Venezuela está en riesgo de entrar en “una espiral de violencia”

"Hay profundos problemas que amenazan con llevarnos a una tormenta perfecta. Aquí no se trata de quién se queda con un cargo, se trata del país y de que, por lo menos, esto lo encaucemos por vías democráticas y pacíficas".

Venezuela está en riesgo de entrar en “una espiral de violencia”"Aspiro a gobernar como alcalde de Chacao, a hacer la mejor gestión posible y no pierdo ni un segundo pensando en otra cargos o en otras aspiraciones". Crédito: Alex Urbina/Sumarium.
Publicada por: el maumaitreb@gmail.com @Mariang_ab

En el marco de la inauguración de la cancha Chacao nos Une, el alcalde de ese municipio, Ramón Muchacho, se tomó unos minutos para, desde la Plaza Bolívar, conversar con Sumarium sobre el panorama político que envuelve a Venezuela y la responsabilidad histórica que hoy recae sobre la oposición venezolana.

Sin libros ni computadoras, con una franela de la Vinotinto y después de practicar unos tiros libres con los niños de la comunidad, se sentó al pie de la estatua ecuestre del Libertador como cualquiera de los ciudadanos que se paseaban en la plaza durante la tarde del jueves en Chacao.

“Yo sueño con consolidar una obra en Chacao… con hacer una obra que beneficie a nuestros vecinos y que trascienda”, confesó.

“Aspiro a gobernar como alcalde de Chacao, a hacer la mejor gestión posible y no pierdo ni un segundo pensando en otra cargos o en otras aspiraciones. Queremos desatar una competencia sana que redunde en el beneficio de la gente y subir la barra para los demás alcaldes”, continuó.

Hablaba de responsabilidad social y de la importancia de la empresa privada en la consolidación de proyectos en beneficio de las comunidades e indicó que el 98% de los recursos destinados a obras en el municipio provienen de los impuestos de los vecinos y de la empresa privada, ya que el Estado venezolano solo otorga 2% de los recursos, que es lo que establece el situado constitucional.

Todo eso suena muy bonito, sin embargo, magnificando esa idea, falta mucho por hacer, no solo en Chacao, sino en y por Venezuela.

En el caso de este municipio, que Muchacho considera “el epicentro del país”, se registraron en febrero del año pasado las manifestaciones más contundentes y trágicas en los últimos diecisiete años de historia política. Presos, muertos, represión, tortura, censura… así reconoció el mundo a Venezuela durante esos meses, y las consecuencias de esos actos siguen sacudiendo la opinión pública y el piso de un Gobierno que se juega su continuidad por la creciente inestabilidad de sus políticas sociales y económicas.

Creemos que la vía más efectiva y más eficiente para lograr los cambios que queremos es la democrática y el voto.

Señalado por oficialistas y opositores, y con un discurso poco lapidario contra el Gobierno, pero preciso en sus señalamientos, Ramón Muchacho, uno de los opositores más visibles en la escena pública, esgrime ante Sumarium un mapa político con dos finales alternativos al cierre de este año: el del “cambio hacia un país viable y en paz” y el de “la tormenta perfecta”.

UNA MIRADA HACIA “EL COMIENZO”: LAS GUARIMBAS

LA PROTESTA ES LEGAL, “PERO LLEGA HASTA DONDE COMIENZAN LOS DERECHOS DE LOS DEMÁS”

Ramón Muchacho considera que lo sucedido en febrero de 2014 “fue de esas acciones que polarizan a la opinión pública”: “Tuvimos en todo momento una posición sensata, apegada a la ley, pero que hizo que quienes están en los extremos estuvieran inconformes”.

Asimismo, argumentó que si desde el Gobierno se pretendía que la Policía de Chacao, que reglamentariamente porta armas de fuego 9 mm y que “no tiene competencia en orden público”, interviniera en el proceso, pues “no podíamos hacer eso”.

RM: Es violatorio de la ley, de los convenios internacionales y de los Derechos Humanos tener a policías portando armas de fuego en manifestaciones públicas, eso es violación de los Derechos Humanos aunque no las usen. Tenía que ser el Gobierno quien hiciera la labor antimotines y de orden público.

Por otra parte, si desde la oposición alguien esperaba que por ser nosotros opositores al Gobierno íbamos a avalar desórdenes, destrucción, tranca de calles, quemas… pues, también se equivocan. Nosotros somos opositores al Gobierno, pero rechazamos contundentemente la destrucción y las amenazas. Creemos que la protesta es constitucional y es legal, pero llega hasta donde comienzan los derechos de los demás.

CHACAO, EL MUNICIPIO EN “PERMANENTE PROTESTA”

“No hay un municipio de Venezuela donde la gente proteste más que en Chacao, aquí la protesta es prácticamente permanente y diaria”, reconoció el alcalde, quien recordó una pregunta de un corresponsal extranjero durante las guarimbas: ¿Por qué la protesta política en Venezuela es a 500 metros del Country Club?

