Venezuela busca tomar “como patrón para el ahorro monedas distintas al dólar”

El diputado a la Asamblea Nacional, Jesús Faría, de la Comisión de Finanzas, aseguró que la dolarización "no está planteada", "está absolutamente descartada" y "es inviable en una economía rentista".

Venezuela busca tomar “como patrón para el ahorro monedas distintas al dólar”Autoridades han ratificado que la única moneda en curso legal es el bolívar. Crédito: Alex Urbina/ Sumarium
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Venezuela “busca otros rumbos a través de la integración latinoamericana y los vínculos estratégicos con China y Rusia para ir tomando como patrón para el ahorro internacional monedas distintas al dólar estadounidense”, informó este lunes el diputado por el partido de gobierno a la Asamblea Nacional, Jesús Faría, al descartar la dolarización de la economía.

En el programa Primera Página del canal Globovisión, el diputado fue consultado por usuarios de la red social Twitter sobre si Venezuela pudiera adoptar el Yuan, unidad monetaria de la República Popular de China, para “pulverizar” el dólar estadounidense que se cotiza a más de 400 bolívares en el mercado paralelo. Al respecto, declaró que el país busca “deslastrarse del peso que significa ser apéndice económico de una gran potencia imperial como lo es Estados Unidos y por eso busca otros rumbos”.

“Hay cambios importantes que se están dando en el mundo, donde China adquiere un mayor peso económico y Estados Unidos va en franca decadencia”, sumó.

El parlamentario que integra la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional de Venezuela aseguró que la dolarización “no está planteada” y “está absolutamente descartada”.

Argumentó que ese proceso “no es aceptable” y “sería totalmente inviable” por elementos relacionados con la soberanía nacional, el manejo de las políticas monetarias y por el rentismo que caracteriza a la economía. “Con una economía como la nuestra que depende mucho del petróleo, cuyo precio es muy voluble y volátil, y que nos hace estar permanentemente sometidos a lo que llaman shock externo, no pudiéramos defendernos ante esas alteraciones drásticas que impactan abiertamente en la economía”, explicó.

“Esta planteada la simplificación del sistema cambiario, hay tres tasas de cambio, y una ilegal, hay que simplificarlo e ir progresivamente a uno mucho más manejable”, diputado Jesús Faría. 

Jesús Faría aclaró que tampoco está planteada la unificación cambiaria, pero sí la simplificación del controlado sistema que rige desde 2003. “Esta planteada la simplificación del sistema cambiario, hay tres tasas de cambio, y una ilegal, hay que simplificarlo e ir progresivamente a uno mucho más manejable, algo así como una tasa de cambio controlada y una libre, pero esto sería, bajo estas condiciones, un shock, un impacto”, indicó.

Rechazó que algunos sectores de la economía como el inmobiliario, el de transporte aéreo y el automotriz manejen precios en dólares de manera informal, lo que a su juicio se debe a motivos políticos. “Que se dolarice por los hechos la economía, que el patrón fundamental para el comportamiento, la reflexión, la conducta y la toma de decisiones de cualquier empresario se base en el precio del dólar, pero no de cualquier dólar, sino del especulativo (paralelo) que nada tiene que ver con la realidad, que no refleja ningún tipo de oferta, demanda, está impactando de manera importante la economía y el propósito final es que nosotros lleguemos a finales de año a unas elecciones de la Asamblea Nacional en condiciones más precarias para que se produzca un resultado adverso a la revolución”, refirió.

Insistió que el dólar en el mercado paralelo está causando “un daño muy grave a la economía nacional” y está siendo respaldado “de manera mediática” en un “despiadado ataque contra la moneda nacional por parte de Dólar Today”, que “ha llegado a niveles irracionales”, pero aseguró que el Gobierno está ejecutando “acciones para contenerlo y sobretodo está haciendo lo posible, y lo está logrando, para evitar que sus impactos generen trastornos en el pueblo. Son grandes esfuerzos para garantizar la alimentación, los servicios y consolidar los niveles de empleo”, señaló.

“Nada cambiará que se publiquen las cifras de inflación”

Ante el silencio y hermetismo por parte del Banco Central de Venezuela (BCV), que adeuda las estadísticas del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) correspondiente a los primeros cuatro meses de este año, el diputado Jesús Faría dijo que estas “deberían ser publicadas” en los primeros diez días de cada mes, como lo establece la ley del instituto emisor. “Son absolutamente necesarias y eso no va a cambiar la situación”, afirmó.

Reconoció que Venezuela enfrenta “un problema de inflación serio”, pero que no es responsabilidad del Gobierno que “comerciantes inescrupulosos” cobren “tasas de ganancias de 100, 200, 500 y hasta 1000 por ciento” en la venta de productos de consumo masivo.

Agregó que aunque en 2014 “la inflación aumentó 67%” (según cifras del BCV la tasa cerró en 68,5%), “los salarios se incrementaron 69%”.

Jesús Faría reconoció que el escenario económico de Venezuela es bastante complejo y que “la economía ya no aguanta el peso de la responsabilidad de darle bienestar al pueblo venezolano, de ahí la necesidad de ir a una gran transformación estructural del aparato económico”.

Insistió que la causa de todas las dificultades y distorsiones están relacionadas con la guerra económica por parte de “grupos muy poderosos”, pero desmintió que el Gobierno la esté perdiendo. “Si el gobierno estuviera perdiendo la guerra, ya nos hubieran derrocado (…) si se hubiese pulverizado el salario de los venezolanos y se hubiese llegado a un estado de descomposición social, se registraría una gran protesta popular y un programa de lucha tomaría las calles y eso no existe, a pesar de que no se niega que haya problemas”.

Asegura que “a medida que se vayan acercando las elecciones parlamentarias”, sin fecha aun, la guerra económica que el gobierno denuncia desde hace dos años y que lleva dos leyes habilitantes aprobadas para hacerle frente, “se irá agudizando más, porque hay un objetivo que es derrocar al gobierno”.

Por último, el diputado dijo que el gobierno espera que los precios del petróleo aumenten en el transcurso del año. “Por cada barril petrolero el año pasado el país recibía 100 dólares, en estos momentos recibe 50”.

Venezuela enfrenta una fuerte sequía de dólares producto de la caída de los precios del petróleo, que redujeron a la mitad sus ingresos. El 96% de las divisas que recibe la nación sudamericana provienen de la venta de crudo y derivados. Actualmente, el petróleo venezolano cotiza 47,94 dólares por barril (promedio anual), muy por debajo del promedio de 2014, 88,42 dpb.

Además el país atraviesa por una contracción económica proyectada para este año en 7% por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y registra una elevada tasa de inflación, la más alta del mundo, que el año pasado cerró en 68,5% y que este año podría romper la barrera de los tres dígitos.