Venezuela tiene un Gobierno “indolente y mentiroso”

" Estamos viendo las consecuencias de 18 años de ineficiencia y corrupción"

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – A juicio del dirigente político de oposición y exgobernador del estado Zulia, Pablo Pérez, actualmente Venezuela está viviendo las consecuencias de una gestión de gobierno “ineficiente y corrupto” que por 18 años “derrochó, malgastó el dinero del pueblo“.

En un artículo publicado en blog personal, titulado “Entre la escasez y la mentira”, condenó que el Ejecutivo se niegue a admitir las crisis e intente sostenerse en el poder, incluso cuando la comunidad internacional sigue manifestando abiertamente su preocupación por la situación venezolana.

Asimismo, hizo énfasis en la crisis hospitalaria y lamentó que “hagan show” por una entrega de medicinas, cuando esto debería ser una actividad regular de cualquier “gobierno responsable”.

“Hoy más que nunca se necesita un cambio que no sólo devuelva la esperanza, sino que devuelva rápidamente la calidad de vida perdida en la población”, sentenció.

AQUÍ LA TEXTO ÍNTEGRO

Entre la escasez y la mentira

El comportamiento del Gobierno ante la crisis de verdad que es digno de todo un estudio multidisciplinario que pueda darle sentido a tanta indolencia y mentira. Ya perdimos la cuenta de los países que están preocupados por la crisis humanitaria en materia de alimentos y medicamentos, pero el régimen sólo atina a negar que existe una verdadera tragedia.

Casualmente cuando le daba forma a estas ideas basadas en la preocupación que siente cada venezolano por no conseguir medicamentos, incluso los más básicos, leo que la Sociedad Venezolana de Cardiología calificó de “dramática” la escasez de medicamentos para patologías de gran cuidado y riesgo.

Eso refuerza el alerta que mantiene la Federación Farmacéutica de Venezuela que sostiene que el desabastecimiento de medicinas supera 85% y que la peor parte la están llevando los pacientes con enfermedades crónicas y sobre todo los niños que están padeciendo las secuelas de la profunda crisis.

Es inaudito que en un país que tuvo una larga bonanza por los altos precios el petróleo, se estén muriendo venezolanos porque tenemos un Gobierno indolente y además derrochador que malgastó todo ese dinero y ahora estamos viendo las consecuencias de 18 años de ineficiencia y corrupción.

Da pena ajena escuchar o leer las justificaciones que la ministra de Salud da a la opinión pública, con el objeto de negar que exista una crisis y que estén muriendo pacientes porque no hay medicinas. Es imposible que en este mundo globalizado se pretenda negar una realidad que está a los ojos de todos los representantes diplomáticos destacados en Venezuela, pero que además decenas de medios internacionales reflejan en sus trabajos periodísticos.

El sistema público de salud es una calamidad. En el caso del Zulia todo el esfuerzo realizado durante la gestión de la democracia social se acabó, lo destruyeron. Son tan perversos, que hasta hacen un show cuando entregan medicinas en los hospitales, cuando esa es una actividad normal en un Gobierno que sea verdaderamente responsable.

Nadie puede entender como un grupito de irresponsables pretenda sostenerse en el poder, sin importar el daño que sus errores y omisiones estén causando en la población venezolana. Hoy más que nunca se necesita un cambio que no sólo devuelva la esperanza, sino que devuelva rápidamente la calidad de vida perdida en la población. El cambio es indetenible. El cambio es impostergable.
@PabloPerezOf