrory en Twitter.

Un manifestante fue gravemente herido y se encuentra con respiración asistida tras los choques de esta jornada en la ciudad. Una persona murió hoy por heridas de bala durante la segunda noche de disturbios en Charlotte (EE.UU.) por la muerte de un afroamericano a manos de la Policía el martes, informaron las autoridades.

La Alcaldía de Charlotte (Carolina del Norte) aseguró a través de la red social Twitter que los agentes desplegados en la manifestación no efectuaron disparos de bala, por lo que el suceso fue entre civiles.

A estas horas, decenas de manifestantes se enfrentan en las calles de Charlotte con la Policía, que está lanzando gases, disparando proyectiles de goma y realizando múltiples detenciones.

Por lo menos siete policías y dos manifestantes, a parte del fallecido, han sufrido heridas y han sido atendidos por los servicios médicos.

Charlotte vive así la segunda noche de disturbios después de que un policía asesinó este martes al afroamericano Keith Lamont Scott, de 43 años, que según las autoridades iba armado aunque no han aclarado si estaba apuntando a los agentes.

Los familiares de Scott, por su parte, aseguraron que el hombre estaba esperando a que su hijo regresara de la escuela para recogerlo y negaron que tuviera un arma, tal y como sostiene la Policía.