eltelegrafo

Una campaña para sacar a los violentos de todas las marchas

En Saraguro hirieron a los policías, secuestraron a la Jefa Política del cantón, al comisario y a un policía.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Telégrafo)- Hasta ahora no se escucha ningún pronunciamiento franco, sensato y muy político de los opositores sobre la violencia con la que actúan todos aquellos marchantes, incluido el prefecto de Zamora Chinchipe, Salvador Quishpe, en las manifestaciones políticas de los últimos días.

En Saraguro hirieron a los policías, secuestraron a la Jefa Política del cantón, al comisario y a un policía. Todos ellos, además, fueron maltratados; y al gendarme, según su testimonio, hasta lo torturaron. Pruebas sobran: ahí están los medios privados para mostrar si hace falta, tanto que se dicen ‘neutrales’.

El prefecto mencionado inició la agresión en la Plaza Chica, de Quito. Y, para sorpresa de todos, luego apareció sin herida alguna mientras decía que había sido detenido, arrastrado y por poco torturado. Por lo tanto, si efectivamente están en contra de la violencia, ¿por qué los dirigentes de la Conaie, Pachakutik, FUT, CREO, PSC, SUMA, Prian, los desaparecidos MPD y PRE, Ruptura, ID, Concertación, etc. no se pronuncian por la paz, denuncian a los encapuchados y deciden hacer política real y no escándalo público?

Categoría: Opinión