MCM incansable, “nuestra lucha es épica por las fuerzas que enfrentamos”

"Yo no creo que a un régimen de esta naturaleza se le puedan tolerar sin denunciar prácticas que son contrarias a los derechos de los ciudadanos y a nuestros valores y principios, por el contrario, creo que el país, la sociedad venezolana desesperadamente anhela protección y fortaleza"

MCM incansable, “nuestra lucha es épica por las fuerzas que enfrentamos”María Corina Machado afirma que Venezuela está frente a una emergencia real. Crédito: Alex Urbina / Sumarium.
Publicada por: el maumaitreb@gmail.com @Mariang_ab

(Caracas, Venezuela). El escenario político es cada vez más hostil en Venezuela, en ocasiones la política parece molestar a los venezolanos, porque los argumentos que llevan a una personas a abanderar sus principios están hoy más vigentes que nunca.

No se trata de preferencias políticas, tanto opositores como oficialistas quieren lo mismo: equidad, justicia, bienestar; ambos sectores de la política están seguros y firmes en sus argumentos y eso, lejos de ser motivo de crítica, es digno de admiración. A través de los medios vemos diariamente pasar una caravana de declaraciones de aquellos que ostentan los liderazgos políticos. Algunos venezolanos los aplauden, otros los critican. Lo cierto es que son las manos las que forjan un país, los discursos son meros complementos, alicientes que alimentan convicciones.

En una entrevista exclusiva a la dirigente opositora María Corina Machado, escudriñamos en lo que ella misma llama el “anhelo” de quienes desean un cambio profundo. Si bien muchos venezolanos no se identifican con sus propuestas y su discurso, otros han visto en ella la figura de una mujer valiente que lleva las riendas de un movimiento que no cesa en su lucha por el cambio. Para mal o para bien, forma parte del gran universo de diferencias que es Venezuela.

Con receptividad nos recibió en su despacho, sencilla y presta a emprender la charla. En ocasiones se mostró conmovida, en otras impetuosa y vibrante, con ese matiz que la caracteriza y por el que ha sido objeto de admiración, pero también de críticas. María Corina Machado nos habló de su idea de un país brillante y del proceso de transición, que a su juicio, no tiene marcha atrás.

EL OBJETIVO DE LA OPOSICIÓN

MCM: Lo que queremos es transformar a Venezuela y lo ante posible, y para hacerlo en paz, desde luego, lo que planteamos es una transición ¿Qué es lo contrario de transición? pues, o un quiebre o el continuismo, y las dos cosas, desde luego, pueden ser profundamente costosas y dolorosas en términos violentos para el país.

Es urgente detener el proceso de destrucción económico, social, institucional y moral que está viviendo Venezuela, y yo siento que estamos- nuestras generaciones- frente a la mayor oportunidad histórica de nuestras vidas, porque a pesar de todo el daño profundo, de las pérdidas irreparables de estos 16 años, para mí, de esta dictadura militarista y mafiosa, como sociedad hemos aprendido muchísimo y como individuos también, y tenemos la posibilidad de construir una Venezuela distinta; eso es lo que queremos, el cambio del régimen.

No basta con cambiar la Asamblea Nacional, o un Poder Público, ni siquiera al presidente. Eso es lo que quieren hoy el 80 por ciento de los venezolanos.

EL TRABAJO DE LA UNIDAD

S: ¿La MUD ha hecho su trabajo?

MCM: Creo que todos los ciudadanos podemos hacer mucho más. Nuestra lucha es épica por la magnitud de las fuerzas que enfrentamos. Yo creo que las cosas hay que llamarlas por su nombre y en Venezuela hay una dictadura militarista y mafiosa que, además, tiene vocación totalitaria, como lo ha denunciado la propia iglesia católica. Eso significa que esto no es una lucha electoral, ni siquiera política nada más. Yo lo he calificado como una lucha existencial que nos involucra a todos los ciudadanos.

Creo que estamos frente a un momento en el cual lo que está en juego en Venezuela es la República, ya no es la democracia- que, desde luego, no existe- es la propia República.

