Uruguay, el frasco chico que busca perfumar con sus valores el Consejo de ONU

Medio siglo ha pasado desde que el país suramericano formó parte como miembro no permanente, entre 1965 y 1966, del órgano de las Naciones Unidas que tiene la responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacionales.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Montevideo, Uruguay. EFE) – Si bien será el más ‘chico’ de los Estados miembro del Consejo de Seguridad de la ONU, Uruguay, con su estable política exterior y definido por muchos como ejemplo de democracia, no dejará pasar la oportunidad de demostrar que ante el compromiso con la paz, el buen perfume “se vende en frasco pequeño”.

Medio siglo ha pasado desde que el país suramericano formó parte como miembro no permanente, entre 1965 y 1966, del órgano de las Naciones Unidas que tiene la responsabilidad primordial de mantener la paz y la seguridad internacionales.

Desde entonces, el “paisito”, como popularmente se conoce a este Estado de poco más de 176.000 kilómetros cuadrados y 3,3 millones de habitantes, no había vuelto a ocupar un sillón temporal en el único órgano de la ONU cuyas decisiones deben ser cumplidas de forma obligatoria por los Estados miembros.

Sin embargo, todo cambió el pasado jueves, cuando la candidatura uruguaya, que no tenía rivales entre los países latinoamericanos, obtuvo el apoyo de 185 de los 193 países de las Naciones Unidas para acceder al Consejo, al que entran además Japón, Egipto, Ucrania y Senegal, que también obtuvieron el respaldo necesario.

Todos ellos, así como los otros cinco miembros no permanentes, que todavía continuarán el próximo año -Angola, Malasia, Nueva Zelanda, España y Venezuela-, y por descontado los que cuentan con puesto fijo -China, Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos- son sensiblemente mayores en superficie a Uruguay y qué decir en población.

Uruguay remarcó ser el mayor contribuyente per cápita del mundo a las operaciones de mantenimiento de paz.

“Uruguay, modestamente, desde su lugar y su dimensión, no escatimará esfuerzos en hacer su aporte para esta causa”, expresó en Nueva York el vicecanciller uruguayo, José Luis Cancela, al poco de conocer una noticia que tampoco pasó desapercibida para la principal fuerza de la oposición uruguaya, el conservador Partido Nacional.

En declaraciones a Efe, el diputado Jaime Trobo, miembro de la comisión parlamentaria de Asuntos Internacionales, reconoció estar muy contento con la votación y apostó por que Uruguay pueda en el Consejo y en especial en el capítulo de las misiones de paz tener un protagonismo importante.

En este sentido, consideró que debería aspirar a liderar el área de la ONU dedicada a ese campo, en el que el país ha participado activamente desde 1982 con operaciones de mantenimiento de la paz en Sinaí, Camboya, Mozambique, Angola, Congo y Haití.

No obstante, en su candidatura al Consejo, presentada en 2008, Uruguay remarcó ser el mayor contribuyente per cápita del mundo a las operaciones de mantenimiento de paz, que actualmente desarrolla en el Congo y en Haití y estudia hacerlo también en la República Centroafricana.

Unos 40.000 soldados uruguayos han pasado ya por misiones de paz de la ONU y el 75 % de los militares del país tienen al menos una experiencia en esas operaciones.

Estos números, para un país con poca población, muestran, según Cancela, su compromiso con este “bien público internacional” que es la paz.

“Uruguay va a llevar sus valores, sus principios, su experiencia y su sentido humanista”, manifestó el jueves el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, para quien su país tiene una historia llena de decisiones de carácter democrático, ecuánime, de toma de soluciones y de respuesta a los problemas globales del mundo.

Una nación que “siempre se ha ceñido a los dictámenes del derecho internacional” y que es vista como un ejemplo en esa materia”, apostilló.

Algo parecido opinó Julio María Sanguinetti, quien fuera el primer presidente de la actual democracia del país suramericano, restablecida en 1985 tras la dictadura cívico militar que se inició en 1973.

El valor de Uruguay en la vida internacional es el de poder “predicar” las buenas ideas desde la “inocencia de un sentimiento” y un pensamiento “auténticamente democrático”, subrayó el exmandatario, del hoy opositor Partido Colorado, convencido de que Uruguay, pequeño “entre dos gigantes”, no genera recelos.

“Eso es lo que nos da alguna oportunidad de actuar porque nadie va a pensar, ni suponer, que detrás nuestra haya ninguna voluntad ni hegemónica ni una actitud soberbia”, matizó.

La candidatura uruguaya se basó en la consolidación de la paz y la seguridad internacionales, la protección de la población civil en el caso de conflictos, la defensa de los derechos humanos, el desarme, la no proliferación y la defensa del derecho internacional.

La persona designada para ocupar el sillón será el hasta ahora embajador en Canadá, Elbio Roselli.

La defensora de los derechos humanos uruguaya Belela Herrera, que fue vicecanciller entre 2005 y 2008, tiene claro que el principio básico de la política exterior uruguaya es el de no injerencia en asuntos internos de otros Estados, el respeto y el querer acercarse a todos los países.

A su juicio, formar parte del Consejo supone una “gran importancia”, a pesar de su convencimiento de la necesidad de que el órgano sea reformado, ya que “no es equilibrado” y no representa “a la mayoría de este mundo”.

La activista, en declaraciones a Efe, reconoció que Uruguay ha sido “muy generoso” en la recepción de refugiados sirios y de exprisioneros de Guantánamo, algo por lo que cree ha dado ejemplo al mundo y que espera asuman como actitud y sensibilidad otros países.

Por su parte, Bradley Freden, el mayor responsable de la diplomacia estadounidense en Uruguay, valoró la “estable” y “muy balanceada” política exterior, con principios basados en lo derechos humanos de un país “sumamente democrático” con diplomáticos en su opinión “muy bien” preparados.

Por delante queda saber si valieron la pena 50 años de espera y si el Uruguay de hoy, igual de pequeño entre los grandes que en 1965, acabará dejando huella y siendo un puntapié en las decisiones por la paz mundial.

Recuerda que puedes recibir las noticias más importantes al momento en tu teléfono, solo sigue estas instrucciones.
Categoría: Mundo | Claves: ONU Uruguay