Venezuela, en manos de una “oposición socialista” y una “tiranía comunista”

La masa opositora no tiene quien los dirija y los políticos opositores parecen no haber entendido que son mayoría ¿Por qué?: “Sencillamente no les interesa”.

Publicada por: el maumaitreb@gmail.com @Mariang_ab

(Redacción Sumarium) – Los venezolanos no han entendido el problema en el que están metidos y quienes lo entienden piensan que van a salir de él sin despeinarse. En exclusiva a Sumarium, el consultor político Pedro Pedrosa asegura que para “recuperar” el país hay que hacer muchos sacrificios que nadie quiere asumir, desde económicos hasta diplomáticos.

A su juicio, el pueblo venezolano tiene el Gobierno que merece y –advierte- parece que será por tiempo indefinido.

“Esta es la clase política más inepta de la historia política. Unos conduciendo el país y otros en tratar de tomar el poder”, asevera.

La revolución socialista -dice- rompió con lo convencional, la legalidad, y dejará secuelas por muchos años en Venezuela y el continente. Para el modelo, la patria es América y es en América donde se propaga.

Para el exoficial de la Armada Nacional, autor del texto Así se exportó la Revolución, la creación de nuevas estructuras de cooperación en la región ha llevado a que organismos tradicionales como la OEA pierdan fuerza al tratar de aplicar alguna sanción, por lo que instrumentos como la Carta Democrática Interamericana han quedado convertidos en letra muerta.

“La Unasur, la Celac y la Alba, son foros de integración regional creados para desvirtuar la OEA. Funcionan en bloque dentro de la OEA para garantizar que nadie vaya a meterse con los gobiernos miembros de esas alianzas”, sesga.

En un país como Venezuela el Gobierno ha podido sustentar un modelo “rentista, populista, demagógico y clientelar”, gastando a manos llenas y generando dependencia en grandes sectores de la población.

“Definido exactamente (el modelo) sería una tiranía comunista: actúa al margen de la ley, es de carácter represivo, y el poder está instaurado sobre la figura de una persona que, a todas estas, no sabemos quién es. Uno no sabe en Venezuela si manda Maduro, Diosdado Cabello o Raúl Castro”, resuelve.

“Pudiésemos decir que hasta la muerte de Chávez (Hugo Chávez) hubo República, pero ya la llegada de Maduro es sucesoral. Maduro llega porque recibe la santa bendición del finado. Hubo una sucesión, una designación. Fuimos a un proceso electoral (…) pero la democracia en ausencia de República es una payasada”, agrega.

¿REVOCATORIO MATA TIRANÍA?

La oposición venezolana reunió las firmas que permitirían activar un referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, pero, según el profesor universitario, modelos como el venezolano se suplantan a través de algo que nadie en la oposición está dispuesto a hacer: “El desconocimiento del régimen y de su institución”.

“Puedes percibir como una especie de alebrestamiento, como que la gente puede dar más (…) porque ya se convencieron de que el chavismo es minoría en Venezuela. Hay un intento aún muy tímido de revelarse contra el régimen, pero no hay una dirigencia política que capitalice eso”, sostiene.

La masa opositora no tiene quien los dirija, y los políticos opositores parecen no haber entendido que son mayoría ¿Por qué?: “Sencillamente no les interesa”.

Según Pedrosa, nadie quiere tomar las riendas de Venezuela en las circunstancias en las que está.

“Son cómplices del régimen. Políticamente no hay oposición de Gobierno, hay un establishment político”, sentencia.

LIDERAZGO OPOSITOR ¿COMPETENTE?

Para Pedro Pedrosa, por sus cualidades carismáticas, Leopoldo López, dirigente de Voluntad Popular y exalcalde de Chacao, pudiese conducir a esa masa opositora, pero está encarcelado, y no “por casualidad”.

Descarta así a la exparlamentaria María Corina Machado, de quien aplaude sus “gestos valientes”, pero critica sus dificultades para comunicar.