Cuando tú en una nación sacrificas la soberanía nacional y la soberanía popular que son indisolubles, lo que estás es desmantelando la República, y pregunto, ¿cómo está la soberanía nacional? Mira lo que está ocurriendo, desde con Guyana y el Esequibo, hasta la penetración de grupos irregulares en nuestro territorio, hasta la venta a futuro de Pdvsa y la destrucción de Pdvsa, porque de hecho, a Pdvsa la están convirtiendo en un instrumento criminal, en una organización criminal para hacer actividades delictivas, y mira cómo está la soberanía popular, las dos dimensiones de la República.

Yo valoro lo que ha sido la lucha y la resistencia de estos años. Ahora estamos cerca de ese proceso para lograr la transición y debemos, incluso, trabajar con mayor fuera y coordinación.

MARÍA CORINA MACHADO ¿UNA DE LOS SEÑALADOS RADICALES DE LA OPOSICIÓN?

S: ¿Usted está dentro de los criticados líderes radicales?

MCM: A mí el Gobierno me ha llamado de todas las formas posibles, y críticas, todos los días, y mucho más que críticas: me han caído a golpes, me fracturaron la cara, me han iniciado procesos judiciales, han atacado a mi propia familia, me sacaron a patadas y a la fuerza- Diosdado Cabello- de la Asamblea Nacional ¿Qué más me van a poder atacar o decir? Yo llamo las cosas por su nombre, y creo que al final esta sí es una lucha a fondo, de ahí es donde viene la palabra radical, significa que es de raíz, y si eso significa que mi lucha es por los principios, la respuesta es sí, mi lucha es por los principios.

Yo no creo que a un régimen de esta naturaleza se le puedan tolerar sin denunciar prácticas que son contrarias a los derechos de los ciudadanos y a nuestros valores y principios, por el contrario, creo que el país, la sociedad venezolana desesperadamente anhela protección y fortaleza.

(Los) ciudadanos aspiran posiciones también de firmeza por parte de sus dirigentes políticos, aunque ello implique enormes riesgos.

EL CLAMOR DE UN PUEBLO ENARDECIDO

S: ¿Siente que la han dejado sola en la “lucha” que describe?

MCM: Nunca me he sentido tan acompañada como ahorita. Yo voy por la calle y tú no te imaginas (silencio). Hay algo que me conmueve. (Voz entrecortada) A veces siento que Venezuela es un país en llanto. Yo voy por la calle y se me acercan hombres, se me vienen encima, me abrazan y se ponen a llorar… como bebés. Por eso, yo hoy siento que los venezolanos entendemos el drama, el riesgo de lo que vivimos, y sentimos esa necesidad de conexión.

En ocasiones quisiera escuchar posiciones, si se quiere, más firmes o más claras por parte de algunos dirigentes, pero no solamente del sector político, yo creo también que de otros sectores de la sociedad.

Tengo un enorme respeto y una enorme admiración por la sociedad venezolana. Esta lucha es extraordinaria. Esta gente que está en el poder lo ha tenido todo, controlaron todos los Poderes Públicos: controlaron el Poder Judicial, la Asamblea Nacional, el CNE, el Ministerio Público ¿Cuántos medio de comunicación quedan realmente independientes hoy? o dime tú si el ejercicio del periodismo no es hoy un acto de heroísmo.

Penetraron las Fuerzas Armadas, no las controlaron porque ahí hay una enorme reserva moral. Controlaron todos los recursos, desde el Banco Central, hasta Pdvsa que la tienen arruinada, y aún así, no lograron doblegara a la sociedad venezolana.

Sí, hay veces que yo quisiera sentir que hay más voces que enfrentan y denuncian la naturaleza real del régimen, pero como sociedad me siento muy orgullosa. Mira a nuestros estudiantes, esos chamos no crecieron en democracia, pero han arriesgado su vida por sus valores; mira a la propia iglesia católica que ha fijado posiciones firmes, lúcidas; los sindicatos; los periodistas que siguen en pie.

Me siento muy orgullosa de la forma como los venezolanos hemos enfrentado este régimen, que no nos lograron doblegar y, por eso, yo estoy segura de que la transición ya está en marcha.

LA POSIBILIDAD DE HACER HISTORIA

María Corina Machado, fundadora del partido Vente Venezuela. Crédito: Alex Urbina / Sumarium.

S: ¿Tienes aspiraciones de ser la primera presidenta de Venezuela?

