eltelegrafo

Una visita cargada de símbolos, sentidos y deseos de confianza

- Francisco ya está en Bolivia.

- Hay mucho que reflexionar sobre el efecto que esta visita tendrá en nuestra comunidad católica.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Telégrafo). Francisco ya está en Bolivia. Tras la visita a Ecuador no quedan dudas de que a estas dos naciones llega el Sumo Pontífice como un símbolo de que las escogió por muchos motivos, pero por uno en particular: han sido, junto a Paraguay, las más afectadas por el colonialismo y también por un sistema económico perverso.

Algunos dirán que la Iglesia católica busca nuevos caminos de entendimiento con sus fieles en estas naciones. Pero no está por demás entender que las élites criollas, junto a cierta ‘aristocracia eclesial’ tuvieron mucho que ver en su destino y devenir.

Al partir de Ecuador, Francisco ha dejado claro que este siglo requiere de una nueva Iglesia y de otros modos de ejercer el sacerdocio para servir, sobre todo para que el servicio sea entendido como un signo poderoso de su quehacer.

Claro que hay mucho que reflexionar sobre el efecto que esta visita tendrá en nuestra comunidad católica. Y será la ocasión para entender la realidad, desde las doctrinas y principios más profundos, antes que por los personalismos.

Categoría: Opinión