elnuevoherald

Venezuela: una voz de alarma

El senador Rubio pidió un apoyo mayor del gobierno norteamericano a López y Ledezma, con una implementación más amplia de la ley de sanciones contra funcionarios venezolanos corruptos.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Nuevo Herald) – El senador Marco Rubio ha dado una voz de alarma al señalar que el opositor venezolano Leopoldo López podría ser condenado próximamente en un juicio “controlado por el régimen de Nicolás Maduro”.

Rubio hizo el comentario en una reunión en Washington con Lilian Tintori y Mitzi Capriles, esposas de los opositores encarcelados Leopoldo López y Antonio Ledezma, respectivamente.

En la reunión también participó el senador Robert Menéndez, quien expresó su apoyo a los presos políticos “detenidos injustamente” por el gobierno de Nicolás Maduro.

El senador Rubio pidió un apoyo mayor del gobierno norteamericano a López y Ledezma, con una implementación más amplia de la ley de sanciones contra funcionarios venezolanos corruptos, que la Casa Blanca aprobó en marzo y que despertó una ola de rechazo no solo entre los chavistas en Venezuela, sino también en muchos gobiernos latinoamericanos. Esencialmente, el rechazo se debió al lenguaje empleado en la ley, en la cual se considera a Venezuela una amenaza para Estados Unidos. Pero el gobierno de Washington aclaró que se trataba de una fórmula retórica y restó importancia a las quejas de Maduro, quien afirmó que en Estados Unidos se gestaba una agresión contra el país sudamericano.

En realidad quien está gestando una agresión contra Venezuela es el propio régimen de Maduro, que sigue hostigando a sus opositores y asfixiando a la actividad económica privada. El asalto contra la libre empresa se acaba de evidenciar lamentablemente en la reciente caída del bolívar en el mercado negro, donde cerró el miércoles a 300.72 bolívares por dólar estadounidense, después de un discurso del líder bolivariano en el que anunció que iba a implementar nuevas medidas en su ofensiva contra la “guerra económica”. Maduro insiste en que el empresariado nacional está enfrascado en una guerra económica contra el gobierno, utilizando estrategias como el acaparamiento de productos y la manipulación de los precios. En el escenario de desastre nacional, hay que echarle la culpa a alguien.

Estados Unidos es el principal cliente petrolero de Venezuela y su primer socio comercial en el hemisferio. El gobierno norteamericano puede hacer más por la defensa de los derechos humanos en el país sudamericano.

Del mismo modo que los senadores Rubio y Menéndez acaban de denunciar el injusto encarcelamiento de los opositores López y Ledezma, el gobierno de Washington debe aumentar la presión sobre Caracas y exigir la liberación de los presos y el respeto a los que se oponen pacíficamente al régimen. Hay que defender más enérgicamente a López, Ledezma y a todos los que el chavismo ha castigado por luchar por la libertad.

Categoría: Opinión | Claves: Opinión