Venezuela dependerá del precio del crudo y del financiamiento chino en 2016

Barclays Capital asegura que Venezuela y la estatal Pdvsa "probablemente podrán pagar sus obligaciones" este año y hasta el primer trimestre de 2016 con la amortización de (el bono) VE16.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El banco de inversión Barclays Capital en sus proyecciones para Venezuela asegura que la nación podría pagar sus obligaciones hasta el primer trimestre del año 2016.

Barclays no cree que el Gobierno haga las reformas necesarias antes de las elecciones. Crédito: Reuters

Sin embargo, los pagos adicionales dependerán del precio del crudo nacional, que promedia 49,31 dólares por barril en lo que va de 2015, y de la capacidad de la República Popular China para continuar financiando a Venezuela.

“Venezuela/Pdvsa probablemente podrán pagar sus obligaciones hasta el primer trimestre de 2016, con la amortización de (el bono) VE16. En ausencia de reformas estructurales, los pagos adicionales dependerán del precio del petróleo y la capacidad de China” para financiar a Venezuela, dijo el banco de británico en unos comentarios que recoge la agencia Reuters en sus perspectivas semanales para América Latina.

En una reciente nota sobre Venezuela titulada: “Contando con los precios petroleros y China”, divulgada el lunes, Barclays revelaba que la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) estaría acumulando divisas en efectivo fuera de las reservas internacionales de la nación para cumplir con los pagos de deuda pendientes para este año.

En lo que va de año la estatal Pdvsa podría haber acumulado 2.000 millones de dólares fuera de los ahorros internacionales, precisó el banco, de un total de 6.000 millones de dólares que el país deberá cancelar a fines de año en pagos de vencimiento de deuda, según Datanálisis.

La entidad británica adelantó también que el Gobierno venezolano podría seguir realizando más operaciones de anticipo con base en el oro monetario de las reservas, así como la búsqueda de otros tipos de financiamientos, para obtener liquidez y amortiguar el déficit de divisas exacerbado por el desplome de los precios del crudo que redujo los ingresos a la mitad.

Además, Barclays señaló en su nota que no cree que el Gobierno de Venezuela haga las reformas necesarias para estabilizar la economía nacional antes de las elecciones parlamentarias, convocadas el lunes por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para el 6 de diciembre del año en curso, y considera que luego del evento electoral el Gobierno podría no contar con el capital político para llevar a cabo dichas reformas.

Venezuela atraviesa por una economía en recesión que podría contraerse este año en un 7%, según previsiones de economistas y organismos internacionales. Además, se enfrenta a un déficit fiscal que calculan entre 18 y 20% del Producto Interno Bruto (PIB) para el cierre de 2015 y a una tasa de inflación, la más alta de América Latina, que aseguran ha superado los tres dígitos en el periodo mayo 2014- mayo 2015.