“Una de las principales virtudes del político debe ser el poder comunicar, el poder expresar y hacerse entender, y María Corina tiene gestos muy valientes, pero tampoco los sabe capitalizar. Tiene severas limitaciones para poder comunicar lo que ella desearía. De paso, no se atreve a hacerlo, porque todo mundo la identifica como un personaje de derecha liberal, pero ella no termina de reconocerse como tal”, dice.

-¿Y Henrique Capriles?- “Juega un juego muy astuto, pero que a la vez es muy ruin, porque Venezuela no es un país normal (…) en Venezuela el descontento llegó a extremos. Estamos peor que Cuba”. Pedrosa es tajante, Capriles “va en bicicleta y el descontento social va en un carro de Fórmula Uno”.

Aunque Leopoldo pudiese capitalizar ese descontento, para el especialista, en la oposición no hay una figura capaz de sacar a Venezuela de su crisis, aun asumiendo funciones de Gobierno. Argumenta que la evidencia empírica acumulada con los resultados en gestiones de oposición, declaraciones, planes de Gobierno, etc, lo demuestran.

“Absolutamente nadie en la oposición sabe cómo manejar este país. No tienen un plan para hacerlo, porque tampoco tenían un plan para ser mayoría en la Asamblea”, defiende, para rematar: “La oposición es socialista. Concibe la política bajo el fetiche de que el Estado es el generador de riqueza y que el Gobierno la reparte”.

ANARQUÍA

La anarquía tiene su válvula de escape, pero la oposición no se ha dedicado -y aparentemente no tiene la intención- a estremecer seriamente los cimientos del Gobierno y liberarla. “Ocurren un montón de protestas aisladas en distintas partes del país que no terminan de convertirse en un estallido social”, alerta Pedrosa.

“Si no se da una serie de condiciones objetivas para que esa anarquía explote definitivamente y se desborde, seguiremos así hasta que el año que viene haya Referendo Revocatorio”, suma.

Sin embargo, advierte que para salir del chavismo la mejor opción no es el revocatorio, sino una Asamblea Nacional Constituyente.

“La Constituyente, una vez electa, es una dictadura colegiada. Todos los poderes quedan disueltos. Con un referendo vas a sacar únicamente a Maduro”, razona.

Y condena: “Nadie quiere decir que esta es la peor Constitución que hay en el planeta, y de las 28 que hemos tenido en Venezuela. Lo único que ha garantizado es el período más crítico y de crisis más prolongada que ha vivido el país en toda su historia”.

EL HÉROE AUSENTE

La Fuerza Armada es un reflejo del país. Hay de todo: chavistas por conveniencia, por convicción y opositores. Viven y padecen las mismas penurias que el resto de los venezolanos. “No son del generalato”, expone Pedrosa, para quien un golpe de Estado “siempre será una posibilidad”.

Pero sesga: “¿Habrá las condiciones objetivas dentro de la Fuerza Armada para hacer eso?, porque si algo sé yo es que el control de la inteligencia cubana dentro de las Fuerzas Armadas es altísimo”.

Chávez supo diseñar su arquitectura militar en la nación suramericana. Conocía bien las carencias de la institución militar y las supo explotar.

Señala la Agence France-Presse que desde que Chávez, militar de profesión, asumió la presidencia de Venezuela en 1999, las Fuerzas Armadas cobraron un papel preponderante en la política del país. Actualmente, casi la mitad de los gobernadores y el 25% de sus ministros son uniformados.

Algunos críticos y analistas consideran que la base de apoyo de Maduro, cuya popularidad según la encuestadora Datanálisis ronda el 26,8%, no está en la calle sino en los cuarteles.

En este sentido, Pedrosa considera que la oposición no ha entendido que los militares, siendo parte del problema, son también parte de la solución.

“Si Rómulo Betancourt hubiese hablado de los militares perezjimenistas (Relativo a Marcos Pérez Jiménez) como ha hablado esta dirigencia opositora de los militares chavistas, Marcos Pérez Jiménez hubiese gobernado hasta el día de su muerte”, afirma.




Categoría: Venezuela | Claves: Pedro Predrosa