Venezuela podría “ser el primer país petrolero en llegar a la hiperinflación”

"Hoy en Venezuela no hay un modelo económico, hay un modelo político que tiene esclavizada, que tiene secuestrada a la economía".

Venezuela podría “ser el primer país petrolero en llegar a la hiperinflación”Luis Oliveros desestima que Veenzuela esté en un proceso hiperinflacionario, pero asegura que abona el camino para llegar a él. Crédito: Alex Urbina/Sumarium.
Publicada por: el maumaitreb@gmail.com @Mariang_ab

No es casualidad que Venezuela sea el único país en la región que tenga controles de cambio y de precio, y además tenga la inflación más alta del mundo. La creciente escasez de productos “hace que el precio de un bien que no consigue sea infinito”, sobre todo cuando se trata de insumos de carácter necesario.

Hoy Venezuela podría estar en el peor de los escenarios económicos, con una producción nacional fuertemente golpeada y reducida a la mínima expresión, y una notable contracción de las importaciones, producto de la merma de divisas.

Finalmente, vemos un Gobierno que carece de políticas antiinflacionarias, con un control de precios que paradójicamente generó la anarquía de los mercados paralelos, inflación y escasez. Ante este escenario, ¿cómo hace una persona que gana sueldo mínimo para hacer frente a la realidad económica en Venezuela?

Con una creciente caída de la calidad de vida del venezolano, una enorme generación de pobreza y un férreo control de precios, el economista Luis Oliveros compara a “este Gobierno” con el de Jaime Lusinchi: “Al final los dos políticos se dieron cuenta de que a los venezolanos no les gusta el control de precios”.

“En Venezuela hay inflación porque el Banco Central está imprimiendo dinero como loco en una economía recesiva, con una política fiscal total y absolutamente irresponsable, donde el Gobierno gasta muchísimo más de lo que le ingresa, y no tiene maneras de financiarlo mucho más allá de llamar a Merentes y decir ‘imprime dinero'”, afirma el economista .

ABONANDO EL CAMINO DE LA HIPERINFLACIÓN

Venezuela no está en hiperinflación, eso hay que tenerlo claro, pero no significa que no vayamos.

LO: Venezuela se está comprando todos los números de esa lotería: está imprimiendo dinero para financiar el déficit; se están indexando los contratos y se están indexando los precios rápidamente a la inflación; tienes una caída monumental en la credibilidad de la política económica del Gobierno; las encuestas hablan de que cuando Maduro anuncia una medida, más del 60 por ciento piensa que va a empeorar la situación; y la última fase, que es en la que pudiéramos estar ahorita, es la caída importantísima de la demanda de dinero.

Los escenarios de hiperinflación es complicado predecir el momento en el cual van a ocurrir. La hiperinflación en Venezuela puede ocurrir en el 2016, puede ocurrir en el tercer trimestre del 2015… depende de que todos los factores empiecen a empeorar.

CARACTERÍSTICAS DE UNA ECONOMÍA DE GUERRA

La economía venezolana está en una recesión como casi nunca en nuestra historia, solamente comparado con el paro petrolero.

LO: Nosotros pudiéramos caer este año 10 por ciento del PIB, eso es lo que cae más o menos una economía que está en guerra.

El problema en Venezuela hoy es que es complicado que una capacidad de mejora ocurra, porque es difícil que los precios del petróleo mejoren. La cesta petrolera venezolana está promediando 49 dólares, el año pasado estábamos en este mismo momento en 97 y no hay perspectivas de que mejore mucho más allá, tal vez llegue a 55, que sería excelente para Venezuela .

El Gobierno tiene que cambiar las reglas del juego en el sentido del manejo de su política económica. Cuando analizas las hiperinflaciones de la región y analizas el momento actual de Venezuela, estamos muy parecidos a ellos. Mucha gente dice que los países petroleros no pueden ir a una hiperinflación, porque la raíz de la hiperinflación es un déficit fiscal gigantesco -como el que tiene Venezuela que está entre 20 y 25 puntos del PIB-.

