Una docena de perros devoró el cadáver de un hombre

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El cuerpo sin vida de Rubén Enrique Fonseca Brito, de 30 años, fue hallado en una parcela en venta, en la avenida 87, vía principal del barrio El Chaparral, en la parroquia Luis Hurtado Higuera, en Zulia, luego de ser devorado por una manada de perros.

El fallecido estaba desaparecido desde el pasado martes en la noche, así lo informó su esposa, Cirlena Morales, quien explicó al diario La Verdad que debía un dinero por esa zona y su pareja le hizo el favor de trasladarse al lugar para cancelar la deuda. Desde entonces Brito no regresó a su hogar.

Fonseca, quien dejó un hijo de seis meses, salió de su casa con un bolso morado y los ocho mil bolívares que debía pagar, un calzado marca Puma y un short. Los parientes lo reconocieron con esas evidencias, y por el dragón que tenía tatuado en un brazo.

El cadáver tenía un disparo de escopeta, la mitad del cráneo destrozado y las piernas mordidas luego de que una docena de perros se lo comiera. Los vecinos, extrañados al ver la manada de perros comiendo algo en el terreno, llamaron rápidamente a la Policía Nacional.

La víctima era conocida como un “ladróncito” de barrio y era apodado “Negrito”. Según Guillermo, dueño del terreno, aparentemente Rubén estaba escapando de alguien saltándose por los fondos de los terrenos.




Categoría: Venezuela | Claves: Asesinato Delincuencia sucesos