RM: No necesariamente tengo la respuesta, pero puede haber algunas explicaciones, por ejemplo:

Chacao, para bien o para mal, se ha convertido en el epicentro de Venezuela (…) Una de las cosas que garantiza una protesta en Chacao es visibilidad. Otra cosa es seguridad, no es lo mismo una protesta contra el Gobierno aquí en Chacao a hacerla en el 23 de enero o en Catia. Lo digo con mucho respeto, pero hay condiciones objetivas que son distintas.

La protesta es constitucional y es legal, pero llega hasta donde comienzan los derechos de los demás.

Nosotros respetamos, respaldamos y tutelamos la protesta pacífica en los términos que están en la Constitución y en las leyes, y con la misma fuerza con la que tutelamos ese derecho rechazamos la violencia (…) Si es un vecino de Chacao lo reprochamos y si viene de afuera, peor.

DE LA MANO CON EL GOBIERNO NACIONAL

Para nadie es un secreto que en Venezuela las comunicaciones entre el Gobierno nacional y los gobernadores y alcaldes de oposición no son óptimas, eso es lo que plantea Muchacho. Sin embargo, esto no quiere decir que no haya contacto entre ambos entes.

RM: Durante esa crisis (guarimbas) lo hubo, en algunos casos en términos de amenaza, pero en otros casos en términos de trabajo.

A pesar de eso sí hay coordinación. La Policía de Chacao con el ministerio de Interior y Justicia y con Visipol coordinan permanentemente. La relación de trabajo de la Policía de Chacao es óptima y fluida con el Ministerio de Interior y Justicia, la Policía Nacional Bolivariana, la Guardia Nacional y cualquier otro ente de seguridad del Estado.

“Respetamos, respaldamos y tutelamos la protesta pacífica en los términos que están en la Constitución y en las leyes”. Crédito: Alex Urbina.

PARLAMENTARIAS

Venezuela escribe una de las páginas más importantes de su historia y está en la recta final de unas elecciones, que en palabras de opositores, el Gobierno pretende convertir en “una carrera de obstáculos”.

Hay profundos problemas que amenazan con llevarnos a una tormenta perfecta.

RM: Creemos que la vía más efectiva y más eficiente para lograr los cambios que queremos es la democrática y el voto más allá de la desconfianza hacia el CNE, pero eso no hace que perdamos de vista que esa es la ruta, además, no hay otra donde nosotros tengamos mayor posibilidades de triunfo que en esa. Quienes piensan que la oposición puede lograr el cambio que estamos buscando por la vía de la violencia, se equivocan. Ese es el campo de juego donde tenemos la pelea más desigual.

“El Gobierno va a hacer grandes esfuerzos, tanto el Gobierno como el CNE, por desesperanzar el voto de la oposición”.

EL VOTO: EL 6-D VA A SER UN PUNTO DE INFLEXIÓN

RM: Las elecciones y el voto no son suficientes, pero son necesarios para la democracia, y el poder de elegir en votos libres es consustancial a la democracia. Por el momento político que vive el país esas elecciones son importantísimas. Creo que el 6 de diciembre va a ser un punto de inflexión.

De todas las cosas que se han escuchado en el último año y medio (La Salida, La Constituyente, La Transición, etc.), no hay una sola que nosotros podamos hacer que sea más poderosa y que genere mayores efectos políticos concretos que la elección del 6 de diciembre, es más, empezó a generar efectos desde ya.

Estoy seguro de que a 30 ó 60 días de esa elección, si las encuestas y los estudios de opinión siguen diciendo que viene una importante victoria de la oposición, va a generar efectos políticos de lado y lado, especialmente en el oficialismo, porque habrá más de uno que tratará de salvar su prestigio, su nombre y su reputación.

ZANCADILLAS: DESESPERANZA PARA LA OPOSICIÓN

RM: La paridad de género va en la vía de desordenar y de hacer más difícil los acuerdos de la oposición, pero puede haber cuotas juveniles, puede haber un impedimento del uso de la tarjeta de la unidad… todas esas son amenazas que están.

El Gobierno va a hacer grandes esfuerzos, tanto el Gobierno como el CNE, por desesperanzar el voto de la oposición, por hacernos pensar que no vale la pena votar (…), pero yo estoy convencido de que más allá de todo eso vamos a ir a votar.

Lo más importante del 6 de diciembre es que le vamos a meter un termómetro al país y le vamos a medir la temperatura política a Venezuela, y yo estoy seguro de que ese termómetro nos va a decir que este país cambió, que este país que creyó en un proyecto que le ofreció maravillas, villas, castillos, igualdad social, ayudar a los más pobres y que hoy nos tienen pasando hambre, literalmente… ese país que creyó en ese proyecto el 6 de diciembre va a decir “yo quiero un cambio”.