MCM: Siempre lo he dicho, sueño con la posibilidad de servir en mi país como la primera mujer presidente, pero tengo algo muy claro: en este momento lo fundamental es entender que necesitamos crear una unión y una alianza de toda la sociedad. Lo que nosotros hemos planteado como un acuerdo, y en su momento lo llamamos el Acuerdo Nacional para la Transición, con las ideas de todos.

EL ACUERDO PARA LA TRANSICIÓN: LA MANZANA DE LA DISCORDIA

S: ¿Qué pasó con ese acuerdo?

MCM: Tanto poder y fuerza le dio el régimen que metió a Antonio Ledezma preso utilizándolo como argumento para disuadir.

¿Qué es el acuerdo Nacional para la Transición?

Es decir: señores estamos frente a la debacle. Venezuela está en emergencia real. Yo he hablado de crisis humanitaria desde hace varios meses, y había gente que me decía: bueno, pero eso puede resultar exagerado. Mira cómo está el país. Mira cómo está Venezuela parada en estos días, cómo está el sistema de salud pública, cómo están los servicios públicos, cómo está la seguridad ciudadana y el orden público. Cuando hay zonas del país donde le lanzan granadas a la Fuerzas de Seguridad del Estado, entonces, ¿de qué estamos hablando? Es una crisis humanitaria que requiere respuestas de emergencia.

Nosotros sabemos cómo resolver el problema de la luz, cómo poder resolver el problema de la vialidad, cómo generar empleo en Venezuela, cómo atender la educación y el emprendimiento.

Lo que también sabemos es que este Gobierno no lo va a hacer. Maduro es incapaz de poner en práctica y tomar las decisiones, porque requieren confianza y ya nadie tiene confianza en él, ni sus propios seguidores. Por eso es tan importante este planteamiento, lograr una cuerdo ¿Te acuerdas cómo fue el Punto Fijo en su momento? logró poner de acuerdo a líderes que, además, tenían profundas diferencias entre ellos, pero tenían una visión de sociedad, sobre todo el anhelo de lograr una sociedad democrática, justa, solidaria, que es lo que hoy queremos los venezolanos y que lo vamos a lograr.

LAS TAMBALEANTES ELECCIONES PARLAMENTARIAS, LA VENTANA PARA UNA NUEVA ERA POLÍTICA

S: ¿Cómo evalúa el retraso en informar la fecha para las parlamentarias? y ante la desconfianza en las instituciones ¿cómo puede haber disposición a someterse a elecciones?

MCM: Tú sabes que Fidel Castro dijo una vez en el año 2001, aquí, estaba en Margarita: las revoluciones solo hacen elecciones cuando están seguras de que las van a ganar, y ellos saben, los que están en el poder, y en particular los cubanos, que hoy no ganarían una elección ni de reina de carnaval ¿Es así o no?

La gente está desesperada, la gente quiere un cambio profundo, sobre todo las mujeres y los jóvenes, pero las madres, porque entendemos cuál el futuro que representaría para nuestro hijos de continuar este desastre. Es una sociedad dependiente, sin alegría, sin futuro, así se sienten los jóvenes también.

Esta gente se tiene que ir, pero como nosotros somos demócratas, se tienen que ir democráticamente, y las dictaduras se enfrentan todos los días en todos los planos democráticos, incluyendo el plano electoral, pero sin chuparse el dedo.

Ahí tenemos el 2013, ¿o es que alguien duda que nosotros ganamos? todos sabemos que ganamos. Ahora, ¿qué ocurrió? todo este sistema perverso que, a pesar de que logramos una victoria electoral, no se concretó una victoria política. Por eso yo he insistido siempre que tiene que haber primero la derrota política del régimen ¿Cómo se logra eso? con movilización, con protesta, con denuncia, con la gente en la calle cívica y pacíficamente, sin miedo, sin callarnos.

EL PAPEL DE LOS LÍDERES POLÍTICOS

MCM: Para que la sociedad reaccione los primeros que tenemos que asumir esa primera fila con los riesgos que implica somos sus dirigentes políticos, y eso es lo que el país reclama ahora, dirigentes y líderes dispuestos a arriesgarse, porque al fin y al cabo, estamos enfrentando un régimen en una fase terminal.

Han destruido Venezuela. Allí está lo que hoy es el gran desafío para nosotros.

