Una venezolana, implicada en esconder al asesino de Cuenca en Rumania

Aseguró a la prensa que vivió con gran angustia y nerviosismo esos instantes, ya que no pudo avisar a su marido que tenían a un asesino en casa.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– Sergio Morate, el joven acusado de ser el autor intelectual y material de la muerte de dos chicas en España, se ha declarado inocente del crimen, sin embargo, su amigo Istvan Horvath, quien lo acogió en Rumanía, aseguró en declaraciones a la prensa que Morate, mientras se encontraba en su casa, le dijo que cometió el crímen de las jóvenes.

De acuerdo con el diario Telecinco, para explicar por qué no acudió a la Policía, Istvan señala que no le creyó y que pensaba que estaba bromeando, aunque incluso le llegó a dar detalles de cómo había enterrado los cuerpos.

“He matado a Marina”, le dijo Morate a su amigo. Sobre Laura, Horvath ha indicado que Morate no le dijo nada salvo que “la otra no tenía culpa”.

Preguntado sobre si Morate solía alardear de cosas que no había hecho, Horvath aseguró que “siempre lo hacía para hacerse el machote delante de la gente”.

“Me envió un mensaje y me dijo que había hecho algo. Luego me llamó y me dijo que estaba perdido por algún lugar en Austria, pero sin decirme nada más. Fui a buscarlo a Hungría y me lo traje a Rumanía”, aclaró.

“Tengo un hijo y una mujer. Cuando vinieron a por él me entró miedo, no he dormido”

Finalmente, Horvath denunció que Morate le ha “jodido la vida”. “No lo sabía. Si lo llego a saber, a mi casa no lo traigo. Tengo un hijo y una mujer. Cuando vinieron a por él me entró miedo, no he dormido. Estaba asustado, flipando”, expuso.

Por su parte, la mujer de Istvan, de origen venezolano, entró en páginas webs de la prensa española y comprendió que lo que les estaba contando Morate era cierto y que se le estaba buscando por estos crímenes. Entre lágrimas, aseguró a Mediaset que vivió con gran angustia y nerviosismo esos instantes, ya que no pudo avisar a su marido que tenían a un asesino en casa.

La petición de extradición realizada por España para que las autoridades rumanas entreguen a Sergio Morate a la Justicia española llegó ayer a la Corte de Apelación de Timisoara, donde tendrá que ser traducida y analizada para decidir sobre el citado requerimiento.

Por el momento, Morate se ha declarado inocente de los asesinatos de las dos jóvenes de Cuenca.

Categoría: Mundo | Claves: Cuenca España sucesos