¿VIOLENCIA OPOSITORA?: “YO NO ME INSCRIBO ALLÍ”

RM: Quienes militamos en los partidos políticos constituidos y en la Mesa de la Unidad Democrática estamos en la vía democrática y electoral.

Puede haber gente que apueste a la violencia y esté en contra del Gobierno, puede haber gente que apueste a la violencia desde el Gobierno, pero nosotros como venezolanos tenemos el reto de aislarlos.

La vida es un valor fundamental. Es inaceptable que alguien se plantee escenarios políticos en donde se asuma que tiene que haber violencia y algunos venezolanos podrían morir o resultar heridos. Eso es absolutamente inaceptable para mí, yo no me inscribo allí.

La oposición tiene un gran reto, y es que nosotros convenzamos a millones de venezolanos que están desencantados y descontentos de que somos, no solamente una oposición, sino una alternativa, de que podemos ser Gobierno nacional y de que estamos preparados para ese trabajo, porque si no, los venezolanos van a quedar frustrados entre un Gobierno que cada vez les gusta menos -según las encuestas 80% siente que no le van a resolver sus problemas- y una oposición en la que probablemente ellos tampoco crean.

¿CUÁNDO VA A LOGRAR ESO LA OPOSICIÓN?

RM: Creo que la oposición tiene cómo hacerlo, lo vamos a lograr y creo que eso se va a reflejar en un resultado electoral positivo el 6 de diciembre.

Nosotros no tenemos los recursos económicos que tiene el oficialismo, no tenemos el poder mediático que tiene el Gobierno -no hay igualdad de condiciones en cuanto a eso-, pero más allá de eso nosotros tenemos una visión de país y un proyecto -o varias, porque la verdad es que la Unidad no tiene una sola visión-.

Durante las dos últimas campañas presidenciales, donde Henrique Capriles fue candidato, se escribieron propuestas que están en la página de la Unidad. Ramón Guillermo Aveledo editó un libro donde condensó esas propuestas.

La oposición venezolana no está recién llegada. Yo creo que la oposición tiene el recurso humano, tiene la materia prima, tiene el liderazgo consolidado; tenemos con qué hacerlo. El resultado lo sabremos el 6 de diciembre, pero yo estoy optimista de que en los próximos meses este proceso de maduración política se va a dar y nos va a llevar una victoria (electoral).

“Los Gobiernos se cambian por los mecanismos que están en la Constitución y la negociación no es uno de esos mecanismos”. Crédito: Alex Urbina / Sumarium.

¿HAY ESPACIO PARA UNA SALIDA DEL GOBIERNO NEGOCIADA?

RM: Los gobiernos se cambian por los mecanismos que están en la Constitución y la negociación no es uno de esos mecanismos. Lo que sí creo es que si se presentara una situación muy difícil y muy compleja en Venezuela, donde hubiesen escenarios estrambóticos, va a hacer falta mucha capacidad de negociación y de conversación y de hacer acuerdos, eso no quiere decir que la negociación o el acuerdo sea para sacar al Gobierno… los gobiernos se caen, los gobiernos renuncian, se desmoronan, esas cosas pasan, pero no como producto de una negociación, sino como consecuencia de otras cosas.

Este país va a necesitar que los venezolanos mas sensatos de la oposición y del oficialismo se sienten a conversar.

Venezuela está en una situación muy difícil, donde si se presentaran escenarios de caos, sea por un estallido social, protestas políticas, asonada militar… este país va a necesitar que los venezolanos mas sensatos de la oposición y del oficialismo se sienten a conversar para darle una salida democrática a esto, para no perder la democracia, para no perder las libertades -que ya están bastante cercenadas-, pero sobre todo para que el país pueda seguir siendo viable y vivir en paz, porque sino, podemos entrar en un espiral de violencia.

UNA “TORMENTA PERFECTA”

RM: No podemos subestimar hoy los grandes riesgos que tenemos de entrar en una espiral de violencia, de desorden o de anarquía. El país está en una aparente calma, pero sabemos que en el fondo hay una profunda escasez de alimentos, una situación cambiaria muy difícil, nadie sabe cuánto vale un dólar en Venezuela -es casi imposible conseguir un dólar en Venezuela-, los problemas sociales parecen agudizarse… ni hablar de la inseguridad.

Ayer enterramos al sexto policía de Chacao que nos asesinan en un año. A todos los han asesinado fuera de Chacao, pero son seis, de 800 son seis, casi el 1% en un año, eso es inaceptable. 

Ya en Venezuela no hay bandas delictivas, sino ‘megabandas’ que usan armas largas y granadas, y que se atreven, no a retar a una Policía Municipal, sino al Cicpc, al grupo BAE, a la Guardia Nacional y a la PNB… eso es lo que estamos viviendo en Venezuela.

Hay profundos problemas que amenazan con llevarnos a una tormenta perfecta. Aquí no se trata de quién se queda con un cargo, se trata del país y de que, por lo menos, esto lo encaucemos por vías democráticas y pacíficas.