DESCONFIANZA

No creo en el CNE como no confía la inmensa mayoría del país ¿Cómo podemos confiar en un CNE que en 24 horas avaló no se cuantos millones de firmas en contra del decreto, ¿quién puede creer eso?, pero una cosa es no confiar en el CNE como institución, como organismo, pero sí creer en el voto como instrumento de lucha, y allí está para mí la gran sabiduría y el gran aprendizaje de estos años. Nadie cree en el CNE pero sí creemos y queremos que nuestro voto elija y para eso hay que luchar. No basta con ir a votar.

UNA RESPONSABILIDAD COMPARTIDA

MCM: Esto no depende de una o dos o 50 personas. Leopoldo y Antonio, Daniel, los estudiantes presos están luchando y son un ejemplo y son una inspiración con un costo inmenso para ellos y su familias, y para todos los que los apreciamos.

El mundo finalmente asume la naturaleza que hay del régimen en Venezuela. Lo que nosotros hemos visto en los últimos meses, desde enero hacia acá, donde exjefes de Estado, senadores, diputados, periodistas, vienen a nuestro país; donde parlamentos del mundo entero se solidarizan con la lucha que nosotros estamos dando; donde por primera vez cancillerías asumen esas posiciones. Esto es algo que no tiene precedente.

El mundo entero hoy dice: en Venezuela hay presos político, en Venezuela hay tortura, en Venezuela no hay separación de poderes, en Venezuela hay persecución a la prensa, en Venezuela se desconoce la soberanía popular. Además, el mundo reconoce que en Venezuela se está configurando un narcoestado o un Estado mafioso y comienzan a entender la naturaleza de nuestra lucha.

Eso era inconcebible hace unos meses, y eso es un gran logro ¿Por qué? no porque nosotros pensemos que la comunidad internacional va a resolver nuestros problemas, no, la lucha es aquí.

Ahora, esta presión internacional tiene que estar acompañada por la presión ciudadana en la calle. Lo vimos el 30 de mayo, fue algo extraordinario, más de 30, 35 ciudades en Venezuela y alrededor del mundo. Entonces, a pesar del miedo, de la intimidación… los ciudadanos salimos.

A mí me emociona cuando yo recibo mensajes del mundo entero y dicen: la lucha que están dando los venezolanos es una inspiración para nosotros. Creo que eso es algo extraordinario, a veces estamos tan metidos que no nos damos cuenta cómo realmente sí estamos avanzando.

MEDIDAS DESESPERADAS

La dirigente opositora en su oficina en la sede de Vente Venezuela. Crédito: Alex Urbina / Sumarium.

S: ¿La huelga de hambre es un mecanismo para motivar a ejercer a esa presión ciudadana?

MCM: Es desde luego una acción desesperada, pero es que el país está en una situación desesperada, y a todos nos atormenta lo que está pasando con la salud de Leopoldo, de Daniel y más de sesenta personas que están en huelga de hambre en el país y en el extranjero.

Lo procedente en este caso es que el régimen entienda que ya no puede salirse con la suya y que tiene que actuar con un mínimo de responsabilidad, no de humanidad, porque no los creo capaces de eso, pero de responsabilidad y sensatez, y entender que el mundo entero está muy pendiente de la salud de Daniel, de Leopoldo, de los jóvenes… de todos aquellos que hoy están dispuestos a arriesgar su propia vida por nuestra libertad.

LA LLAMADA “TRAICIÓN” DENTRO DE LA OPOSICIÓN

S: ¿Ha tenido la oportunidad de hablar con Ricardo Sánchez, luego de que asumiera posturas contrarias a la oposición?

MCM: No, y no quiero hablar con él.

Creo que es una persona que te traicionó a ti, que traicionó a cualquier ciudadano, porque al fin y al cabo, cuando eres diputado representas a todos: los que votaron por ti y los que no votaron por ti. Eso es lo que establece la Constitución. Yo estoy al servicio de todos los venezolanos. Yo hice un compromiso de arriesgar, si fuera necesario, mi vida, y no hacerlo, no defender los valores, las ideas que yo les planteé a los venezolano para que confiaran en mí, sería una traición a ustedes.

LA REVOLUCIÓN DE LAS MUJERES Y EL NACIMIENTO DE UNA NUEVA GENERACIÓN

S: ¿Están Lilian, Mitzy y Patricia forjando nuevos liderazgos políticos?