Al devaluar la moneda, Venezuela obtiene recursos para tapar ese déficit fiscal. El problema es que, si Venezuela empieza a devaluar para tapar ese déficit, pero sigue gastando como loco, los agentes económicos pueden percibir que el Gobierno siempre va a utilizar la devaluación, entonces, estás cambiando la monetización del déficit por la devaluación… al final estás haciendo lo mismo.

Venezuela puede ser el primer país petrolero en la historia que va a llegar a un proceso hiperinflacionario.

TIEMPO PARA INVERTIR Y JUGARSE LA CARTA DEL SIMADI

Con esta situación lo único que no es recomendable es ahorrar.

LO: Para eso tienes tus tarjetas de crédito, habla con un banco para que te de unas líneas de crédito. En este momento lo importante es no diferir decisiones de consumo (invertir en seguros, remodelaciones para el hogar, viajar, etc). Si colocas tus bolívares en el banco, vas a perder una gran capacidad de compra (12 por ciento) con esos bolívares.

Intenta en el Simadi, porque un dólar a 200 te puede parecer muy caro, pero hay cosas que estás comprando con un dólar implícitamente en 400… este tipo de sectores que no le están dando dólares y ellos tienen que ajustar sus precios al mercado paralelo. Trata de comprar dólares a Simadi y así diversificas tu patrimonio.

LAS CIFRAS OFICIALES

La no publicación de las cifras oficiales, ‘es la confirmación de que la situación económica en Venezuela está muy grave’.

LO: La disminución de la pobreza siempre fue el estandarte y la bandera del Gobierno de Hugo Chávez, y la retoma Nicolás Maduro… siempre nos vendieron la idea de que la pobreza estaba disminuyendo ¿Por qué el INE tiene desde el 2013 que no publica las cifras de pobreza? Estudios serios, de gente seria como la de la Universidad Católica o la Universidad Simón Bolívar, y de un investigador de la Universidad Central de Venezuela llamado César Gallo, llegan a la conclusión de que hoy la pobreza está en un nivel superior a cuando llegó Hugo Chávez. Tienes un escenario muy malo de caída de la calidad de vida del venezolano.

Vamos para seis meses que no hay inflación (cifras oficiales); escasez, casi dos años; balanza de pago y PIB, no han publicado cifras, sabemos por fuentes extraoficiales que el PIB del año pasado cayó tres por ciento.

Que el Gobierno no publique la inflación hace que los precios crezcan más, porque tienes una incertidumbre y la gente fija precios en base a cualquier número que le ronde en la cabeza. Muchas empresas fijaban precios o fijaban nómina, fijaban grillé, dependiendo de los ajustes o de la información que les daba el Banco Central. Si Banco Central no te da la información yo puedo decir que la inflación es 180% y a partir de ese dato yo puedo fijar mi precio.

DOLARIZAR ¿UNA SOLUCIÓN?

Es una locura. Los economistas serios no están de acuerdo con la dolarización, porque es la medida más extrema.

LO: La gente que defiende la dolarización solamente te habla de que tus sueldos van a ser en dólares -cuándo lo sacas a 400 eres millonario-, pero no solamente tus sueldos van a ser en dólares, tus gastos también van a ser en dólares, tus deudas en tarjetas de crédito pasan a estar en dólares.

Los que defienden la dolarización no le dicen a la gente lo de sus gastos y lo de que la deuda pública interna venezolana también pasa a dólares y, por lo tanto, la deuda PIB de Venezuela pasaría a 100 por ciento. Si hoy tenemos problemas para pagar la deuda externa, ¿cómo vamos a pagar la deuda interna total también en dólares? ¿Cómo dolarizas en un país donde no hay dólares?… y una pregunta que parece sencilla, pero para mí es clave, ¿cuál es la tasa de cambio implícita con la que le vas a cambiar a todos los venezolanos sus bolívares a dólares? ¿400, 200? A 6,30, todos somos millonarios, pero ¿Venezuela tiene dólares para cambiarlos a todo el mundo a 6,30?

En un país que depende del petróleo como depende Venezuela -su único producto para generar divisas- ¿Qué pasaría con la volatilidad del precio del petróleo?

Vamos a suponer que nos estabilizamos en 80 (dólares por barril), y vuelve a caer el precio del petróleo, automáticamente la cantidad de dinero en la economía tendría que caer, porque tendrías que hacer el ajuste, porque tus reservas internacionales son la cantidad de dólares que tienes aquí.

