Vecinos sufren por el comportamiento de los okupas en Madrid

Por otra parte, los vecinos de Lavapiés afirman que los okupas "cogen la luz de la calle" y que sus excrementos "los depositan en bidones que sacan por la noche y los colocan en un rincón de la calle".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Varios jóvenes comen en plena calle de la vivienda okupada en el barrio de Lavapiés. Crédito: ABC

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- La connivencia de la nueva corporación municipal madrileña para con el movimiento okupa ha traído consigo una gran oleada de quejas de los vecinos que conviven con estos colectivos en sus vecindarios y sufren la peor cara de estos activistas.

Los últimos en recordar al Ayuntamiento dirigido por Manuela Carmena que ya no pueden aguantar más permisividad han sido los vecinos del barrio de Lavapiés, concretamente quienes viven cerca del número 15 de la calle Jesús y María, sede de la okupa. La plataforma del barrio de Lavapiés ha remitido una carta al Ayuntamiento de la capital con el siguiente encabezado: “Buenos días Sra. Alcaldesa. Como todas las semanas, me dirijo a ti para informarte de la otra cara de la okupación, que por desgracia están padeciendo los vecinos del barrio de Lavapiés”.

Tras la rehabilitación, el inmueble fue okupado, lo que ha generado “graves molestias” para los vecinos. Así, la plataforma de vecinos aseguran que hay un exceso de ruidos nocturnos, sobre todo producidos por “la música a todo volumen”, con lo que “impiden el descanso de los vecinos”.

En este sentido, aseguran que la policía municipal ha acudido varias veces para pedirles que bajen el volumen de la música pero no ha habido ninguna respuesta, reseña ABC.

Por otra parte, los vecinos de Lavapiés afirman que los okupas “cogen la luz de la calle” y que sus excrementos “los depositan en bidones que sacan por la noche y los colocan en un rincón de la calle”.

De igual modo, la plataforma vecinal critica la presencia de ratas y la “nula salubridad del edificio y sus inmediaciones”, ya que los okupas “comen y cenan en la acera, sin tirar los desperdicios a la basura”.

Categoría: Mundo | Claves: España