USA, Aruba, Panamá y Brasil: las historias de las venezolanas que se prostituyen en el exterior

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- La terrible crisis económica, política y social que atraviesa Venezuela ha desencadenado que los venezolanos busquen en otros países algún tipo de alternativa para sobrellevar la falta de calidad de vida.

La prostitución se ha convertido en producto de exportación, el diario Vértice publicó un trabajo de investigación sobre el negocio de las venezolanas en Aruba, Curazao, Brasil, Estados Unidos y Colombia que ejercen la prostitución.

Tal es el caso de Daniela, una joven de 26 años de edad, que empacó sus maletas para “vender caricias” en Aruba con la esperanza de hacer suficiente dinero para que sus dos hijos y su madre enferma puedan comer.

La joven confiesa que junto a otras seis chicas viaja a Aruba trimestralmente para prestar servicios como dama de compañía y prepago en la isla. “Llegamos y nos recibe el ‘encargado’ que nos lleva a apartamentos privados, unos tienen cámaras de grabación que parecen un estudio de televisión, otros están amueblados muy bonitos y tienen licor para los clientes. Hay otro servicio que se presta directo en las habitaciones de la zona hotelera”, contó.

“Cuando empezamos el “trabajo” nos ponemos en cuartos diferentes, bien sexys y nos piden que tenemos que complacer a los clientes y hacer todo los que nos piden. Hay hombres generosos que hablan diferentes lenguas que por lo general no entendemos. Una se pasa una hora o media hora o lo que dure el servicio y luego nos tenemos que asear para recibir al otro”, añadió.

ARUBA MECA DE PROXENETAS VENEZOLANOS

Las venezolanas son “bien cotizadas” en estas islas y el número de mujeres emigran para ejercer la prostitución aumenta con cada día que pasa.

Aruba es la meca de los proxenetas venezolanos que han visto en la crisis y en la abundancia de mujeres dispuestas a vender sus cuerpos en dólares, la fórmula perfecta para llenar sus bolsillos sin esfuerzo propio.

A pesar de que los proxenetas pagan sobornos a las autoridades, en Aruba se ha venido incrementando la deportación de prostitutas venezolanas. De acuerdo a un reporte del gobierno de la capital de la isla, Orangestaad, indica que en los últimos dos meses se han capturado y deportado más de una docena de mujeres venezolanas que se dedicaban a la prostitución.

“La situación se ha puesto difícil para nosotras. Los jefes tienen contactos con ‘chivos’ de allá, pero aun así ya no nos sentimos tan seguras como antes. Yo suelo viajar y quedarme de dos a tres meses para que me rinda. Por lo general, no saco el dinero completo porque me da miedo que luego de haber trabajado tanto me lo vayan a robar. Todos los pagos son en efectivo y es duro cargar tanto billete contigo y llegar a Maiquetía. Aunque nos cuidan — para eso pagamos — solemos tomar precauciones cuando llegamos a Caracas”, contó Rosa María quien también a la prostitución.

OBLIGADAS PARA ENFRENTAR LA SITUACIÓN

La psicóloga colombiana Consuelo Moreno, señala que estas mujeres se ven obligadas a ejercer estos “trabajos” para poder enfrentar la situación del país caribeño. “Cuando hay una crisis como la que se está viviendo en Venezuela, que es específicamente financiera y emocional a nivel de todo el país y, sobre todo, en una sociedad que no estaba acostumbrada a no comer, las personas utilizan lo que sea para salir de la crisis, en un mecanismo de homeostasis (balance)”, explicó.

Para leer el artículo completo por el medio pulse AQUÍ.