Juez federal de EEUU rechaza demanda contra Venezuela por USD 100 MM

Abogados que representan a Caracas indicaron que los pagarés eran falsos con firmas falsificadas y nunca estuvieron garantizados por el gobierno

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Ohio, Estados Unidos. AP).- Un juez federal rechazó el viernes una demanda de inversionistas por 100 millones de dólares contra Venezuela en un caso que incluyó acusaciones de fraude, indicios de una conspiración delictiva internacional y referencias a diamantes, bonos basura y un misterioso incendio en una casa en Suiza.

En el centro del asunto se encontraban pagarés de tres décadas de antigüedad emitidos por un extinto banco venezolano que estaba patrocinado por el gobierno.

Abogados que representan a Caracas indicaron que los pagarés eran falsos con firmas falsificadas y nunca estuvieron garantizados por el gobierno.

“La evidencia mostrará no sólo que los presuntos pagarés son falsos, sino también que el demandante busca aprovecharse de un añejo fraude internacional”, dijo Albert Lucas, un abogado de Columbus que representa a Venezuela, en un documento presentado el 27 de enero en el que resume la posición del gobierno venezolano.

El juez Edmund Sargus estuvo de acuerdo. En una opinión de 101 páginas dijo que los pagarés eran fraudulentos e indicó que el “banco en cuestión nunca emitió la deuda y no recibió pagos por ella”.

Sargus presidió un juicio que se extendió casi cinco semanas este año después de que la demanda de Skye Ventures presentada en 2004 sobrevivió a múltiples desafíos legales.

Se dejó un mensaje a los abogados de Venezuela. Chip Cooper, un abogado de Columbus que representa a Skye Ventures, dijo que la empresa aún está revisando el amplio fallo y no podía hacer comentarios de inmediato.

La legitimidad de los pagarés estaba en el centro del caso, que incluyó más de 700 archivos presentados y miles de páginas de documentos.

Skye Ventures indicó que basó su decisión de adquirir los pagarés en una opinión emitida en 2003 por el procurador general de Venezuela y un informe de ese mismo año del Ministerio de Hacienda que decía que los pagarés eran válidos y debían ser liquidados.

Venezuela señaló que la opinión y el informe no eran vinculantes y que Skye Ventures tenía todas las razones para creer que los pagarés eran fraudulentos.

En su respaldo a Venezuela, Sargus hizo notar en su decisión que incluso un abogado de Skye Ventures “creía que era extremadamente difícil decidirse sobre la cuestión de la validez de los pagarés”.

Sargus mencionó que la misma Skye Ventures descubrió evidencia de que los pagarés no eran válidos.

Venezuela señaló que el fraude fue perpetrado por un “notorio delincuente internacional” que, antes de que muriera en un incendio en una casa en Suiza, había sido declarado culpable de delitos relacionados con los llamados pagarés de Bandagro.

Abogados del país también rechazaron las afirmaciones de Skye Ventures de que un grupo afiliado con ese delincuente adquirió tales bonos “a cambio de ‘mucho más’ que 250 millones de dólares, presuntamente en la forma de una combinación no especificada de diamantes, bonos basura alemanes y dinero en efectivo”.

A cambio, Skye Ventures dijo que Venezuela creó una historia “que requiere al escucha creer que existía una conspiración de un rango increíblemente amplio” para crear pagarés fraudulentos y posteriormente engañar al ministro de Hacienda y al procurador general del país.

Antes de que el caso fuera a juicio, numerosos tribunales llegaron a acuerdos en cuestiones relacionadas con la oportunidad del momento en que fue presentada la queja, si Venezuela tenía inmunidad ante posibles demandas y si el caso podría ser juzgado en Estados Unidos.