Un vacío de cerveza duplica el salario mínimo

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redaccion Sumarium).- Los precios de la bebidas alcohólicas superan el salario mínimo, el vacío de la cerveza se consigue de 150.000 a 180.000 bolívares aproximadamente, la bebida hecha a base de cebada es la más accesible.

Ya no podemos comprar botellas porque están muy caras. Ahora solo nos alcanza para una cervecita, de vez en cuando” según los consumidores.

Las persona no compran por gusto sino por precios. “Las personas no se llevan lo que quieren sino para lo que les alcanza. Algunos clientes vienen con una cantidad de dinero y me preguntan qué pueden comprar con eso”, señaló la encargada de un comercio en Buena Vista.

En la licorería de La California Sur, las bebidas más demandadas son el ron y el vodka. Las botellas de marcas venezolanas cuestan entre 120.000 y 134.550 bolívares. El vodka, a diferencia del ron es más accesible se encuentra entre los 89.900 bolívares y una de las más costosas, de la marca Grey Goose, está en 1.245.500 bolívares en una licorería de Las Mercedes.

Asi mismo un empleado de La California Sur alegó que, “el whisky se encuentra entre los licores que los consumidores han dejado de comprar”. Una botella de Buchanan’s, 18 años, cuesta 12 millones de bolívares; es más de lo que se necesita para pagar 16 trimestres de las carreras Ingeniería, Psicología o Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello, que teniendo en cuenta la matrícula del pasado periodo septiembre-noviembre 2017. Sacando cuentas sobrarían 515.712 bolívares.

En esta época decembrina, unos de los licores que brillará por su ausencia será el Ponche de Crema. Empleados de comercios del ramo coinciden en que escaseará la bebida alcohólica fabricada, entre otros ingredientes, con huevos, leche entera y condensada, productos que en el dia a dia del venezolano se consigue con dificultad, así publicó El Nacional.

“Los proveedores no tienen Ponche Crema”, aseguró un empleado de la licorería ubicada en Buena Vista. “Desde julio lo hemos pedido y sigue sin llegar”, dijo un trabajador de un establecimiento de La California Sur. Al igual que “los espumantes desaparecerán al igual que los vinos para cocinar”, agregó.