Venezuela está lista para la “nueva batalla”, dice Maduro al recordar a Chávez

El fallecimiento de quien propugnó el llamado "socialismo del siglo XXI" y la "revolución bolivariana" fue anunciado el 5 de marzo de 2013 por Maduro, quien ya entonces ejercía como gobernante interino, Nicolás Maduro

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Créditos: VTV

(Caracas, Venezuela) – El presidente Nicolás Maduro, cercado por la crisis económica que atraviesa Venezuela y por las ansias de la oposición de forzar un cambio de gobierno, ha dicho este sábado que Venezuela, en lo que parece una referencia a sus seguidores -solo dos de cada diez venezolanos, según el opositor Henry Ramos Allup- está lista para la “nueva batalla”.

“Tres años de lealtad absoluta, de amor, de lucha y Venezuela continuará la senda de la Revolución Bolivariana (…). Aquí está el pueblo venezolano de pie, listos para la nueva batalla, listos para seguir luchando por la verdadera independencia y la verdadera dignidad”, señaló el Presidente en medio de un acto para conmemorar los 3 años del fallecimiento de Hugo Chávez.

En el foro, participaron los presidentes de Bolivia, Evo Morales; de Nicaragua, Daniel Ortega; de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, así como primeros ministros de Dominica, Roosevelt Skerrit; San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves; Antigua y Barbuda, Gaston Brown; y el primer vicepresidente de Cuba, Miguel Mario Díaz-Canel, informó el Ministerio para el Interior.

Tras este evento, en el que también hablaron líderes cercanos a Chávez como Evo Morales o Daniel Ortega, Maduro asistió al Cuartel de la Montaña, donde se disparó una salva de cañón en honor al “Comandante Supremo” y se realizaron actos litúrgicos de diversas religiones.

LA MENCIÓN A OBAMA

Los diez días de homenajes a Hugo Chávez a tres años de su deceso comenzaron en Caracas bajo el liderazgo de su sucesor, Nicolás Maduro, y junto a algunos de sus colegas de la región, entre ellos los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega; y El Salvador, Salvador Sanchéz Cerén.

Los cuatro mandatarios, más los primeros ministros de San Vicente y Las Granadinas, Ralph Goncálves; y Antigua y Barbuda, Gastón Brown; se dieron cita en un teatro de Caracas, cerca del cuartel donde se instaló la tumba de Chávez, en un acto transmitido en una cadena obligatoria de emisoras de radio y televisión, públicas y privadas.

El vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel, abrió el homenaje recordando que la víspera el presidente de EE UU, Barack Obama, prorrogó la orden ejecutiva que considera a Venezuela una amenaza “inusual y extraordinaria para la seguridad” estadounidense.

Se trata de una iniciativa que adoptó Obama en 2015, “injustificada, desproporcionada y peligrosa”, mediante la cual “una vez más el imperio demuestra que no ha cambiado el desprecio hacia nuestros pueblos”, sostuvo Díaz-Canel.

Obama “ignora el rechazo” que su decreto recibió ya en la Cumbre de las Américas de Panamá de abril de 2015, cuando el gobernante cubano, Raúl Castro, recordó Díaz-Canel, se burló de que “una superpotencia” como EE.UU. considere a Venezuela “una amenaza”.

“Mientras haya un chavista luchando, la Revolución Bolivariana estará en pie”, añadió el vicepresidente cubano y destacó que “los chavistas son millones” y que los cubanos rinden hoy homenaje “al mejor amigo que ha tenido el pueblo de Cuba”.

DECLARATORIA DE GUERRA

Veinte meses después de que él mismo informara de que padecía de un cáncer detectado y tratado en Cuba, del cual hasta ahora no se entregan mayores detalles, Hugo Chávez murió a los 58 años de edad y tras 14 años al frente del Gobierno de Venezuela (1999-2013).

En el mismo “conversatorio”, como el vicepresidente de Venezuela, Aristóbulo Istúriz, llamó al homenaje de hoy, el presidente de Nicaragua recordó que su país ya tildó el decreto de Obama como “una declaratoria de guerra” a toda la región y destacó que el gobernante estadounidense la ha renovado a pocos días de su visita a Cuba.

“Nos están subestimando; están subestimando la fuerza de la revolución bolivariana” y eso “lo hace el imperio y también quienes se están jugando el todo por el todo con sus conspiraciones aquí, en Venezuela”, añadió Ortega.

EVO PIDIÓ “RESPETO”

El presidente de Bolivia reclamó a su vez “respeto para las revoluciones democráticas y pacíficas” de Latinoamérica y alertó sobre las distintas “formas de lucha” de los pueblos para hacer frente a acciones antidemocráticas y desestabilizadoras.

“Si no nos respetan, quiero que sepan que hay otras formas de lucha y ahí vamos a ver quien pierde, si las oligarquías o los pueblos”, advirtió Morales.

Su colega salvadoreño destacó a su vez “la fuerza de la unidad” y recordó que Chávez logró la creación de instancias regionales tales como Alba, Petrocaribe, Unasur y Celac, porque “no solo hay que tener ideas sino capacidad de construirlas con el pueblo en la práctica”, remarcó Sanchéz Cerén.

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas manifestó que Obama es “lo suficientemente inteligente” como para saber que Venezuela “no es amenaza para nadie”, pero alertó que “falsificando la realidad” puede llegar a negarla.

“Si bien no somos los mejores, nadie es mejor que nosotros”, sostuvo Goncálves y sobre Chávez alertó que “quieren borrar su memoria”.

Su colega de Antigua y Barbuda pidió a Maduro ser “tan valiente como Chávez” y mantenerse “firme ante la insensata orden ejecutiva” de Obama, que así busca “socavar la paz y la unidad del continente”.

Brown pidió a Maduro ser también “firme ante quienes intentan socavar la democracia de Venezuela”.

MADURO AGRADECE

Maduro agradeció los discursos, dijo que seguirá siendo leal al fallecido líder bolivariano. El fallecimiento de quien propugnó el llamado “socialismo del siglo XXI” y la “revolución bolivariana” fue anunciado el 5 de marzo de 2013 por Maduro, quien ya entonces ejercía como gobernante interino.

Semanas antes de perder la batalla de casi dos años contra un cáncer del cual todavía se desconocen los detalles, Chávez previó la situación y pidió a sus seguidores votar por Maduro como su sucesor en las elecciones que debieron celebrarse al mes siguiente.

A tres años de ello, Venezuela atraviesa una severa crisis económica, signada por la inflación más alta del mundo (180,9 por ciento) y una grave situación de escasez de medicamentos y productos básicos, y también política con la oposición decidida a adelantar el fin de la gestión de Maduro.

Créditos: EFE