MCM: De hecho son, y todo aquel que defiende sus derechos políticos como ciudadanos, son y ejercen liderazgo, y si hay algo extraordinario que yo he visto de los meses de las protestas del 2014 en adelante, es como han surgido miles y miles de líderes en todo el país, es algo conmovedor: muchísimas personas que nunca pensaron dedicarse a la política o al servicio público, y que hoy lo hacen desde distintas perspectivas .

Ellas como esposas, además de ciudadanas, están dando un testimonio de vida conmovedor e invalorable por la lucha de los Derechos Humanos, pero además, yo me siento muy orgullosa como mujer por la fortaleza de espíritu con que ellas han asumido la angustia de sus familias.

FELIPE GONZÁLEZ Y LAS VOCES QUE DESDE EL EXTERIOR SE VUELCAN HACIA VENEZUELA

S: ¿Hay lago que pudiera adelantar sobre la visita de otros exmandatarios o senadores extranjeros para participar en la defensa de los presos políticos?

MCM: Hay un proceso extraordinario que ha ocurrido a raíz de la visita de los tres expresidentes el 26 de enero.

En esa visita de enero nosotros logramos coordinar varios encuentros, unos fueron con periodistas y personas de los medios de Caracas y del interior relatando cada uno sus historias.

Por otra parte hubo una reunión con la madres de los presos políticos y los torturados. Vi al presidente Piñera llorar, con los ojos aguados frente a los testimonios de los padres de los muchachos en “La Tumba” o los que han sido agredidos.

Eso fue algo que a ellos les cambió las perspectivas de lo que ocurría en Venezuela, y de alguna manera creo que eso se transmitió, esa energía y esa conciencia, en el sentido de que un demócrata no puede ser hoy indiferente frente a lo que ocurre en nuestro país, porque eso es complicidad.

Y creo que ese mensaje, fíjate como se irradió, se creó idea, la iniciativa democrática de España y las Américas, que fue quien propuso la primera declaración en el marco del encuentro en Panamá, en la Cumbre de las Américas. Allí se expuso la declaración de Panamá firmada por 34 expresidentes. Eso dio pie a una segunda visita con un segundo documento la semana pasada, donde los presidente Pastrana y Quiroga dieron a conocer la declaración de Caracas.

Estamos viviendo una dinámica que no era concebible antes, de modo que creo que hemos logrado muchísimo y que el trabajo que están haciendo los familiares de las víctimas y en general la sociedad venezolana, ha generado un cambio dramático a nivel de la opinión pública internacional.

EXPECTATIVA: LA REUNIÓN DEL PRESIDENTE VENEZOLANO CON EL PAPA

S: La reunión del papa con el presidente Maduro no se dio, pero el Gobierno afirma que se va a dar ¿cree que haya miedo del Ejecutivo por la exigencias que puedan venir de allí?

MCM: Tú te imaginas todo lo que hizo Maduro para conseguir esa entrevista ¿Por qué? porque es un Gobierno o un régimen absolutamente desprestigiado, deslegitimado, Maduro está en su punto de mayor debilidad e ilegitimidad; con las facciones del régimen en pugna brutal, digan lo que digan, todos los sabemos. Al final eso pasa con los pactos de mafia, lucen estables pero en el fondo son muy frágiles, porque sus intereses son contrarios, y como ahora hay menos que repartirse, pues, entonces se lo pelean con mayor avidez.

Maduro pensó que iba a ser un espacio de legitimación, pero se transformó en un momento de escrutinio y de exigencia. Hay que reconocer que el papa Francisco ha actuado en materia de los pobres y de los Derechos Humanos en América Latina de forma activa, vimos cuál ha sido el rol del Vaticano en Cuba. Yo creo que frente a esta presión, en particular el tema de los presos políticos y la violación de los Derecho Humanos, Maduro prefirió, una vez más, evadir la realidad.

Ahora, tú me dirás, ir a la FAO a ser reconocido por la situación de alimentación y de nutrición del pueblo de Venezuela cuando todos sabemos lo que estamos pasando los venezolanos, sobre todo los venezolanos más humildes para comer. Eso es un cinismo que yo creo que ni que entrara de rodillas en San Pedro iba a poder limpiar.