¿Cómo haces entonces con una recesión de 25 por ciento del PIB? Nos volvemos más pobres. Al final tienes un espejo y es la caja de conversión en Argentina y a ellos les fue muy mal. Caja de conversión y dolarización no son la misma cosa, pero se parecen mucho.

Venezuela es muy mal ejemplo para dolarizar. Los países petroleros no son ejemplos para dolarizar.

En Venezuela hace falta, primero que nada, fortalecimiento institucional. Hoy en Venezuela no hay instituciones independientes… el caso más emblemático: el Banco Central de Venezuela.

El BCV, que no debería hacer lo que está haciendo, es una oficina de asuntos monetarios del Psuv, y en el Banco Central la cantidad de economistas y técnicos de calidad es impresionante, pero el problema no es el capital humano, es quién dirige el Banco Central para que responda a intereses políticos

Para el economista Luis Oliveros, el BCV se comporta como “una oficina de asuntos monetarios del Psuv”. Crédito: Alex Urbina/Sumarium.

COSAS URGENTES POR HACER

Tenemos que ir a un fortalecimiento institucional. Las instituciones son las reglas del juego de una economía.

LO: Hay que hacer un cambio de 180 grados en todas las cosas que se están haciendo: fortalecimiento institucional, garantizarle los derechos de propiedad a los venezolanos y a los extranjeros, garantizar que una persona meta un dólar aquí y pueda ser capaz de sacarlo al día siguiente… obsesionarte con un orden fiscal y un orden monetario.

Adicionalmente, empezar a revisar el esquema petrolero. La ventaja competitiva de Venezuela es el petróleo, vamos a desarrollarlo y a partir de ahí, se pueden desarrollar otras áreas.

En Venezuela siempre hemos tenido el miedo de quitarnos la careta y decir ‘queremos ser un país petrolero’. Desde que, literalmente, Uslar Pietri dijo ‘tenemos que sembrar el petróleo’, la situación en Venezuela ha sido catastrófica, porque hemos hablado de que queremos diversificar nuestra economía… eso es una estupidez.

Tenemos que ser duros en el petróleo, pero además tenemos que arreglar nuestra sociedad. En este país una persona que bachaquea gana más que un profesional… eso no puede ser.

(También, es necesario) acabar con Petrocaribe, son 50 mil millones de dólares en estos últimos años.

La experiencia venezolana nos ha indicado que los boom petroleros hacen que toda la planificación que tenga el Gobierno se eche a perder, porque el Gobierno y los agentes económicos perciben que ese boom va a ser permanente y el Gobierno se da a la tarea de gastar.

HAMBRUNA

Venezuela está montado ‘lamentablemente’ en un colchón de dólares que no te va a permitir llegar a allá.

LO: Yo no creo que los inventarios vayan a llegar a cero. Va a haber respuesta gubernamental, en el sentido de que vas a poder tener algo. Mi escenario no es de catástrofe, mi escenario es de deterioro. La estructura económica de Venezuela no va a dejar que llegues hasta allá.

En Venezuela las expectativas cambian muy rápidamente. Cualquier cambio de política por muy pequeño que sea, si los agentes económicos la perciben como buena, las expectativas cambian notablemente tanto para bien como para mal. En Venezuela hay posibilidades de salir de la crisis de manera, más o menos rápida, pero hace falta un plan de reconstrucción y que haya voluntad política para hacerlo.

Venezuela perdió una oportunidad valiosísima con la bonanza petrolera de cambiar notablemente la estructura económica, lamentablemente estuvimos en malas manos.

EL “ERROR” DE LA CUARTA QUE NO PERMITIÓ TOMAR MEDIDAS ANTES DEL CARACAZO

Carlos Andrés falló en vender las medidas, le dejó a un conjunto de economistas vender un paquete económico que a la gente le parecía como que muy fuerte, y más porque venías de una camisa de fuerza de Lusinchi con un conjunto de controles. Si se hubieran tomado las medidas, tal vez hubiéramos mejorado notablemente.

Hoy en Venezuela no hay un modelo económico, hay un modelo político que tiene esclavizada, que tiene secuestrada a la economía