Un par de zapatos cuesta hasta 21 salarios mínimos en Venezuela

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Tras la grave crisis económica que vive Venezuela, comprar un par de zapatos se ha vuelto un lujo, cuando antes era de lo más normal adquirir zapatos y prendas de vestir.

Los consumidores no dejan de sorprenderse ante los constantes aumentos. Camila Hernández regresó el fin de semana pasado después de 15 días a una tienda en un centro comercial del sureste de Caracas y se asombró al ver que unos calzados, fabricados en China, aumentaron de 239.000 bolívares a 569.000 bolívares. También vio que el precio de un par de zapatos de cuero subió de 899.000 bolívares a 1.599.999 bolívares, reseñó el diario El Nacional.

“Hace dos semanas quise adquirir un nuevo par de zapatos, pero los precios me alejaron de las tiendas. Regresé a los mismos establecimientos hace tres días para intentarlo una vez más, pero eran todavía más inaccesibles”, señaló Hernández. Lamentó que desde hace más de tres años no ha podido comprarse unos zapatos para ella: “Me siento frustrada, porque los que tengo están desgastados, rotos y remendados”, relató la dama.

Un calzado formal para caballero, tipo Oxford, cuesta 3.000.000 bolívares (más de 21 salarios mínimos) en una tienda de un centro comercial ubicado en el este de Caracas, reseñó también el diario.

El calzado para damas cuesta más caro en otras tiendas. Si una mujer quiere que su atuendo luzca más sofisticado y elegante, tendría que pagar 2.200.000 bolívares para comprarse solamente un par de tacones en un centro comercial en Chacao. Unos zapatos tipo cuña tienen un precio de 1.600.000 bolívares y unas sandalias cuestan 1.200.000 bolívares en este mismo establecimiento.

A LOS CHAMOS TAMBIÉN LE PEGA LA CRISIS

Ante los altos costos de los uniformes escolares, los padres y representantes, han tenido que ingeniárselas para poder adquirir la vestimenta y el calzado necesario para que sus hijos retornen a las aulas de clases.

Es por ello, que la elección del zapato ideal no se basa en la marca ni en el diseño, como en años anteriores, sino que, esta vez los venezolanos buscan la opción más “barata”.

La razón radica en que la crisis financiera que atraviesa el país, golpea duramente el bolsillo de los ciudadanos y ocasiona que los precios de los zapatos escolares estén “por encima de las nubes”.

Algunos padres, ni siquiera pueden adquirir el producto escolar nuevo, sino que buscan otras alternativas. “Me siento frustrada al ver estos elevados precios. Pienso que para poder darle a mis hijos unos zapatos para que vayan a estudiar, tengo que tener aproximadamente 2 millones de bolívares”. Agregó que en un año y medio no ha podido comprarse un par de zapatos”, dijo una consumidora que prefirió no ser identificada.




Categoría: Economía Venezuela | Claves: Crisis económica