Una eminencia en el deporte… es aceptado por ocho universidades

"Cuando fui aceptado por las ocho, fue una bendición y una maldición porque tenía que elegir", acotó Rojas.

Una eminencia en el deporte… es aceptado por ocho universidadesLa primera llamada vino en febrero de la Universidad de Yale. Crédito: AP
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Fullerton, California, EE UU. AP) — Era en sí una historia de éxito que Fernando Rojas, estudiante de último año de la secundaria Fullerton e hijo de inmigrantes mexicanos que no culminaron sus estudios, alcanzara la universidad. Pero el adolescente de 17 años logró algo sorprendente: lo aceptaron las ocho escuelas privadas de estudios superiores de la Ivy League.

No pensé que sería aceptado en ninguna“, reveló Rojas al diario The Orange County Register el sábado. “Cuando fui aceptado por las ocho, fue una bendición y una maldición porque tenía que elegir. Me sentía emocionado y asustado, todo al mismo tiempo”.

La primera llamada vino en febrero de la Universidad de Yale. En cuestión de semanas le siguieron llamadas, mensajes de correo electrónico y cartas provenientes del Dartmouth College, así como de las universidades de Brown, Pennsylvania, Cornell, Columbia, Harvard y Princeton.

Todas las escuelas de la Ivy League querían al joven. Rojas también fue aceptado por la Universidad de Stanford y dos escuelas cercanas, la Universidad de California en Irvine y la Universidad Estatal de California en Fullerton.

Es uno de cuatro hijos de Raúl Rojas, de 59 años, y su esposa María, de 56, que llegaron a Fullerton provenientes del estado mexicano de Jalisco a principios de la década de 1980. Raúl trabaja en una máquina y María es costurera.

Campeón en discurso y debate a nivel nacional, Rojas pensó que si enviaba solicitudes a las ocho escuelas de la Ivy League podría ser aceptado en alguna.

Sal Tinajero, el instructor de discurso y debate de Rojas en Fullerton, dijo al periódico que el joven es un tenaz emprendedor que crece en la competencia.

“Su mayor motivación es que sus padres sepan que sus esfuerzos rindieron frutos“, comentó Tinajero.

Después de visitar varias escuelas, optó por Yale, que cuesta 64.000 dólares al año incluyendo hospedaje y alimentos. El deberá cubrir 6.000 dólares, mientras que las becas de Yale y del gobierno federal cubrirán el resto.

Me encantó Princeton“, dijo Rojas. “Tiene un campus hermoso, pero lo sentí muy estresante. Stanford era demasiado grande y abrumador”.

“Los chicos (de recién ingreso) en Yale lucían un poco más entusiasmados por empezar y proseguir los estudios“, señaló.

Su madre dijo que al principio no comprendía la magnitud del logro de su hijo. Pero cuando los medios de prensa empezaron a llamar, supo que era algo importante.

Rojas atribuye sus logros académicos al ahínco y los consejos de sus hermanos mayores. “Fui a la secundaria sabiendo qué se debía hacer“, subrayó.

Rojas se tomará un tiempo durante el verano y se irá a Yale a finales de agosto. Tiene pensado graduarse en estudios latinoamericanos o quizá en una carrera como abogado o en asuntos internacionales.

Después de visitar varias escuelas, optó por Yale, que cuesta 64.000 dólares al año incluyendo hospedaje y alimentos. Crédito: AP