Venezuela continúa dando parte a la ONU de sus gestiones en DD HH

En esta sesión se exponen los temas de prevención y atención de temas estructurales de carácter social.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela). Este martes continúa el examen que rinde el Estado venezolano ante las Naciones Unidas, esta vez con el Comité de Derechos Humanos, órgano encargado de monitorear y examinar la implementación y cumplimiento del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP), integrado por 18 expertos independientes de distintos países.

En esta sesión se exponen los temas de prevención y atención de temas estructurales de carácter social.

Isis Ochoa, quien fue la primera ponente, aseguró que los niños en la calle son “un fenómeno” casi erradicado en Venezuela. En este sentido aseguró que realizan una labor de pedagogía política fundamentada en el principio de la corresponsabilidad, y que el Estado tiene 15 años trabajando en ello.

Destacó el carácter gratuito de los Centro de Tratamiento a las Adicciones y afirmó que el país caribeño cuenta con 147 centros e instituciones multidisciplinarias. Asimismo, se refirió a la creación de nuevas misiones y espacios para atender casos de pobreza y ofrecer un sistema de prevención y protección social.

Por otra parte, informó que la secretaría de la Asamblea Nacional recibió una propuesta de Ley de Matrimonio Igualitario, y que se trabajan en su discusión y resolución. 

Sobre el tema penitenciario, Larry Lavoe expuso que el Estado ha logrado avanzar en la consolidación de un Ministerio especializado, que ofrece trabajo y estudio a los encarcelados. Aseguró que no es cierto que las cárceles venezolanas sean las mas violentas del continente, ya que las cifras de episodios de violencia muestran una tendencia decreciente.

Asimismo, desmintió que el régimen penitenciario contemple prácticas de adiestramiento militar y que en esos lugares haya armas y hacinamiento.

Afirmó que la Comisión de DD HH es un órgano colegiado “del más alto nivel” encargado de impulsar la política del Estado en este orden.

Sobre el Poder Judicial, la Magistrada del Tribunal Supremo de Justicia, Marjorie Calderón, se refirió a la elección de jueces en el país. “El TSJ esta consciente de regular la titularidad de los jueces, pero los exámenes para evaluarlos son muy complejos”, dijo.

“Están en proceso 3 concursos públicos y haremos uno más”, agregó, al tiempo que afirmó que “el TSJ es un órgano independiente”.

Clara Vidal, viceministra para los Pueblos Indígenas, habló sobre la Ley Orgánica de Pueblos Indígenas como un salto cualitativo, cultural y social de la comunidad que representa y el Estado. “Con la revolución se ha desarrollado una integración indisoluble cívico-militar, garantía de paz de nuestra patria”, dijo.

También planteó el reto que aún representan los procesos de demarcación. “Hemos entregado 93 títulos de propiedad colectiva, 66.5% del total de las solicitudes de demarcación”, indicó.

CUESTIONAMIENTOS DE VENEZUELA

Por su parte, Rubén Darío Molina se refirió a la denuncia de la Convención Americana y sostuvo que “cada Estado tiene la soberanía de ratificar o no convenios internacionales”.

“Las ONG tienen toda la libertad de acción. Ejercen sin dificultades el derecho a la asociación”, añadió. De igual forma, aclaró que cuando estas instancias entran en el debate político, utilizando los Derechos Humanos como herramienta de oposición, se les responde de la misma forma sin que esto llegue a significar acoso u hostigamiento.

Asimismo, cuestionó las intervenciones del Comité y su carácter de imparcialidad en relación con Venezuela.

Al respecto, el Comité reiteró su respeto a Venezuela y señaló que trabaja de una manera imparcial con todos los Estados del mundo. “Siempre el Comité ha actuado exactamente igual con todos los equipos”, acotó.

En este sentido, el representante Oliver De Frouville repudió que fueron “afirmaciones muy políticas que no entran en el contexto de este diálogo”.

‘Si nosotros somos acusados de formar parte de un complot cómo será para disidentes’, expuso.

ASPECTOS QUE “SE QUEDARON EN EL TINTERO”

De acuerdo con la intervención de los integrantes del Comité algunos aspectos no se expusieron de forma clara, por lo que precisan datos escritos. Al respecto, la Fiscal General de la República, Luisa Ortega, se comprometió a entregar los documentos en el lapso de tiempo establecido por el organismo, que es de 48 horas.

“Hay mucha información que se queda en el tintero, toda va a ser consignada para que ustedes tengan acceso a ella”, dijo.

También invitó a los miembros del organismo internacional a abordar un diálogo “realmente constructivo” para mejorar las políticas en materia de DD HH en el país caribeño y reiteró el interés del Estado venezolano al respecto.