Concretaron una cita por Facebook y los encontraron muertos en un hotel

Las autoridades colombianas se encuentran investigando si Vejollin, de quien no se conoce mayores detalles, se encontraba afiliado a alguna etnia o secta.

Concretaron una cita por Facebook y los encontraron muertos en un hotelNatalia Andrea Seña Bernier. Crédito: La Vanguardia.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)- Lo que comenzó como una inocente conversación entre 2 adolescente a través de la red social Facebook, terminó siendo un suicido, homicidio, en extrañas circunstancias en Colombia.

Natalia Andrea Seña Bernier, era una quinceañera que vivía en la ciudad de Bogotá, y mantenía constante contacto a través de Facebook con Fernán Vejollín, de 22 años, quien vivía en la ciudad de Barranquilla.

Fernán Vejollín (I), Natalia Andrea Seña Bernier (D). Crédito: El Heraldo

De acuerdo a la información del diario La Vanguardia, los 2 jóvenes habrían concretado un encuentro en la capital colombiana, a donde Vejollin habría viajado para ver a Bernier.

Katherine Rodríguez, tía de Natalia, comentó que el pasado 26 de julio, ella habría salido de su casa para encontrarse con unas amigas, pero al pasar las horas y sin saber nada de ella, reportaron su desaparición ante las autoridades competentes.

Los familiares de Bernier buscaron desesperados en los hospitales y comandancia, pero no fue sino hasta 4 días de su desaparición que recibieron la fatídica noticia de la muerte de la quinceañera.

Según la investigación de las autoridades competentes, Natalia Andrea Seña Bernier y Fernán Vejollín, fueron encontrados muertos en un hotel del sector de Patio Bonito, en Kennedy, Bogotá.

Funcionarios información que el cuerpo de la joven no presentaba signos de violencia, aunque resaltaron que en la escena donde se encontraron los 2 adolescentes había una circunstancia extraña que está siendo investigada.

La tía de Natalia, denunció que “el culpable” de la muerte de su sobrina era Vejollín, ya que según muestran las conversaciones en Facebook, “él mostraba tener desequilibrios mentales, y actitudes satánicas”.

“Era una persona loca, con problemas mentales, se hacía daño a sí mismo y quería llevar a Natalia a la muerte”, aseveró Rodríguez.

Las autoridades colombianas se encuentran investigando si Vejollin, de quien no se conoce mayores detalles, se encontraba afiliado a alguna etnia o secta.

Categoría: América Latina | Claves: Colombia sucesos