Venezolanos estafando a compatriotas en la búsqueda del sueño americano

En los últimos 6 años, el restaurante OCC ofrecido por Carlos Urbaneja solamente ha abierto una sucursal en Nueva York inaugurada en el 2012 y tras haber recaudado 17 millones de dólares de varios inversionistas.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: ENH

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- De acuerdo con un artículo publicado por El Nuevo Herald, el empresario Carlos Urbaneja está siendo demandado por cuatro venezolanos que lo acusan de haber estafado a al menos una docena de personas que han invertido una cantidad de 17 millones de dólares en supuestos proyectos de franquicias de restaurantes apadrinadas por el conocido presentador de televisión norteamericano Paul Teutul Sr y su marca Orange County Choppers.

“El proyecto consistía en la apertura de una serie de restaurantes bajo el apadrinamiento de la marca Orange County Choppers (OCC). La idea de él fue no vendernos un restaurant como tal sino vendernos participación de la compañía con acciones. Esas Acciones iban a significar que nosotros podíamos tener ganancias por cada restaurant que se abriera”, detalló Gerson Leal, uno de los demandantes, para el diario de Miami.

Por su parte, Gabriel Argüello, otra de las víctimas de la estafa relató que Urbaneja le propuso realizar una compra del 10% de las acciones del holding por una cifra de 400.000 dólares, con la promesa de que el restaurante iba a estar listo para el mes de junio. Pasaron los meses y el negocio nunca empezó. Urbaneja daba excusas por vía telefónica y le recordó que para el mes de septiembre se vencía el plazo para realizar el segundo pago. Argüello, que empezó a sospechar del fraude, se negó a cancelar el segundo cheque y la reacción de Urbaneja fue amenazarlo con emprender acciones legales.

“Viene haciendo continuamente una cosa que en mi país llamamos la pirámide, que aquí en Estados Unidos se le dice esquema Ponzi. Él me quita a mi 400 mil dólares, pasan 6 meses, en el momento que yo vea que no hay nada, se busca a otro inversionista, consigue 400 mil dólares más, me paga a mi entre 100 o 200.000 dólares y trata de mantenerme ahí, interesado en el negocio para seguir buscando inversionistas que van desde la parte baja de la pirámide impulsando a los de arriba para él poco a poco ir sacándolos”, explicó Argüello.

Por su parte, pese a que Carlos Urbaneja no quizó dar declaraciones para ENH, envió un correo asegurando que “la demanda presentada contra mí, mis socios y mis empresas no tiene mérito y hemos presentado mociones ante la corte que buscan desestimar el caso”.

Según el artículo, las acusaciones están siendo investigadas por el FBI.

Para leer el artículo completo haga click aquí.




Categoría: Venezuela