Una joven despertó dentro de su ataúd para volver a morir

Los forenses que realizaron la exhumación del cuerpo de la joven aseguraron que pudo haber sufrido un episodio de pánico severo que detuvo su actividad cardíaca, o pudo tratarse de un caso de catalepsia.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: YouTube.

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– Un hecho insólito se registró en el municipio de La Entrada, Copán, en el occidente de Honduras. Una joven depositada en un mausoleo del Cementerio General de La Entrada, supuestamente resucitó, sin embargo, luego murió. Se trata de Neysi Pérez (16), quien tenía dos meses de embarazo.

De acuerdo con el Daily Mail, un día despúes de ser enterrada, un guardia del camposanto escuchó ruidos en la cripta y revisó el lugar. Peritos de Medicina Forense y curiosos en el lugar vieron que el vidrio del ataúd estaba quebrado, sin embargo, al retirar el cuerpo de Neysi confirmaron que estaba muerta.

Los familiares de la joven llevaron el cuerpo -aún dentro del ataúd- hasta el hospital más cercano, en San Pedro Sula, con la esperanza de que recobrara la conciencia, pero no fue así.

Según el reporte del corresponsal de HCH, canal que transmitió la noticia, Pérez falleció de madrugada después de escuchar unos disparos. Aparentemente se asustó y perdió el conocimiento.

Los forenses que realizaron la exhumación del cuerpo de la joven aseguraron que pudo haber sufrido un episodio de pánico severo que detuvo su actividad cardíaca, o pudo tratarse de un caso de catalepsia.

Crédito: Daily Mail.

“Tenía rasguños en la frente y contusiones en sus dedos. Parecía que había tratado desesperadamente de salir del ataúd y se lastimó”, dijo Carolina Pérez, prima de Neysi.

Entre tanto, la madre de la joven, María Gutiérrez, cree firmemente que su hija fue enterrada viva y culpa a los médicos por emitir demasiado rápido un certificado de defunción.

“Los médicos la declararon muerta, pero todo el mundo a mi alrededor me decía que no lo estaba. Ella no se veía como si hubiera muerto”, dijo.

“Incluso después de un día en la tumba el color de su cuerpo era normal, su cadáver no olía, ella se veía como en un sueño profundo. Tampoco hubo rigidez, su cuerpo seguía siendo flexible, eso era imposible estando ‘muerta’ durante tantas horas”, agregó.

Finalmente, aseguró que “todo el mundo estaba diciendo que había vuelto a la vida”: “Estábamos todos tan contentos. Pensé que iba a conseguir a mi hija”.

Categoría: Mundo | Claves: Honduras