VENEZUELA FRENTE A DOS CAMINOS Y UNO POR ELEGIR

S: Imaginemos dos escenarios, uno en el que se den las parlamentarias y otro donde se pospongan ¿Qué le esperaría a Venezuela frente a cualquiera de estas dos realidades al final de este año?

MCM: A los venezolanos nos espera una transición a la democracia pronto.

Los venezolanos tenemos la responsabilidad histórica de que esta transición, que está cercana, sea democrática y pacífica. El régimen no es sostenible. A Maduro lo único que le queda a estas alturas es represión y, desde luego, nosotros tenemos que asumir que tenemos la fuerza para lograr que esa transición sea a la democracia en paz ¿Qué nos espera? ¿Qué viene después?… la reconstrucción de Venezuela.

Los campos venezolanos son desiertos, las zonas industriales son chiveras, pero el talento, la energía creadora acumulada es tan grande. Esa energía creadora está en todos los venezolanos ¿Qué necesitamos? confianza. Confianza en las instituciones, en el país y en nosotros mismos, y esa es la esencia del proceso de transición.

Allí en el Acuerdo Nacional para la Transición hay una agenda político institucional, una agenda económica, una agenda social. Sabemos lo que tenemos que hacer, y yo sé que Venezuela en el corto plazo va a empezar a recuperarse.

“LO QUE TENEMOS QUE HACER”

S: ¿Cuál es el paso que corresponde dar? ¿Qué es “eso” que saben que deben hacer?

MCM: El plano económico es lo que a mí menos me preocupa, porque el déficit acumulado de cosas por hacer en el país, desde infraestructura, puertos… es tan grande todo lo que está por hacer que cuando tú das una pocas señales de que hay sostenibilidad, tú veras como los recursos llegan.

Pero lo fundamental es la confianza, la confianza en que habrá una reinstitucionalización del país para que el que invierta no se lo quiten; para que no haya revanchas ni cacería de brujas entre nosotros, sino justicia; para que haya respeto de quienes estén en el poder a los procedimientos, a la ley y a la gente; y lo más importante de todo, con el ejemplo nosotros tenemos que demostrar que estamos dispuestos a la reconciliación del país.

Una experiencia para la reflexión

Crédito: Venprensa.

Cuando a mí me fracturaron la cara del golpe en la Asamblea Nacional, yo pensaba de regreso a mi casa ¿cómo le explico esto a mis hijos? y mi hija mayor cuando me ve llena de sangre no se atrevía a tocarme, y lloraba. No podía creer lo que me había pasado dentro de la Asamblea Nacional defendiéndola a ella y a ustedes, como es mi deber, y en eso vino mi hijo más pequeño, Enrique, y cuando me vio, como todo hijo varón, lo primero que salió a decirme fue: ¡¿Mamá, dónde vive esa señora?! Esa fue su reacción, defender a su mamá, y le dije: no, hijo, por ahí no es.

Me propuse transformar esa indignación, esa rabia de mi hijo en compasión y perdón, y no hablo de impunidad, porque sin justicia no puede haber paz ni libertad. Pero nosotros, los que más hemos sido golpeados, perseguidos, amenazados, somos los primeros que tenemos que dar con nuestro ejemplo la demostración de que vamos a unificar Venezuela. Eso fue lo que se propuso este régimen como todo régimen totalitario: dividirnos, fragmentarnos, que cada quién se mire a sí mismo y que no te duela la injusticia a tu hermano, a tu compañero como si te la hicieran a ti misma, y ese es el gran desafío que tenemos por delante.

LO QUE PROPONE MARÍA CORINA A LOS VENEZOLANOS QUE SE IDENTIFICAN CON “ESA RABIA”

MCM: Yo los entiendo, hay muchas razones para sentir indignación, pero esa fuerza y esa energía tenemos que canalizarla para transformar al país. Asumir con orgullo y convicción que sí tenemos la fuerza, que somos enormemente poderosos como sociedad, y yo estoy segura que muy pronto vamos a ver a esa nueva Venezuela, y lo que yo he llamado el milagro venezolano, que no es el que le estamos pidiendo a papá Dios, no, tendremos su bendición… (sino) el que vamos a hacer con nuestras manos, con nuestros corazones, con nuestro talento de convertir a un país que está en la ruina en una Venezuela vibrante, productiva, justa, libre, segura, digna… muy pronto.