Venezuela, hambre de gloria

Sus oncenas suelen ser ofensivas y les exige buen trato de balón.

Venezuela, hambre de gloriaSanvicente llevará a Chile un elenco compuesto por jóvenes hambrientos de gloria. Crédito: Reuters/ Carlos Garcia Rawlins.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Reuters)- Venezuela viajará a Chile con la mente puesta en Rusia, donde se disputará la próxima Copa del Mundo en 2018. De hecho, su director técnico, Noel Sanvicente, dijo a mediados de marzo que cambiaría “dos títulos de Copa América por la clasificación al Mundial”.

A pesar de que usará la Copa América como preparación para las eliminatorias mundialistas y que el esquivo palmarés de ganar el torneo de selecciones más antiguo del mundo no le quite el sueño, la oncena venezolana ha prometido superar su mejor participación en este torneo, el cuarto puesto logrado en la edición pasada en Argentina.

Si bien Venezuela no llega en su mejor forma (en abril ocupó la casilla 69 en la clasificación de la FIFA) Sanvicente llevará a Chile un elenco compuesto por jóvenes hambrientos de gloria y jugadores experimentados con roce europeo como Juan Arango, Fernando Amorebieta, Roberto Rosales y Salomón Rondón.

Sin embargo, tendrá que reorganizar su zaga (la más batida en la última Copa América junto con Paraguay) porque comparte grupo con rivales de gran poder ofensivo como Brasil y Colombia.

El fútbol ha venido cobrando importancia en Venezuela y la mejoría de su selección así lo acredita. Antes conocida como la “cenicienta” del fútbol sudamericano, la “vinotinto” se ha ganado el respeto de sus rivales en años recientes y, aunque aún no logra subirse al podio, ha demostrado ser un hueso duro de roer.

A pesar de ello, sigue siendo la única selección de la Conmebol que no ha clasificado a una Copa del Mundo y, junto con Chile y Ecuador, de las que tampoco levantaron una Copa América.

EL DT “CHITA” SANVICENTE

Es partidario del clásico esquema 4-4-2 Crédito: Reuters/ Carlos Garcia Rawlins

Sanvicente, el técnico más ganador en la historia del fútbol venezolano, fue presentado a mediados de 2014 en reemplazo de César Farías y su primera declaración fue el clamor de todo un país: clasificar por primera vez a un Mundial.

Ex futbolista de 50 años y con casi dos décadas en el banquillo, Sanvicente es partidario del clásico esquema 4-4-2 y amante de la presión en terreno contrario, justo donde el rival empieza a elaborar su juego.

Sus oncenas suelen ser ofensivas y, como confeso amante del fútbol inglés, les exige buen trato de balón, proyección por las bandas y velocidad en el contragolpe.

Para ello, sus dirigidos deben mostrar su mejor condición física y no perder la concentración en los minutos finales, como les ha sucedido en el pasado.

A pesar de no contar con un millonario plantel como el argentino o brasileño, Venezuela (como nunca antes) tiene jugadores de donde escoger, la gran mayoría militando en el competitivo fútbol europeo, y su entrenador conoce a varios que ha visto crecer desde sus inicios en el Caracas FC.

Créditos: Reuters